Consejos para disfrutar de un vuelo largo de la mejor forma posible

No es lo mismo tomar el puente aéreo para ir de Madrid a Barcelona, o viceversa, que subirse a una aeronave para emprender un vuelo a Nueva Zelanda. Tal y como sucede en los viajes en coche, si se trata de un trayecto de una hora las precauciones que debemos tomar, más allá de buscar la mayor comodidad antes de partir, sin pocas. La cosa cambia, y mucho, cuando ese trayecto nos va a tener más de ocho horas sentados.

Vamos pues a ver cuáles son los mejores consejos que se les pueden dar a aquellos viajeros que estén a las puertas de embarcarse en un vuelo largo de esos que le tendrán más de cinco horas encerrado dentro de un avión. Disfrutar del vuelo sin sufrir lo más mínimo es posible. Veamos cómo.

Reservar un buen asiento. Si bien algunas compañías cobran más por elegir asiento, lo cierto es que si se tiene la posibilidad, tomar el asiento de las salidas de emergencia es el mejor. Aunque se nos pedirá que leamos las instrucciones sobre cómo abrir la puerta y hablar mínimamente inglés, son claramente los más anchos. También son más cómodos los que dan al pasillo y los que están justo inmediatamente detrás de los paneles de separación de cada sección de la nave.

La ropa que llevaremos en el avión. Uno de los mayores inconvenientes que se producen cuando viajamos en avión son los cambios de temperatura a los que nos vemos expuestos. Es por eso que, más allá de llevar ropa cómoda poniendo el acento en el calzado, es también necesario incorporar una chaquetita si vamos a viajar en verano y prendas de poner y quitar con facilidad si lo vamos a hacer en invierno. No lleves chanclas si no quieres que se te congelen los pies.

Accesorios para el descanso. Además de ropa cómoda, es también recomendable que portes contigo una mantita o chaqueta para taparte o incorporarla a la que te darán, antifaz para poder dormir sin luz y tapones para que nadie ni nada te moleste si quieres descansar durante tu viaje. Tampoco olvides tu cepillo de dientes, la pasta, el peine y el desodorante si no vas a pasar por el hotel antes de empezar a moverte por el destino.

No lleves demasiadas cosas. A pesar de lo que pudiera parecer leyendo el párrafo anterior es recomendable viajar con los justo. Si bien a veces no se puede evitar, es recomendable no ir con una maleta de mano grande, cargada y además portar una bolsa con compra de los duty free del aeropuerto. Si puedes ir con una pequeña bolsita o una maleta de mano pequeña y no muy llena lo agradecerás en las escalas y en los largos trayectos por el aeropuerto.

La comida en el avión. Si no quieres problemas durante el vuelo recuerda avisar de tus intolerancias a la tripulación y no ingerir alimentos pesados, ni picantes, ni abusar del alcohol si quieres disfrutar de un vuelo tranquilo, agradable y sin sobresaltos.

(Visitado 16 veces, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *