Las 10 ciudades que más sorprenden a los viajeros II

Tal y como comentamos la semana pasada son muchas las ciudades que son eclipsadas por otras debido a su historia o cercanía pero que son auténticas joyas que merecen ser visitadas por todo viajero que se precie.

Vamos a repasar algunos de esos ‘otros’ destinos cargados de magia y sorpresas para los turistas que decidan desviarse de su camino para conocer más allá de lo ofrecido en las principales rutas turísticas.

Sao Paulo: Eclipsada, en este caso, por Río de Janeiro, destaca por ser el mayor centro de negocios de toda América Latina. Con una sobrepoblación que descomumal es un foco de contrastes de lo más interesante de todo el país carioca. A nivel estético, a través de sus distintos distritos es capaz de fundir el estilo colonial con los rascacielos más modernos. Y es que sus primeras construcciones datan de 1554. Centro de llegada de inmigrantes de todo el planeta posee un color especial debido a la mezcla de culturas, religiones y, quizás lo más gustoso para el viajero, tradiciones gastronómicas.

Carmen de Patagones: Al sur del sur de la provincia de la capital argentina encontramos esta agradable e inesperada sorpresa. Lo es por la conservación de su casco viejo en la barranca del río Negro, donde los vestigios coloniales se agolpan entre sus museos, bares y casas. Si puedes pasar por allí es obligatorio disfrutar de la ciudad desde el río o desde Viedma, la capital de Río Negro. Vale mucho la pena.

Ciudad del Cabo: Conocida por ser la capital cultural de Sudáfrica es quizás la ciudad más europea de todo el continente negro. No obstante los habituales y sorprendentes contrastes que se producen en este país tienen en esta ciudad una parada preciadísima. Su bello distrito portuario, su casco histórico y comercial y, de nuevo, su más que interesante oferta gastronómica la convierten en un ‘must’ para los viajeros a Sudáfrica.

Bendigo: Una de las ciudades quizás menos conocidas para los de acá arriba del continente australiano. Aunque ahora ha perdido toda su grandeza fue una de las capitales del periodo victoriana en Australia. Desde aquel momento se convirtió en un punto de recepción de inmigrantes de primer orden, con la riqueza cultura que esto supone siempre a estos territorios. Las nuevas edificaciones, la gran comunidad china y su legado con el paso de los años y sus calles arboladas son una belleza.

Dubai: Para muchos una muestra indecente de la opulencia de Medio Oriente y para otros mucho más que ostentación y excentricidad árabe. Lo cierto es que Dubai, una vez te adentras en el arroyo Dubai Creek y arribas a su casco antiguo, es mucho más que rascacielos y deportivos aparcados. Aunque la historia no es su fuerte, los vestigios de lo que fue del barrio Bastakiya de finales del siglo XIX, con patios interiores transformados en ocio, así como la antiquísima Fortaleza Al Fahidi de 1787) se unen a los focos como principales puntos de interés de este destino cada vez más importante a nivel mundial.

Las 10 ciudades que más sorprenden a los viajeros

No las ciudades más famosas son siempre las más bonitas. Existen muchas otras que, quizás porque el viajero no espera gran cosa, sorprenden a todos sus visitantes. Vamos aquí a ver algún de ejemplo de algunas de ellas, de dentro y fuera de nuestras fronteras.

Zamora: Con poco más de 65.000 habitantes destaca por su tranquilidad y por poseer uno de los mejores patrimonios románicos de la península que sus habitantes disfrutan a diario en el casco viejo de la ciudad. Asimismo, Zamora también posee edificaciones modernas que han renovado una ciudad que, eso sí, destaca por su casco antiguo. Este, calificado como conjunto histórico-artístico desde 1973, está rodeado de preciosas murallas que dibujan a lo largo una ciudad que se alza sobre una meseta rocosa conocida como la ‘Peña tajada’ bañada por del río Duero. Perfecta para conocer andando cuenta con numerosas historias con protagonistas tan ilustres como el Rey Alfonso VI o el Cid Campeador.

Teruel: Esta localidad aragones es mucho más que sus famosos amantes. Autodenominada como capital mundial de la arquitectura Mudéjar se antoja como una mezcla perfecta del románico y del gótico mezclados por una apasionante influencia musulmana en su arquitectura como sucede en sus famosas torres y en la techumbre de la Catedral, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Dejarse llevar por sus encantadoras calles y por su excelente jamón es suficiente para salir enamorado de ella.

Budapest: Probablemente la ciudad más bella de Europa, al menos de entre las menos ‘mainstream’ con permiso de Praga. La capital húngara, también conocida como ‘La Perla del Danubio’ es un lugar mágico que no se formó como la conocemos hoy en día hasta el siglo XIX uniéndose en ese momento las ciudades de Buda, donde se manejó la realeza, y de Pest, donde encontramos el distrito económico. Los enormes puentes que las unen a través del Danubio, Patrimonio de la Humanidad, su único barrio del Castillo de Buda, la avenida Andrássy, la Plaza de los Héroes y el Metropolitano del Milenio, son paradas obligatorias.

Vitoria: La ciudad menos conocida de Euskadi es otro de esos lugares que merecen una visita obligatoria. Punto estratégico tanto militar como comercial y cultural desde siempre tiene la suerte de ofrecer un casco viejo tremendamente llamativo por su conservación y su encanto que es rodeado por un histórico muro del siglo XI y sus torres de vigilancia. La arquitectura renacentista del siglo XV y su parte más moderna, unido a una gastronomía que nos pedirá quedarnos más tiempo la convierten en una joya del norte de España.

Washington DC: La capital estadounidense es quizás una de las ciudades más denostadas tanto por los propios norteamericanos como por los visitantes que curzan el Atlántico. Competir con Nueva York o Los Ángeles no solo es complicado si no que debe ser harina de otro costal. Washington, además de ofrecer todo lo que ofrecen los centros político y económicos posee muchos lugares de interés cultural y remansos de paz preciosos a orillas del río Potomac. Sus catedrales y sus museos la convierten en una ‘must’ para los que anden por la costa este estadounidense.

Cómo sacar el máximo partido a nuestro móvil cuando viajamos

Vivir sin móvil es imposible y, cada vez más, viajar sin él también. Cada vez son más las compañías que están ofreciendo servicios de itinerancia de datos a menor precio, cuando no gratis, propiciando que los teléfono móviles inteligentes se conviertan en una herramienta más del viaje en la que, eso sí, cabe desde un billete de avión hasta el mapa detallado del destino al que nos dirigimos.

No obstante, todavía siguen siendo mayoría los que, o bien por miedo a que les cobren el roaming, o bien porque no creen vayan a darle un uso imprescindible, o también porque quieran desconectar del mundo online cuando lo importante es ver sitios nuevos, sólo lo portan ante la posibilidad de que necesiten echar mano de él para realizar una llamada de emergencia, renunciando a viajar con internet.

Para todos estos, vamos a tratar de darles una serie de tips con los que sacar el máximo provecho a su terminal móvil sin internet durante el tiempo que se van a marchar de viaje.

El primero de todos tendría lugar antes de emprender el viaje y estaría relacionado con la posibilidad de recibir alertas una vez tenemos claro que queremos viajar a ese lugar concreto en esas fechas determinadas. Gracias a estas sabremos cuándo nuestro billete de avión ha bajado a un precio mínimo y cuando lo ha hecho la reserva de hotel, lo que puede llegar a suponer una reducción importante en el presupuesto de nuestra escapada.

El segundo estaría relacionado con la seguridad, ya que gracias a la cámara de fotos de nuestro terminal, por muy viejo que este sea, podremos portar encima documentos oficiales tales como el DNI, el pasaporte, las tarjetas de embarque o los códigos de referencia de las reservas de hotel o de las excursiones o entradas es eventos que hayamos contratado antes de viajar y que necesitaremos durante nuestra salida. Contar con esto a modo de copia de seguridad puede sacarnos de un buen embrollo.

Ya por ahí, lejos de casa, es imprescindible contar con un power bank o batería externa. Los hay tan ligeros que se pueden llevar de llaveros, para acumular una segunda carga completa, o que caben en un bolso con hasta diez cargas seguidas. Si no queremos quedarnos sin batería para hacer fotos o guardar el mínimo para poder realizar una llamada de emergencia es recomendable portalas, al igual que el cable cargador para hacer lo propio cuando encontremos un enchufe. Ojo, porque hay países en los que la entrada eléctrica puede requerir un adaptador.

Muchos no lo saben pero si accedemos a una ciudad en Google Maps y hacemos un poco de zoom pasando por toda la zona céntrica de la ciudad o la localidad a la que nos dirigimos, aún sin internet, podremos consultarlo después en destino, siempre y cuando no hayamos cerrado la aplicación de Google Maps tras acceder al mapa de destino. Una vez allí, aunque no podamos seleccionar una calle para que nos guíe, si podremos orientarnos a través de la bolita que marca nuestra posición si sabemos dónde debemos dirigirnos. Un tip de lo más útil.

También sin necesidad de entrar a internet encontramos cada vez más Apps como diccionarios en varios idiomas o conversores de moneda. No estaría de más revisar estas dos opciones, y alguna más, que nos echarán una manaza cuando nuestro destino lo requieras.

Las ciudades más visitadas del mundo del pasado año

Viajar es un placer. El gran placer. La única cosa que se pueda comprar que te hace más rico. Algo que lo saben millones de personas de todo el mundo que, cada año, hacen las maletas tantas veces como pueden para ir descubriendo nuevos rincones del planeta.

Teniendo en cuenta los datos proporcionados por el prestigioso estudio Global Destination Cities Index (GDCI) realizado por Mastercard, queda claro que Asia es el destino preferido por los viajeros de todo el mundo con nada más y nada menos que seis ciudades entre las diez más visitadas en 2016. Además, por si esto fuera poco, la más visitada en el mundo es también del continente más visitado del mundo.

Las 20 ciudades del mundo más visitadas en millones de habitantes son las siguientes, según el informe al que hacíamos referencia en el pasado párrafo:

1. Bangkok: 21,47 millones de visitantes en 20176. La capital tailandesa es una atracción en sí misma. Con la cultura más antigua de Asia, unos habitantes sonrientes y dispuestos a ayudar al máximo al visitante y tantas ruinas como rincones de lo más exóticos para Occidente ha conquistado los corazones de los viajeros de todo el mundo.

2. Londres: 19,88 millones de visitas el pasado año. La primera ciudad europea y la puerta de entrada de muchos estadounidenses. El poder económico de la city, la historia viviente de uno de los imperios con mayor solera jamás vistos y una capital de la moda y a la última en casi todo tienen la culpa de su éxito.

3. París: 18,03 de visitantes el curso anterior. Cierra el podio la gran capital visitada en el Viejo continente por los asiáticos. La ciudad del amor es un museo andante y su historia y su halo, presente en cada barrio de la capital francesa, siguen teniendo un tirón tremendo.

4. Dubái: 15,27. La gran capital de Medio Oriente. El Emirato más conocido y más opulento sigue abriendo sus puertas situándose no sólo como un gran centro de negocios, sino también como un destino turístico en el Middle East.

5. Nueva York: 12,75. Cierra el top 5 la ciudad más visitada de todo el continente americano. La capital mundial, donde se dan lugar todos los movimientos más vanguardistas, las escenas más famosas del cine y donde la multiculturalidad sigue construyendo una ciudad tan decadente como encantadora se cuelan en el puesto número cinco.

Asia arrasa como destino turístico a nivel mundial

Las otras cuatro que se elevan hasta el top 10 son Singapur: 12,11; Kuala Lumpur: 12,02, Estambul: 11,95, Tokio: 11,7 y 10. Seúl: 10,2, dejando claro la fortaleza de Asia en cuanto a turismo se refiere y que se confirma colando en la undécima posición a Hong Kong: 8,37.

No es hasta la duodécima cuando Europa vuelve a conseguir meter a Barcelona en la duodécima posición con 8,2 de visitantes anuales, a la que sigue Ámsterdam con 8 y Milán con 7,65. El top 15 lo cierra Taipéi con 7,5.

Por último, Roma con 7,12, Osaka con otros 7,02, Viena con 6,69, Shanghái con 6,12 y Praga con 5,8 millones de visitantes en el pasado año completan las 20 ciudades del mundo con más turistas recibidos durante el 2016.