Las 10 ciudades que más sorprenden a los viajeros II

Tal y como comentamos la semana pasada son muchas las ciudades que son eclipsadas por otras debido a su historia o cercanía pero que son auténticas joyas que merecen ser visitadas por todo viajero que se precie.

Vamos a repasar algunos de esos ‘otros’ destinos cargados de magia y sorpresas para los turistas que decidan desviarse de su camino para conocer más allá de lo ofrecido en las principales rutas turísticas.

Sao Paulo: Eclipsada, en este caso, por Río de Janeiro, destaca por ser el mayor centro de negocios de toda América Latina. Con una sobrepoblación que descomumal es un foco de contrastes de lo más interesante de todo el país carioca. A nivel estético, a través de sus distintos distritos es capaz de fundir el estilo colonial con los rascacielos más modernos. Y es que sus primeras construcciones datan de 1554. Centro de llegada de inmigrantes de todo el planeta posee un color especial debido a la mezcla de culturas, religiones y, quizás lo más gustoso para el viajero, tradiciones gastronómicas.

Carmen de Patagones: Al sur del sur de la provincia de la capital argentina encontramos esta agradable e inesperada sorpresa. Lo es por la conservación de su casco viejo en la barranca del río Negro, donde los vestigios coloniales se agolpan entre sus museos, bares y casas. Si puedes pasar por allí es obligatorio disfrutar de la ciudad desde el río o desde Viedma, la capital de Río Negro. Vale mucho la pena.

Ciudad del Cabo: Conocida por ser la capital cultural de Sudáfrica es quizás la ciudad más europea de todo el continente negro. No obstante los habituales y sorprendentes contrastes que se producen en este país tienen en esta ciudad una parada preciadísima. Su bello distrito portuario, su casco histórico y comercial y, de nuevo, su más que interesante oferta gastronómica la convierten en un ‘must’ para los viajeros a Sudáfrica.

Bendigo: Una de las ciudades quizás menos conocidas para los de acá arriba del continente australiano. Aunque ahora ha perdido toda su grandeza fue una de las capitales del periodo victoriana en Australia. Desde aquel momento se convirtió en un punto de recepción de inmigrantes de primer orden, con la riqueza cultura que esto supone siempre a estos territorios. Las nuevas edificaciones, la gran comunidad china y su legado con el paso de los años y sus calles arboladas son una belleza.

Dubai: Para muchos una muestra indecente de la opulencia de Medio Oriente y para otros mucho más que ostentación y excentricidad árabe. Lo cierto es que Dubai, una vez te adentras en el arroyo Dubai Creek y arribas a su casco antiguo, es mucho más que rascacielos y deportivos aparcados. Aunque la historia no es su fuerte, los vestigios de lo que fue del barrio Bastakiya de finales del siglo XIX, con patios interiores transformados en ocio, así como la antiquísima Fortaleza Al Fahidi de 1787) se unen a los focos como principales puntos de interés de este destino cada vez más importante a nivel mundial.

Las 10 ciudades que más sorprenden a los viajeros

No las ciudades más famosas son siempre las más bonitas. Existen muchas otras que, quizás porque el viajero no espera gran cosa, sorprenden a todos sus visitantes. Vamos aquí a ver algún de ejemplo de algunas de ellas, de dentro y fuera de nuestras fronteras.

Zamora: Con poco más de 65.000 habitantes destaca por su tranquilidad y por poseer uno de los mejores patrimonios románicos de la península que sus habitantes disfrutan a diario en el casco viejo de la ciudad. Asimismo, Zamora también posee edificaciones modernas que han renovado una ciudad que, eso sí, destaca por su casco antiguo. Este, calificado como conjunto histórico-artístico desde 1973, está rodeado de preciosas murallas que dibujan a lo largo una ciudad que se alza sobre una meseta rocosa conocida como la ‘Peña tajada’ bañada por del río Duero. Perfecta para conocer andando cuenta con numerosas historias con protagonistas tan ilustres como el Rey Alfonso VI o el Cid Campeador.

Teruel: Esta localidad aragones es mucho más que sus famosos amantes. Autodenominada como capital mundial de la arquitectura Mudéjar se antoja como una mezcla perfecta del románico y del gótico mezclados por una apasionante influencia musulmana en su arquitectura como sucede en sus famosas torres y en la techumbre de la Catedral, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Dejarse llevar por sus encantadoras calles y por su excelente jamón es suficiente para salir enamorado de ella.

Budapest: Probablemente la ciudad más bella de Europa, al menos de entre las menos ‘mainstream’ con permiso de Praga. La capital húngara, también conocida como ‘La Perla del Danubio’ es un lugar mágico que no se formó como la conocemos hoy en día hasta el siglo XIX uniéndose en ese momento las ciudades de Buda, donde se manejó la realeza, y de Pest, donde encontramos el distrito económico. Los enormes puentes que las unen a través del Danubio, Patrimonio de la Humanidad, su único barrio del Castillo de Buda, la avenida Andrássy, la Plaza de los Héroes y el Metropolitano del Milenio, son paradas obligatorias.

Vitoria: La ciudad menos conocida de Euskadi es otro de esos lugares que merecen una visita obligatoria. Punto estratégico tanto militar como comercial y cultural desde siempre tiene la suerte de ofrecer un casco viejo tremendamente llamativo por su conservación y su encanto que es rodeado por un histórico muro del siglo XI y sus torres de vigilancia. La arquitectura renacentista del siglo XV y su parte más moderna, unido a una gastronomía que nos pedirá quedarnos más tiempo la convierten en una joya del norte de España.

Washington DC: La capital estadounidense es quizás una de las ciudades más denostadas tanto por los propios norteamericanos como por los visitantes que curzan el Atlántico. Competir con Nueva York o Los Ángeles no solo es complicado si no que debe ser harina de otro costal. Washington, además de ofrecer todo lo que ofrecen los centros político y económicos posee muchos lugares de interés cultural y remansos de paz preciosos a orillas del río Potomac. Sus catedrales y sus museos la convierten en una ‘must’ para los que anden por la costa este estadounidense.

Cómo sacar el máximo partido a nuestro móvil cuando viajamos

Vivir sin móvil es imposible y, cada vez más, viajar sin él también. Cada vez son más las compañías que están ofreciendo servicios de itinerancia de datos a menor precio, cuando no gratis, propiciando que los teléfono móviles inteligentes se conviertan en una herramienta más del viaje en la que, eso sí, cabe desde un billete de avión hasta el mapa detallado del destino al que nos dirigimos.

No obstante, todavía siguen siendo mayoría los que, o bien por miedo a que les cobren el roaming, o bien porque no creen vayan a darle un uso imprescindible, o también porque quieran desconectar del mundo online cuando lo importante es ver sitios nuevos, sólo lo portan ante la posibilidad de que necesiten echar mano de él para realizar una llamada de emergencia, renunciando a viajar con internet.

Para todos estos, vamos a tratar de darles una serie de tips con los que sacar el máximo provecho a su terminal móvil sin internet durante el tiempo que se van a marchar de viaje.

El primero de todos tendría lugar antes de emprender el viaje y estaría relacionado con la posibilidad de recibir alertas una vez tenemos claro que queremos viajar a ese lugar concreto en esas fechas determinadas. Gracias a estas sabremos cuándo nuestro billete de avión ha bajado a un precio mínimo y cuando lo ha hecho la reserva de hotel, lo que puede llegar a suponer una reducción importante en el presupuesto de nuestra escapada.

El segundo estaría relacionado con la seguridad, ya que gracias a la cámara de fotos de nuestro terminal, por muy viejo que este sea, podremos portar encima documentos oficiales tales como el DNI, el pasaporte, las tarjetas de embarque o los códigos de referencia de las reservas de hotel o de las excursiones o entradas es eventos que hayamos contratado antes de viajar y que necesitaremos durante nuestra salida. Contar con esto a modo de copia de seguridad puede sacarnos de un buen embrollo.

Ya por ahí, lejos de casa, es imprescindible contar con un power bank o batería externa. Los hay tan ligeros que se pueden llevar de llaveros, para acumular una segunda carga completa, o que caben en un bolso con hasta diez cargas seguidas. Si no queremos quedarnos sin batería para hacer fotos o guardar el mínimo para poder realizar una llamada de emergencia es recomendable portalas, al igual que el cable cargador para hacer lo propio cuando encontremos un enchufe. Ojo, porque hay países en los que la entrada eléctrica puede requerir un adaptador.

Muchos no lo saben pero si accedemos a una ciudad en Google Maps y hacemos un poco de zoom pasando por toda la zona céntrica de la ciudad o la localidad a la que nos dirigimos, aún sin internet, podremos consultarlo después en destino, siempre y cuando no hayamos cerrado la aplicación de Google Maps tras acceder al mapa de destino. Una vez allí, aunque no podamos seleccionar una calle para que nos guíe, si podremos orientarnos a través de la bolita que marca nuestra posición si sabemos dónde debemos dirigirnos. Un tip de lo más útil.

También sin necesidad de entrar a internet encontramos cada vez más Apps como diccionarios en varios idiomas o conversores de moneda. No estaría de más revisar estas dos opciones, y alguna más, que nos echarán una manaza cuando nuestro destino lo requieras.

Las ciudades más visitadas del mundo del pasado año

Viajar es un placer. El gran placer. La única cosa que se pueda comprar que te hace más rico. Algo que lo saben millones de personas de todo el mundo que, cada año, hacen las maletas tantas veces como pueden para ir descubriendo nuevos rincones del planeta.

Teniendo en cuenta los datos proporcionados por el prestigioso estudio Global Destination Cities Index (GDCI) realizado por Mastercard, queda claro que Asia es el destino preferido por los viajeros de todo el mundo con nada más y nada menos que seis ciudades entre las diez más visitadas en 2016. Además, por si esto fuera poco, la más visitada en el mundo es también del continente más visitado del mundo.

Las 20 ciudades del mundo más visitadas en millones de habitantes son las siguientes, según el informe al que hacíamos referencia en el pasado párrafo:

1. Bangkok: 21,47 millones de visitantes en 20176. La capital tailandesa es una atracción en sí misma. Con la cultura más antigua de Asia, unos habitantes sonrientes y dispuestos a ayudar al máximo al visitante y tantas ruinas como rincones de lo más exóticos para Occidente ha conquistado los corazones de los viajeros de todo el mundo.

2. Londres: 19,88 millones de visitas el pasado año. La primera ciudad europea y la puerta de entrada de muchos estadounidenses. El poder económico de la city, la historia viviente de uno de los imperios con mayor solera jamás vistos y una capital de la moda y a la última en casi todo tienen la culpa de su éxito.

3. París: 18,03 de visitantes el curso anterior. Cierra el podio la gran capital visitada en el Viejo continente por los asiáticos. La ciudad del amor es un museo andante y su historia y su halo, presente en cada barrio de la capital francesa, siguen teniendo un tirón tremendo.

4. Dubái: 15,27. La gran capital de Medio Oriente. El Emirato más conocido y más opulento sigue abriendo sus puertas situándose no sólo como un gran centro de negocios, sino también como un destino turístico en el Middle East.

5. Nueva York: 12,75. Cierra el top 5 la ciudad más visitada de todo el continente americano. La capital mundial, donde se dan lugar todos los movimientos más vanguardistas, las escenas más famosas del cine y donde la multiculturalidad sigue construyendo una ciudad tan decadente como encantadora se cuelan en el puesto número cinco.

Asia arrasa como destino turístico a nivel mundial

Las otras cuatro que se elevan hasta el top 10 son Singapur: 12,11; Kuala Lumpur: 12,02, Estambul: 11,95, Tokio: 11,7 y 10. Seúl: 10,2, dejando claro la fortaleza de Asia en cuanto a turismo se refiere y que se confirma colando en la undécima posición a Hong Kong: 8,37.

No es hasta la duodécima cuando Europa vuelve a conseguir meter a Barcelona en la duodécima posición con 8,2 de visitantes anuales, a la que sigue Ámsterdam con 8 y Milán con 7,65. El top 15 lo cierra Taipéi con 7,5.

Por último, Roma con 7,12, Osaka con otros 7,02, Viena con 6,69, Shanghái con 6,12 y Praga con 5,8 millones de visitantes en el pasado año completan las 20 ciudades del mundo con más turistas recibidos durante el 2016.

Los destinos preferidos de los españoles por rango de edad

Un curioso e interesante estudio realizado a través del portal Trabber.es recientemente, y en el que han tenido en cuenta más de 100.000 visitas, ha servido para configurar el mapa mundi con los destinos turísticos entre los diferentes segmentos de edad de los turistas españoles.

El primero, englobado por los menores de 30 años; el segundo, que va entre los adultos de 30 y 50 años y el tercero, que agrupa a todos los mayores de 50 años. Tomando las búsquedas de los distintos usuarios de esta plataforma, la tabla de destinos más buscados por cada una de estas franjas quedaría de la siguiente manera:

Menores de 30 años:

1. Londres
2. París
3. Madrid
4. Nueva York
5. Barcelona
6. Palma de Mallorca
7. Tenerife
8. Roma
9. Bangkok
10. Sevilla

Adultos de entre 30 y 50 años:

1. Londres
2. Nueva York
3. Tenerife
4. París
5. Madrid
6. Palma de Mallorca
7. Barcelona
8. Lima
9. Roma
10. Las Palmas de Gran Canaria

Mayores de 50 años:

1. Nueva York
2. Palma de Mallorca
3. Tenerife
4. Santiago de Chile
5. Londres
6. Madrid
7. Barcelona
8. París
9. La Habana
10. Roma

Así viajan los españoles por edad

Como datos curiosos, Londres, París y Roma repiten en los tres grupos como destinos ‘top 10’, si bien entre los más jóvenes la capital del Reino Unido aparece como la más requerida, cayendo a la quinta posición en el grupo de los turistas más veteranos.

Por otro lado, en cuanto a destinos nacionales, Madrid y Barcelona también vuelven a repetirse en todos los segmentos de edad, con la capital de España situada en todos los casos más arriba que la catalana. Junto a ellas, Palma de Mallorca y Tenerife también se sitúan en todos los top 10 de búsquedas de los españoles. En este caso, vemos como a medida que la franja de edad va en aumento y ambas van subiendo siendo la sexta y la séptima preferida entre los más jóvenes, la tercera y la sexta en preferencia entre los intermedios y ya segunda y tercera favorita para los de mayor edad.

En cuanto a los destinos más allá del continente europeo, la que que no falla tampoco en ninguna de las tres listas es la conocida vulgarmente como la capital del mundo, Nueva York, siendo la cuarta opción para los más jóvenes, la segunda para la franja de adultos y la primera para los españoles viajeros de más de 50 años.

Otro punto curioso sobre el que vale la pena detenerse es el que habla de los destinos Latinoamericanos de todos los grupos de viajeros españoles analizados. En este capítulo, los Millenials parecen no tener ningún interés al no colocar ni uno solo entre sus diez destinos preferidos. Ya entre los de la Generación X aparece Lima, pero en la octava y antepenúltima posición y entre los hijos del ‘Baby Boom’ cambian las tornas situándose Santiago de Chile en la cuarta posición y La Habana en la novena.

Sin duda, todo un puñado de datos para los amantes del ‘Big Data’ que puede ser de mucha utilidad para las agencias de viajes y sus comerciales. Estos son los datos oficiosos de los viajeros españoles en todos sus rangos de edad.

Los mejores destinos para Semana Santa para todos los bolsillos

Viajar cuesta dinero, pero eso no tiene por qué significar mucho dinero. Ni mucho menos. Conocer nuevos lugares puede hacerse desde muy distintas perspectivas. Las hay que incluyen todo tipo de detalles, lujo y comodidades. También las hay que solo implican hacerse la mochila y levantar el dedo en la autopista. En medio, lo que la mayoría de nosotros entendemos como programar un viaje. Si quieres disfrutar de un precioso destino pero sin que acabe notándolo en exceso tu bolsillo, vamos a ver qué es lo que se nos ofrece de cara a la Semana Santa 2017.

Si lo tuyo es buscar contraste y hacerlo a bajo coste tu destino debería ser Europa del Este. A golpe de aerolínea low cost y tren local te puedes plantar en auténticas maravillas desconocidas. Una vez sales de las grandes capitales, como por ejemplo sucede con Olomouc en la República Checa, Wroclaw en Polonia o Goreme en plena Capadocia puedes encontrar alojamiento en hotel por debajo de los 30 euros la noche sin que el alojamiento tenga para nada que ser deficiente. Si no te importa compartir cama podrás dormir por muy poco más diez euros.

Ya en la frontera de los 50 euros la noche, y también en destinos a los que se puede llegar con aerolíneas de bajo coste, puedes encontrar ciudades con tanto encanto como la vecina portuguesa de Sintra, la capital húngara de Budapest, la eslovaca de Bratislava o la preciosa ciudad polaca de Cracovia donde por cincuenta euros podrás dormir en el centro de las ciudades con todas las comodidades.

Sólo un poco por encima de estos precios podemos quedarnos más cerca. Ciudades tan mediterráneas como Marsella o tan encantadoras como Burdeos, tan típicamente italianas como Nápoles, tan porteñas como Oporto y tan espectaculares como Praga tienen una oferta de lo más interesante por debajo de los cien euros la noche.

Ya sobre los cien o algo por encima hallamos territorios tan encantadores como la capital escocesa de Edimburgo, la preciosa ciudad belga de Brujas que puedes ver en un par de días junto a Bruselas, la bella mediterránea ciudad croata de Dubrovnik o la artística ciudad de Viena en pleno centro de Europa.

Ya por encima de los 150 euros la noche, para los bolsillos que quieran estirarse en estas próximas Pascuas, la oferta se dispara pudiendo encontrar hoteles de lo mejorcito del continente en Londres, Venecia, Amsterdam, Oslo, Estocolmo, Copenhague o buscar algo distintos en busca de la última nieve del año en plenos Alpes Suizos o italianos.

Viajar en Pascuas 2017

Como ven, para viajar lo que hace falta son ganas. El bolsillo puede que marque nuestro tipo de viaje, pero no debería hacerlo en relación a nuestro destino. En cualquier ciudad a golpe de ‘autoestop’ o de viaje en tren o autobús -y eso incluye toda Europa- nos podemos alojar en hostels por menos de 50 euros si no buscamos un enclave céntrico y lujoso. Para los que busquen esto, ya saben no les faltará oferta ni opciones. La cuestión es aprovechar esos festivos que vienen y viajar.

Fallas 2017 y Magdalena 2017, los dos destinos de la fiesta para este marzo

En menos de 70 kilómetros de distancia se viene un fin de semana de aúpa. Por si no lo fuera ya durante el resto del año, el mes de marzo suena a auténtica fiesta en el levante español con Valencia como gran capital y con Castellón de la Plana como alternativa menos masificada para este próximo fin de semana que comenzará el viernes 17 y que llegará a su fin con el 19 de marzo, día del padre, en ambas capitales.

Y es que, después de que ya comenzara el ‘jaleo’ el pasado fin de semana de manera oficiosa, y con las mascletás activas ya desde hace semanas, las Fallas se preparan para su día grande después de que la ‘plantá’ ya se haya arrancado y de que la ‘cremá’ convirtiendo en cenizas el trabajo de los artistas falleros durante todo el año, se acerque con la noche del domingo en el retrovisor.

Entre medias, casi un millón de visitantes, a sumar al millón de la capital y las localidades colindantes, tratarán de buscar su espacio en una ciudad con las principales calles cortadas, donde no falta la música, el olor a pólvora y la atracción que supone recorrer la capital del Turia para disfrutar de todas las fallas levantadas y que esperan la resolución del jurado en busca de una ganadora.

Una oferta muy similar a la que se dará en Castellón, también este próximo fin de semana. Allí se vivirá, no obstante, el primero de los dos fines de semana de fiesta que tienen preparados en La Plana y donde las fallas dejan lugar a la gaiatas, esculturas cargadas de luces, y que también se agolpan en los distintos barrios de Castellón durante siete días de auténtica fiesta y donde la música y la pólvora, como en Valencia, no desaparecen nunca.

Mesones de la tapa, del vino, una oferta interesante de conciertos que se suman a las orquestas de cada falla en Valencia y Colla en Castellón completan los distintos actos oficiales y tradicionales como son la ofrenda a la ‘Cheperudeta’, la Virgen de los Desamparados en la capital del Levante y a la Virgen de Lidón en la de la Costa de Azahar, además de la tradicional romería de La Magdalena que da nombre a las fiestas castellonenses y que cada vez parece congregar a más visitantes.

Castellón y Valencia, centro de la fiesta en marzo

Como ven, todos aquellos viajeros que estén buscando un lugar donde ir a disfrutar de la fiesta, conocer la distintas tradiciones festivas y culturales y hacerlo, además, en busca del buen tiempo, ya saben que la Comunidad Valenciana, a través de las provincias de Valencia y Castellón se convertirán durante este fin de semana en las grandes capitales de la juerga nacional. Aunque la oferta hotelera esté ya a casi al completo, cabe recordar que a última hora siempre se acaban produciendo cancelaciones que vale la pena tener en cuenta. Si tienen tiempo y ganas, ya lo saben, cojan el coche y pongan rumbo al este de la península ibérica.

Los viajes que las compañías de seguro no quieren cubrir

No todo el mundo gusta de viajar a las grandes ciudades, ni moverse en crucero, ni salir con un paquete con todo cerrado en el que es imposible dejarse ningín ‘highlight’ en nuestro destino.

Más allá de los jóvenes mochileros, cuyas aventuras se advierten a medida que van decidiendo las paradas, la duración de las mismas y el camino por el que abrirse paso, existe otro tipo de turistas aún más osado si cabe que lo que gusta es de adentrarse en los lugares más inhóspitos, alejados del sector terciario y donde los extranjeros son una ‘rara avis’.

Son estos los que más problemas tienen, con mucha diferencia, para encontrar seguros de viaje que les cubran ante cualquier eventualidad durante su intrépido recorrido en el que, por tratarse, en muchos casos, de zonas ‘rojas’ en las que las posibilidades de sufrir problemas se multiplican.

Vamos pues en este post a ver cuáles son esos destinos en los que muchos aventureros posan sus pies y que las compañías de seguros, sabedoras de que estos se están metiendo en la boca del lobo, no desean cubrirles de ninguna de las maneras.

Uno de los más peligrosos, y que no por ello está impidiendo que los más osados tomen un avión en su dirección es Afganistán. Hinterland Travel, uno de los pocos tour operadores que trabaja en la zona, mantiene unas rutinas productivas un tanto peculiares. Sus reservas en los hoteles de las zonas más cercanas a los talibanes las realiza a última hora para evitar filtraciones y, cuando estas son descubiertas, pasas a sus atrevidos huéspedes a casas particulares. Los tiroteos son una de las ¿atracciones? diarias en estas complicadas zonas.

Más de lo mismo sucede en Irak, donde muchos amantes de los conflictos bélicos están deseosos de poner el pie para ver cómo ha quedado el país del golfo pérsico tras la última guerra que dejó a Sadam Husein en la estacada. Las zonas controladas por paramilitares o las fronteras calientes con los miembros del ISIS merodeando son algunos de los lugares que algunos de estos extraños viajeros pide pisar.

Algo similar que lo sucede en Siria, donde el DAESH campa a sus anchas por las zonas fronterizas y ciudades sitiadas en su lucha contra Al Assad en una guerra que ha provocado varios millones de exiliados y que, sin embargo, no es óbice para que muchos fanáticos del conflicto traten de acudir en busca de adrenalina.

Un poco más tranquilo, según la zona visitada, es Pakistán. Uno de los lugares más montañosos y con muchas de las cumbres más famosas que en la zona de Kachemira también vive una auténtica cruzada que decenas de años después de la independencia de India sigue dejando miles de muertos.

Todos estos destinos, y muchos otros en África como Somalia, Sudán o Congo son puntos ciegos que las aseguradoras no quieren ni oír hablar. Sin embargo, los viajeros siguen buscándose la vida para llegar a ellos.

Razones para dejarlo todo e irte a conocer el mundo II

Motivos para descubrir lo desconocido, admirar la belleza de cada rincón del planeta y empezar una nueva vida sobran. Para muestra, el botón que les enseñamos en el primer capítulo de ‘Razones para dejarlo todo e irte a conocer el mundo’.

Como nos quedamos con ganas de dar más empujones y más fuertes si cabe a todos aquellos que todavía están dudando su vale la pena o no armar la mochila y petate en busca de nuevas experiencias, vamos a acabar de esgrimir algunas poderosas razones para decantar de una vez la balanza de la duda en favor de la aventura de vivir.

Dicen que viajar es la única cosa que cuesta dinero que te hace más rico. Y la frase de marras tiene más razón que un santo. Además de adentrarse en los desconocido, que para muchos es sinónimo de miedo y desconfianza, viajar te aporta siempre una nueva perspectiva de las cosas. Alejarte de tu zona de confort y conocer nuevas culturas desde dentro es quizás una de las aventuras más apasionantes de la vida tanto a nivel personal como cultural.

Esto implica, por un lado, el viaje responsable y sostenible a cualquier zona del planeta, el respeto por otras formas de actuar y entender su entorno y, en definitiva, adentrar en el mundo de otros sin querer dejar nuestra huella de turistas por el camino.

Otro motivo, en este caso económico, para lanzarte a viajar por el mundo es la posibilidad de moverte por zonas donde, al cambio, con un salario europeo o unos mínimos ahorros en euros o dólares, puedes aguantar mucho tiempo dando vueltas. En el caso de que busques viajar trabajando ya sabes que empleo no cualificado sobra y que, con muy poco, es posible sobrevivir. La opción de trabajar por alojamiento y comida tampoco es nada despreciable si se quiere ahorrar al máximo y sumergirse de pleno en otras culturas.

Los viajeros habituales ya lo saben. No hay nadie con quien identificarse más que con otro viajero que ha decidido, como nosotros, cambiar de aires y pisar otras tierras como viajero, y no como turista. Todos los viajeros coincidimos en que, por más maravillas que hay en el mundo, lo más maravilloso que existe en el planeta es su gente. Tanto si son locales como colegas de viaje el ser humano marca de una manera imborrable cuando se está con la mente abierta y dispuesto a escuchar y aprender de los demás.

Nada motiva más que trabajar para seguir viajando. Por más tedioso que sea tu empleo o la labor que realices para poder seguir disfrutando de la vida en el sentido más amplio de la palabra, saber que cada hora de trabajo repercute en el disfrute que supone la nueva aventura que está por llegar o seguir disfrutando una ya empezada motiva más que nada en el mundo para un viajero.

Por último, darse cuenta de que hay más trabajos, más ciudades, más personas y en definitiva más mundo del que se nos ha dado al nacer es la grandeza de viajar. Hay tantas formas de vida como culturas en el mundo y a cuál más interesante. Acercarse a ellas y conocerlas es el primer paso para saber qué vida quieres para ti.

Destinos perfectos para un retiro espiritual

Disfrutar de uno mismo, cuidar cuerpo y mente y caminar y cocinar pensando en retomar fuerzas, buscar el equilibrio y volver con fuerzas son algunos de los factores que más se están asociando al renovado turismo de retiro espiritual.

Una modalidad de turismo que parece estar consolidándose y que tiene en algunas ciudades sus grandes capitales para aquellos que mientras se estén haciendo las maletas estén pensando en vivir una experiencia que vaya más allá de la del propio viaje.

Vamos pues a repasar cuáles son estas ciudades-retiro, dónde están y qué se ofrece en cada una de ellas:

Rishikesh: Denominada como la capital mundial del yoga, esta ciudad cien por cien espiritual se encuentra en el distrito de Dehradun en el estado de Uttarakhand, en la India. Es por eso que, de un tiempo a esta parte, se ha convertido en una de esas ciudades retiro que respiran misticismo a cada paso. La presencia de distintos centros turísticos y casas de meditación, ‘Ashrams’ y de guías espirituales que ayudan a los visitantes a encontrar la paz interior la convierten en un retiro espiritual de primer orden. A todo esto hay que sumar la cantidad de actividades relacionadas con la naturaleza que se ofrecen en los distintos hoteles de la zona.

Lumbini: Situado en el corazón de la cordillera del Himalaya, concretamente en Nepal, esta localidad se ha convertido en una de las grandes capitales mundiales del retiro espiritual más auténtico. Gracias a la cultura nepalí, que salpica cada ciudad de decenas de templos hindúes, y sobretodo del más importante, Pashupatinath, ubicado a orillas del río Bagmati, al este de Katmandú, Lumbini se erige como una ciudad retiro de lo más relajante. Catalogada como una de las regiones cuna del budismo es uno de los centros de peregrinación por ser el lugar de nacimiento de Buda. Entre otros atractivos verdes se puede visitar el mismísimo lugar en el que se alumbró a Siddharta Gautama hace 2500 años.

Chiang Rai: Uno de los países más visitados de Asia, Tailandia, tiene una ciudad con un aura especial. Esa es Chiang Rai, situada en la frontera entre Myanmar y Laos. Los valles, la selva, los templos milenarios y los locales convierten la visita a este lugar en una experiencia inolvidable de por vida. Aquellos en busca de experiencias místicas, silencio y naturaleza encontrarán en este lugar el sitio perfecto para un retiro espiritual sin parangón. el Monasterio del Bosque de Bambú, el antiquísimo templo budista de Wat Phra Kaew y la cercanía del Templo Blanco, el Wat Rong Khun, también conocido como el templo de porcelana son sencillamente impresionantes.

Ciudad de Los Andes: En plena cordillera chilena se encuentra la ciudad que le da nombre a la misma. Situada a 135 kilómetros de la capital chilena se erige la que fuera fundada como Villa de Santa Rosa de los Andes. Un remanso de paz y de naturaleza extrema en la que destacan construcciones tan históricas como el Monasterio del Espíritu Santo y o la Plaza de Armas. Además de Río Colorado y Río Blanco, capitales chilenas de la paz, el otro gran atractivo es la presencia de la Reserva Nacional Río Blanco. Un lugar que corta la respiración.