Consejos para evitar el síndrome turista

Salvo los mejor avenidos, todo hijo de vecino ha viajado o viajará alguna vez en la clase turista. Los que ya han viajado en esta clase popular ya saben que, en ocasiones, se acaba sufriendo el conocido como síndrome turista. Los que no no tardarán en aprenderlo. Para todos ellos estos consejos para hacer de nuestro viaje lo más llevadero posible.

Viajar los sábados por la noche

Aunque no es una ciencia exacta, la mayoría de aerolíneas cobran menos por los billetes que obligan al pasajero a pasar la noche del sábado en el avión. Es por eso que, si nos da igual, puede ser una magnífica forma de ahorrar un dinerito para nuestro viaje.

Clase económica… Premium

En muchos casos los primeros descuentos que aparecen para ciertos vuelos que no han conseguido vender al ritmo esperado son los que equiparan los precios de la clase económica premium con los de la clase turista normal. Cada vez son más las aerolíneas que los ofrecen. La principal característica es la ampliación de espacio para el viajero.

Los asientos de emergencia son más anchos

Si bien a veces cobran más por ellos, otras no. Se da la circunstancia, además, de que en muchos vuelos no hay nadie que haya comprado ese espacio que es necesario tener cubierto para poder elevar el avión por motivos de seguridad. Si puedes hacerte con él, disfrutarán de un vuelo algo más ancho.

No pagar por comer

Si te la ofrecen, genial. Si no, dado el elevado precio de la comida en el aire es recomendable evitarla. Si comemos antes de subir o subimos comida de casa, algo que está permitido, nos ahorraremos un buen pico. Si no se puede evitar, ya saben, vayan preparando la tarjeta, los euros o los dólares. Todos valen para pagar abordo.

Andar en los vuelos largos

Dado que no vamos a poder evitar pasar unas cuentas horas si nuestro vuelo es de los catalogados como largos, lo mejor que podemos hacer es salir a andar cada dos horas y dar un paseo por los pasillos. Además de estirar las piernas nos entretendremos viendo algo distintos y, además, podremos disfrutar de un vaso de agua si llegamos hasta la zona final del aparato donde se encuentran las azafatas.

Aprovechar el tiempo de viaje

Los viajes se hacen más cortos en compañía de alguien. Si no podemos contar con esta compañía o ya venimos hablando todo el camino, más lo que nos falta de viaje, podemos llevarnos un libro, descargarnos música en nuestro teléfono o hacer lo propio con algún podcast que nos acompañe durante todo el viaje.

Pregunta a las azafatas

Si tienes cualquier duda sobre qué está incluido o no, qué se puede hacer o no en cada momento o sobre el lugar de destino, no dudes en preguntar a la tripulación de vuelo dado que, además de en lo relativo al viaje en avión, podrán darte todo tipo de consejos o información de utilidad sobre el destino al que se dirige la aeronave.

Inventos que cambiaron la forma de viajar para siempre

Para viajar, en el sentido más estricto de la palabra, hace falta muy poco. Tan solo la capacidad para poder movilizarse y encaminarse hacia un destino.

Sin embargo, a lo largo de la historia de la humanidad han sido muchos los inventos que han servido de ayuda para hacer los viajes mucho más rápidos, sencillos y llevaderos para los aventureros, tal y como vamos a tratar de mostrar en este post.

El primero de la lista, cómo no, es la mochila. Ya sea como mero recipiente portados de objetos o como casa andante en forma de ‘backpack’ lo cierto es que la mochila moderna, producida en masa a finales de los años 30, fue y sigue siendo uno de los movimientos más importantes para los viajeros de todo el mundo.

Ya mucho más reciente ha sido la expansión de la telefonía móvil al principio y más recientemente de la telefonía móvil inteligente. Gracias a estos dispositivos podemos llevar con nosotros guías de viaje, billetes de avión, reservas de hotel, comunicación directa con cualquier persona de origen o destino y hasta un GPS que hace las veces de mapa interactivo, cuando no de cámara de fotos semi profesional.

Volviendo al primer punto, si hablamos de transportar equipaje un cambio que los viajeros hemos agradecido enormemente es el que tiene que ver con la colocación de ruedas en las maletas. Al principio dos y luego cuatro y con movilidad en todas las direcciones han permitido aumentar la capacidad de carga y han impedido dolores y lesiones a distintos niveles.

En cuanto a la forma de pasar la noche uno de los más rudimentarios que sigue teniendo una auténtica legión de seguidores es la tienda de campaña. De todo tipo, forma y capacidad es una de las más económicas y aventureras de todas las que existen. Ahora, montarla y desmontarla es mucho más sencillo de lo que lo fue en los inicios.

Tenía que llegar este punto. El que hace referencia a las compañías aéreas low cost. Si bien a principios del pasado siglo lo de viajar quedaba en manos de ricos, artistas y diplomáticos ahora está ya al alcance de gran parte de la clase media de Occidente. Su existencia ha provocado que se multipliquen por mucho el número de viajeros de todo el mundo.

Previo a este ‘boom’ de aerolíneas low cost llegó la tarjeta de crédito. Ese sistema de pago en plástico que nos permite movernos por todo el mundo sin necesidad de tener que tocar dinero, cambiar divisas o contar cuánto nos queda en el bolsillo. Su aparición ha hecho mucho más sencillo moverse por todo el globo.

A nivel más mundano, pero también muy importante encontramos los adaptadores de viaje. El hecho de que no haya un sistema internacional para cargar los dispositivos y que tantos quebraderos de cabeza provocó durante un tiempo ha pasado a mejor vida gracias a estos económicos aparatitos.

Por último, qué decir de los GPS. Los tediosos y difícilmente interpretables mapas son ya historia. Ahora los sistemas de geolocalización del teléfono o del coche nos llevan donde queremos, por la vía más rápida y/o económica, advirtiéndonos del tráfico y sin posibilidad de pérdida. Viajar así, es más placer aún.

Consejos para viajar seguros a cualquier parte

Viajar es un placer y debe serlo en cualquier circunstancia. Sin embargo, en muchas ocasiones la aventura de cambiar de lugar durante nuestros días de asueto se convierte en un auténtico infierno por muy distintos motivos. Aunque muchos de ellos no están en nuestras manos, otros sí lo están. Vamos a verlo.

El primero de ellos, salvo que un viaje de trabajo nos obligue a ello, sí lo está. Se trata de escoger un destino del que estemos seguros no corremos riesgo de quedar desprotegidos por recalar en una zona de conflicto o peligrosa. Es por eso que, antes de viajar a algún destino exótico es necesario recabar información a través del Ministerio de Exteriores para que nos emitan recomendaciones sobre si es aconsejable hacerlo o no, a qué zonas y en qué tipo desplazamientos. De esta forma reduciremos notablemente los riesgos.

De la misma forma podemos visitar blogs de residentes en el país de destino y revisar las reseñas sobre las distintas zonas de cada ciudad para conocer, de antemano y de cerrar ninguna reserva, si el alojamiento se encuentra en una zona caliente o si lo está en un lugar seguro.

Una vez con esto cerrado, y sea cual sea nuestro destino, es recomendable contratar un seguro de viaje. El precio de este variará en función del destino y del tiempo que pasemos allí. Los destinos más complicados tendrán seguros mayores. Eso sí, cualquier cosa nos pueda suceder, aunque sea visitando Disneyland París y relacionada con vuelos, hoteles o pérdidas de equipaje pueden quedar cubiertas, lo que siempre es una tranquilidad. Por supuesto, las coberturas se amplían hasta el deceso.

En cuanto a los equipajes, lo recomendable es, siempre que viajemos, e independientemente del destino, hacerlo portando todas las cosas de valor tales como móviles, cartera o joyas en el equipaje de mano, ya que este es el único que del que no nos desprenderemos en ningún momento, salvo en el control de seguridad. Añadir candados y rodear de plástico film a las maletas que embarquemos también pueden ayudarnos a sentirnos más protegidos en nuestros viajes.

En relación a lo que tiene que ver con enfermedades, tanto el Ministerio de Exteriores como el de sanidad, en su versión de ‘Sanidad exterior’ nos ofrecerán información detallada sobre si necesitamos vacunarnos o tener un especial cuidado con algún tipo de contagio o animal peligroso en destinos exóticos. Muy recomendable para este tipo de aventuras más extremas.

Por último, y el que más está relacionado con el sentido común es el que nos lleva a recordar que la discreción es siempre un valor añadido en cuanto a seguridad se refiere. De esta forma, ya sea en un país pobre o en el centro de cualquier gran ciudad, no descuidar el bolso, no llevar cosas de mucho valor encima y, si se portan, al estilo de una cámara de fotos o un reloj, no ir exhibiéndolos, nos ayudarán a pasar más desapercibidos para los cacos. Sentido común y no desubicarse serían las claves.

Consejos para disfrutar de un vuelo largo de la mejor forma posible II

Gran parte de los viajes largos, dado que los trayectos son más largos de lo normal, los pasamos viajando. Es por eso que es tan importante poner el acento en todo aquello que nos ayude a que nuestra experiencia durante todo el tiempo que vayamos a pasar dentro del avión sea lo más agradable posible.

Si bien la pasada semana ya advertimos a través de cinco consejos cómo disfrutar de un vuelo largo en avión, ahora vamos a proponer otras cinco pautas que nos ayudarán a hacer lo más llevadero posible nuestro largo viaje en avión:

No te quedes sentado todo el vuelo. Todos los expertos recomiendan estirar las piernas, la espalda y mover el cuello constantemente en forma circular para que nuestro cuerpo no se resienta de tantas horas parado en la misma posición. En cuanto a los ejercicios más habituales, estos son los de levantar los dedos de los pies cuando estemos sentados o hacer círculos con nuestro cuello y andar cada hora y media dos horas por los pasillos tratando de estirar los músculos al máximo.

Las cabinas de los aviones suelen tener un ambiente muy seco, por lo que deberemos aumentar nuestra ingesta de líquidos. Todos los expertos alertan de la importancia de beber más de lo normal durante los vuelos largos. De esta forma, además, aminoraremos las consecuencias del jet lag si nuestro vuelo nos lleva destino a un lugar con un huso horario muy distintos al de nuestra partida. A modo de tip sobre este asunto, lo mejor es, en destino, esperar a que sea de noche para dormir. Así es como mejor se combate el jet lag.

Para disfrutar de un vuelo, además de todo lo dicho anteriormente, es necesario relajarse, descansar, ver películas que nos gusten, leer libros que nos apasionen o escuchar música que nos transmita. Vamos a estar mucho tiempo sin salir del habitáculo y eso nos abre la opción a hacer muchas cosas que de normal no podemos por falta de tiempo libre. Todo lo que nos llene nos hará más agradable nuestro viaje.

Muy relacionado con este punto está el que nos dice que entretenerse es la mejor manera de divertirse y matar el tiempo de espera. Así pues, además de lo citado, si jugamos a algo con nuestro compañero de viaje, ya sea a cartas o a algún juego del teléfono o repasamos anécdotas con él, notaremos que el tiempo pasa mucho más rápido. Entre comida y comida y siesta y siesta hay tiempo para mucho. Mejor hacer estos pasajes lo más divertidos posibles.

Algo que costará más si viajamos solos. Sin embargo, viajar en avión en solitario es una excelente oportunidad para conocer la persona con la que compartimos reposa brazos. En muchos casos las compañías colocan a pasajeros solitarios juntos en los aviones, por lo que si ese es nuestro caso y el de otro viajero amable tendremos la oportunidad de hacer amistades de lo más interesantes. Algo que los viajeros más asiduos ya habrán tenido el placer de experimentar.

Consejos para disfrutar de un vuelo largo de la mejor forma posible

No es lo mismo tomar el puente aéreo para ir de Madrid a Barcelona, o viceversa, que subirse a una aeronave para emprender un vuelo a Nueva Zelanda. Tal y como sucede en los viajes en coche, si se trata de un trayecto de una hora las precauciones que debemos tomar, más allá de buscar la mayor comodidad antes de partir, sin pocas. La cosa cambia, y mucho, cuando ese trayecto nos va a tener más de ocho horas sentados.

Vamos pues a ver cuáles son los mejores consejos que se les pueden dar a aquellos viajeros que estén a las puertas de embarcarse en un vuelo largo de esos que le tendrán más de cinco horas encerrado dentro de un avión. Disfrutar del vuelo sin sufrir lo más mínimo es posible. Veamos cómo.

Reservar un buen asiento. Si bien algunas compañías cobran más por elegir asiento, lo cierto es que si se tiene la posibilidad, tomar el asiento de las salidas de emergencia es el mejor. Aunque se nos pedirá que leamos las instrucciones sobre cómo abrir la puerta y hablar mínimamente inglés, son claramente los más anchos. También son más cómodos los que dan al pasillo y los que están justo inmediatamente detrás de los paneles de separación de cada sección de la nave.

La ropa que llevaremos en el avión. Uno de los mayores inconvenientes que se producen cuando viajamos en avión son los cambios de temperatura a los que nos vemos expuestos. Es por eso que, más allá de llevar ropa cómoda poniendo el acento en el calzado, es también necesario incorporar una chaquetita si vamos a viajar en verano y prendas de poner y quitar con facilidad si lo vamos a hacer en invierno. No lleves chanclas si no quieres que se te congelen los pies.

Accesorios para el descanso. Además de ropa cómoda, es también recomendable que portes contigo una mantita o chaqueta para taparte o incorporarla a la que te darán, antifaz para poder dormir sin luz y tapones para que nadie ni nada te moleste si quieres descansar durante tu viaje. Tampoco olvides tu cepillo de dientes, la pasta, el peine y el desodorante si no vas a pasar por el hotel antes de empezar a moverte por el destino.

No lleves demasiadas cosas. A pesar de lo que pudiera parecer leyendo el párrafo anterior es recomendable viajar con los justo. Si bien a veces no se puede evitar, es recomendable no ir con una maleta de mano grande, cargada y además portar una bolsa con compra de los duty free del aeropuerto. Si puedes ir con una pequeña bolsita o una maleta de mano pequeña y no muy llena lo agradecerás en las escalas y en los largos trayectos por el aeropuerto.

La comida en el avión. Si no quieres problemas durante el vuelo recuerda avisar de tus intolerancias a la tripulación y no ingerir alimentos pesados, ni picantes, ni abusar del alcohol si quieres disfrutar de un vuelo tranquilo, agradable y sin sobresaltos.

10 Apps para viajar por carretera

Una de las formas para viajar más recurridas en el mundo es, sin duda alguna, la carretera. Este es el medio preferido por casi todos los viajeros para sus desplazamientos cortos o las escapadas provocando sólo en España decenas de millones de movimientos diarios.

Si estás pensando en coger tu vehículo para emprender una nueva aventura lejos de casa y eres de los que no hace precisamente ascos a las nuevas tecnologías para planificar, organizar y disfrutar al máximo de un destino, toma buena nota de estas 10 Apps ideales para viajar con coche.

Historia de la aviación, conocimientos básicos de aviación (en lo que se incluye aerodinámica, meteorología y física), funciones, operatividad y mecánica del avión, normas y leyes básicas de vuelo, Aspectos básicos sobre la mercancía (Reconocimiento, tipos, embalaje, clasificación, entre otros).

También se incluirá otras asignaturas anexas que le suman más conocimiento al momento de ejecutar su trabajo, como lo son: Geografía mundial, Psicología, relaciones humanas y protocolo, operaciones de seguridad (emergencias, evacuaciones, manejo de las máscaras de oxígeno, chalecos y extintores), así como clases especiales de medicina de emergencia adaptada a los vuelos en la que se incluye: Anatomía humana, funciones del cuerpo humano, medicamentos, primeros auxilios básicos y reanimación cardiopulmonar.

Para obtener su certificación oficial las azafatas deberán presentar un examen de aviación civil, que posee 2 partes, una parte de teoría y otra de práctica. En la parte teórica, se aplicara una prueba de 100 preguntas de selección múltiple, y estas estarán enfocadas en el contenido que se vio en cada asignatura durante el curso, por lo que tienen una distribución equitativa por asignatura.

Gasolineras España

Si nos quedamos sin gasolina ni podemos empezar a viajar ni continuar con nuestra aventura. Es por eso que esa apliacción se antoja como ideal para saber no sólo dónde encontrar una estación de servicio con gasolinera, sino también para controlar el precio del combustible en cada una de ellas, además de informar a sus usuarios cuando hay descuentos.

Waze Transport SDK Banner

Nada mejor para calcular la ruta que estar en contacto directo con otros usuarios que están por delante nuestro y acaban de utilizar las mismas carreteras. Si queremos toda la información posible sobre caminos, tráfico y estado del tiempo y el asfalto esta es la mejor de las opciones.

Spotify para el móvil

Viajar en coche sin música no es un viajar en coche así que si queremos la mejor herramienta para escuchar lo que queramos qué mejor que Spotify el programa -y también la aplicación- de música más utilizada del mundo con la que elaborar listas de reproducción ‘ad hoc’ y de todo tipo para cada viaje.

JourniApp

Esta App tiene como objetivo organizar las mejores fotografías realizadas en el destino. Mientras tu vas lanzando fotos a diestro y siniestro, este las organiza y las coloca para compartirlas formando un estupendo y precioso álbum de viaje con todos los datos sobre cuándo fueron tomadas y dónde, ideal para utilizar en un viaje por carretera con varias paradas.

Cómo sacar el máximo partido a nuestro móvil cuando viajamos

Vivir sin móvil es imposible y, cada vez más, viajar sin él también. Cada vez son más las compañías que están ofreciendo servicios de itinerancia de datos a menor precio, cuando no gratis, propiciando que los teléfono móviles inteligentes se conviertan en una herramienta más del viaje en la que, eso sí, cabe desde un billete de avión hasta el mapa detallado del destino al que nos dirigimos.

No obstante, todavía siguen siendo mayoría los que, o bien por miedo a que les cobren el roaming, o bien porque no creen vayan a darle un uso imprescindible, o también porque quieran desconectar del mundo online cuando lo importante es ver sitios nuevos, sólo lo portan ante la posibilidad de que necesiten echar mano de él para realizar una llamada de emergencia, renunciando a viajar con internet.

Para todos estos, vamos a tratar de darles una serie de tips con los que sacar el máximo provecho a su terminal móvil sin internet durante el tiempo que se van a marchar de viaje.

El primero de todos tendría lugar antes de emprender el viaje y estaría relacionado con la posibilidad de recibir alertas una vez tenemos claro que queremos viajar a ese lugar concreto en esas fechas determinadas. Gracias a estas sabremos cuándo nuestro billete de avión ha bajado a un precio mínimo y cuando lo ha hecho la reserva de hotel, lo que puede llegar a suponer una reducción importante en el presupuesto de nuestra escapada.

El segundo estaría relacionado con la seguridad, ya que gracias a la cámara de fotos de nuestro terminal, por muy viejo que este sea, podremos portar encima documentos oficiales tales como el DNI, el pasaporte, las tarjetas de embarque o los códigos de referencia de las reservas de hotel o de las excursiones o entradas es eventos que hayamos contratado antes de viajar y que necesitaremos durante nuestra salida. Contar con esto a modo de copia de seguridad puede sacarnos de un buen embrollo.

Ya por ahí, lejos de casa, es imprescindible contar con un power bank o batería externa. Los hay tan ligeros que se pueden llevar de llaveros, para acumular una segunda carga completa, o que caben en un bolso con hasta diez cargas seguidas. Si no queremos quedarnos sin batería para hacer fotos o guardar el mínimo para poder realizar una llamada de emergencia es recomendable portalas, al igual que el cable cargador para hacer lo propio cuando encontremos un enchufe. Ojo, porque hay países en los que la entrada eléctrica puede requerir un adaptador.

Muchos no lo saben pero si accedemos a una ciudad en Google Maps y hacemos un poco de zoom pasando por toda la zona céntrica de la ciudad o la localidad a la que nos dirigimos, aún sin internet, podremos consultarlo después en destino, siempre y cuando no hayamos cerrado la aplicación de Google Maps tras acceder al mapa de destino. Una vez allí, aunque no podamos seleccionar una calle para que nos guíe, si podremos orientarnos a través de la bolita que marca nuestra posición si sabemos dónde debemos dirigirnos. Un tip de lo más útil.

También sin necesidad de entrar a internet encontramos cada vez más Apps como diccionarios en varios idiomas o conversores de moneda. No estaría de más revisar estas dos opciones, y alguna más, que nos echarán una manaza cuando nuestro destino lo requieras.

Los destinos preferidos de los españoles por rango de edad

Un curioso e interesante estudio realizado a través del portal Trabber.es recientemente, y en el que han tenido en cuenta más de 100.000 visitas, ha servido para configurar el mapa mundi con los destinos turísticos entre los diferentes segmentos de edad de los turistas españoles.

El primero, englobado por los menores de 30 años; el segundo, que va entre los adultos de 30 y 50 años y el tercero, que agrupa a todos los mayores de 50 años. Tomando las búsquedas de los distintos usuarios de esta plataforma, la tabla de destinos más buscados por cada una de estas franjas quedaría de la siguiente manera:

Menores de 30 años:

1. Londres
2. París
3. Madrid
4. Nueva York
5. Barcelona
6. Palma de Mallorca
7. Tenerife
8. Roma
9. Bangkok
10. Sevilla

Adultos de entre 30 y 50 años:

1. Londres
2. Nueva York
3. Tenerife
4. París
5. Madrid
6. Palma de Mallorca
7. Barcelona
8. Lima
9. Roma
10. Las Palmas de Gran Canaria

Mayores de 50 años:

1. Nueva York
2. Palma de Mallorca
3. Tenerife
4. Santiago de Chile
5. Londres
6. Madrid
7. Barcelona
8. París
9. La Habana
10. Roma

Así viajan los españoles por edad

Como datos curiosos, Londres, París y Roma repiten en los tres grupos como destinos ‘top 10’, si bien entre los más jóvenes la capital del Reino Unido aparece como la más requerida, cayendo a la quinta posición en el grupo de los turistas más veteranos.

Por otro lado, en cuanto a destinos nacionales, Madrid y Barcelona también vuelven a repetirse en todos los segmentos de edad, con la capital de España situada en todos los casos más arriba que la catalana. Junto a ellas, Palma de Mallorca y Tenerife también se sitúan en todos los top 10 de búsquedas de los españoles. En este caso, vemos como a medida que la franja de edad va en aumento y ambas van subiendo siendo la sexta y la séptima preferida entre los más jóvenes, la tercera y la sexta en preferencia entre los intermedios y ya segunda y tercera favorita para los de mayor edad.

En cuanto a los destinos más allá del continente europeo, la que que no falla tampoco en ninguna de las tres listas es la conocida vulgarmente como la capital del mundo, Nueva York, siendo la cuarta opción para los más jóvenes, la segunda para la franja de adultos y la primera para los españoles viajeros de más de 50 años.

Otro punto curioso sobre el que vale la pena detenerse es el que habla de los destinos Latinoamericanos de todos los grupos de viajeros españoles analizados. En este capítulo, los Millenials parecen no tener ningún interés al no colocar ni uno solo entre sus diez destinos preferidos. Ya entre los de la Generación X aparece Lima, pero en la octava y antepenúltima posición y entre los hijos del ‘Baby Boom’ cambian las tornas situándose Santiago de Chile en la cuarta posición y La Habana en la novena.

Sin duda, todo un puñado de datos para los amantes del ‘Big Data’ que puede ser de mucha utilidad para las agencias de viajes y sus comerciales. Estos son los datos oficiosos de los viajeros españoles en todos sus rangos de edad.

Fallas 2017 y Magdalena 2017, los dos destinos de la fiesta para este marzo

En menos de 70 kilómetros de distancia se viene un fin de semana de aúpa. Por si no lo fuera ya durante el resto del año, el mes de marzo suena a auténtica fiesta en el levante español con Valencia como gran capital y con Castellón de la Plana como alternativa menos masificada para este próximo fin de semana que comenzará el viernes 17 y que llegará a su fin con el 19 de marzo, día del padre, en ambas capitales.

Y es que, después de que ya comenzara el ‘jaleo’ el pasado fin de semana de manera oficiosa, y con las mascletás activas ya desde hace semanas, las Fallas se preparan para su día grande después de que la ‘plantá’ ya se haya arrancado y de que la ‘cremá’ convirtiendo en cenizas el trabajo de los artistas falleros durante todo el año, se acerque con la noche del domingo en el retrovisor.

Entre medias, casi un millón de visitantes, a sumar al millón de la capital y las localidades colindantes, tratarán de buscar su espacio en una ciudad con las principales calles cortadas, donde no falta la música, el olor a pólvora y la atracción que supone recorrer la capital del Turia para disfrutar de todas las fallas levantadas y que esperan la resolución del jurado en busca de una ganadora.

Una oferta muy similar a la que se dará en Castellón, también este próximo fin de semana. Allí se vivirá, no obstante, el primero de los dos fines de semana de fiesta que tienen preparados en La Plana y donde las fallas dejan lugar a la gaiatas, esculturas cargadas de luces, y que también se agolpan en los distintos barrios de Castellón durante siete días de auténtica fiesta y donde la música y la pólvora, como en Valencia, no desaparecen nunca.

Mesones de la tapa, del vino, una oferta interesante de conciertos que se suman a las orquestas de cada falla en Valencia y Colla en Castellón completan los distintos actos oficiales y tradicionales como son la ofrenda a la ‘Cheperudeta’, la Virgen de los Desamparados en la capital del Levante y a la Virgen de Lidón en la de la Costa de Azahar, además de la tradicional romería de La Magdalena que da nombre a las fiestas castellonenses y que cada vez parece congregar a más visitantes.

Castellón y Valencia, centro de la fiesta en marzo

Como ven, todos aquellos viajeros que estén buscando un lugar donde ir a disfrutar de la fiesta, conocer la distintas tradiciones festivas y culturales y hacerlo, además, en busca del buen tiempo, ya saben que la Comunidad Valenciana, a través de las provincias de Valencia y Castellón se convertirán durante este fin de semana en las grandes capitales de la juerga nacional. Aunque la oferta hotelera esté ya a casi al completo, cabe recordar que a última hora siempre se acaban produciendo cancelaciones que vale la pena tener en cuenta. Si tienen tiempo y ganas, ya lo saben, cojan el coche y pongan rumbo al este de la península ibérica.