Inventos que cambiaron la forma de viajar para siempre

Para viajar, en el sentido más estricto de la palabra, hace falta muy poco. Tan solo la capacidad para poder movilizarse y encaminarse hacia un destino.

Sin embargo, a lo largo de la historia de la humanidad han sido muchos los inventos que han servido de ayuda para hacer los viajes mucho más rápidos, sencillos y llevaderos para los aventureros, tal y como vamos a tratar de mostrar en este post.

El primero de la lista, cómo no, es la mochila. Ya sea como mero recipiente portados de objetos o como casa andante en forma de ‘backpack’ lo cierto es que la mochila moderna, producida en masa a finales de los años 30, fue y sigue siendo uno de los movimientos más importantes para los viajeros de todo el mundo.

Ya mucho más reciente ha sido la expansión de la telefonía móvil al principio y más recientemente de la telefonía móvil inteligente. Gracias a estos dispositivos podemos llevar con nosotros guías de viaje, billetes de avión, reservas de hotel, comunicación directa con cualquier persona de origen o destino y hasta un GPS que hace las veces de mapa interactivo, cuando no de cámara de fotos semi profesional.

Volviendo al primer punto, si hablamos de transportar equipaje un cambio que los viajeros hemos agradecido enormemente es el que tiene que ver con la colocación de ruedas en las maletas. Al principio dos y luego cuatro y con movilidad en todas las direcciones han permitido aumentar la capacidad de carga y han impedido dolores y lesiones a distintos niveles.

En cuanto a la forma de pasar la noche uno de los más rudimentarios que sigue teniendo una auténtica legión de seguidores es la tienda de campaña. De todo tipo, forma y capacidad es una de las más económicas y aventureras de todas las que existen. Ahora, montarla y desmontarla es mucho más sencillo de lo que lo fue en los inicios.

Tenía que llegar este punto. El que hace referencia a las compañías aéreas low cost. Si bien a principios del pasado siglo lo de viajar quedaba en manos de ricos, artistas y diplomáticos ahora está ya al alcance de gran parte de la clase media de Occidente. Su existencia ha provocado que se multipliquen por mucho el número de viajeros de todo el mundo.

Previo a este ‘boom’ de aerolíneas low cost llegó la tarjeta de crédito. Ese sistema de pago en plástico que nos permite movernos por todo el mundo sin necesidad de tener que tocar dinero, cambiar divisas o contar cuánto nos queda en el bolsillo. Su aparición ha hecho mucho más sencillo moverse por todo el globo.

A nivel más mundano, pero también muy importante encontramos los adaptadores de viaje. El hecho de que no haya un sistema internacional para cargar los dispositivos y que tantos quebraderos de cabeza provocó durante un tiempo ha pasado a mejor vida gracias a estos económicos aparatitos.

Por último, qué decir de los GPS. Los tediosos y difícilmente interpretables mapas son ya historia. Ahora los sistemas de geolocalización del teléfono o del coche nos llevan donde queremos, por la vía más rápida y/o económica, advirtiéndonos del tráfico y sin posibilidad de pérdida. Viajar así, es más placer aún.

Consejos para viajar seguros a cualquier parte

Viajar es un placer y debe serlo en cualquier circunstancia. Sin embargo, en muchas ocasiones la aventura de cambiar de lugar durante nuestros días de asueto se convierte en un auténtico infierno por muy distintos motivos. Aunque muchos de ellos no están en nuestras manos, otros sí lo están. Vamos a verlo.

El primero de ellos, salvo que un viaje de trabajo nos obligue a ello, sí lo está. Se trata de escoger un destino del que estemos seguros no corremos riesgo de quedar desprotegidos por recalar en una zona de conflicto o peligrosa. Es por eso que, antes de viajar a algún destino exótico es necesario recabar información a través del Ministerio de Exteriores para que nos emitan recomendaciones sobre si es aconsejable hacerlo o no, a qué zonas y en qué tipo desplazamientos. De esta forma reduciremos notablemente los riesgos.

De la misma forma podemos visitar blogs de residentes en el país de destino y revisar las reseñas sobre las distintas zonas de cada ciudad para conocer, de antemano y de cerrar ninguna reserva, si el alojamiento se encuentra en una zona caliente o si lo está en un lugar seguro.

Una vez con esto cerrado, y sea cual sea nuestro destino, es recomendable contratar un seguro de viaje. El precio de este variará en función del destino y del tiempo que pasemos allí. Los destinos más complicados tendrán seguros mayores. Eso sí, cualquier cosa nos pueda suceder, aunque sea visitando Disneyland París y relacionada con vuelos, hoteles o pérdidas de equipaje pueden quedar cubiertas, lo que siempre es una tranquilidad. Por supuesto, las coberturas se amplían hasta el deceso.

En cuanto a los equipajes, lo recomendable es, siempre que viajemos, e independientemente del destino, hacerlo portando todas las cosas de valor tales como móviles, cartera o joyas en el equipaje de mano, ya que este es el único que del que no nos desprenderemos en ningún momento, salvo en el control de seguridad. Añadir candados y rodear de plástico film a las maletas que embarquemos también pueden ayudarnos a sentirnos más protegidos en nuestros viajes.

En relación a lo que tiene que ver con enfermedades, tanto el Ministerio de Exteriores como el de sanidad, en su versión de ‘Sanidad exterior’ nos ofrecerán información detallada sobre si necesitamos vacunarnos o tener un especial cuidado con algún tipo de contagio o animal peligroso en destinos exóticos. Muy recomendable para este tipo de aventuras más extremas.

Por último, y el que más está relacionado con el sentido común es el que nos lleva a recordar que la discreción es siempre un valor añadido en cuanto a seguridad se refiere. De esta forma, ya sea en un país pobre o en el centro de cualquier gran ciudad, no descuidar el bolso, no llevar cosas de mucho valor encima y, si se portan, al estilo de una cámara de fotos o un reloj, no ir exhibiéndolos, nos ayudarán a pasar más desapercibidos para los cacos. Sentido común y no desubicarse serían las claves.

Consejos para disfrutar de un vuelo largo de la mejor forma posible II

Gran parte de los viajes largos, dado que los trayectos son más largos de lo normal, los pasamos viajando. Es por eso que es tan importante poner el acento en todo aquello que nos ayude a que nuestra experiencia durante todo el tiempo que vayamos a pasar dentro del avión sea lo más agradable posible.

Si bien la pasada semana ya advertimos a través de cinco consejos cómo disfrutar de un vuelo largo en avión, ahora vamos a proponer otras cinco pautas que nos ayudarán a hacer lo más llevadero posible nuestro largo viaje en avión:

No te quedes sentado todo el vuelo. Todos los expertos recomiendan estirar las piernas, la espalda y mover el cuello constantemente en forma circular para que nuestro cuerpo no se resienta de tantas horas parado en la misma posición. En cuanto a los ejercicios más habituales, estos son los de levantar los dedos de los pies cuando estemos sentados o hacer círculos con nuestro cuello y andar cada hora y media dos horas por los pasillos tratando de estirar los músculos al máximo.

Las cabinas de los aviones suelen tener un ambiente muy seco, por lo que deberemos aumentar nuestra ingesta de líquidos. Todos los expertos alertan de la importancia de beber más de lo normal durante los vuelos largos. De esta forma, además, aminoraremos las consecuencias del jet lag si nuestro vuelo nos lleva destino a un lugar con un huso horario muy distintos al de nuestra partida. A modo de tip sobre este asunto, lo mejor es, en destino, esperar a que sea de noche para dormir. Así es como mejor se combate el jet lag.

Para disfrutar de un vuelo, además de todo lo dicho anteriormente, es necesario relajarse, descansar, ver películas que nos gusten, leer libros que nos apasionen o escuchar música que nos transmita. Vamos a estar mucho tiempo sin salir del habitáculo y eso nos abre la opción a hacer muchas cosas que de normal no podemos por falta de tiempo libre. Todo lo que nos llene nos hará más agradable nuestro viaje.

Muy relacionado con este punto está el que nos dice que entretenerse es la mejor manera de divertirse y matar el tiempo de espera. Así pues, además de lo citado, si jugamos a algo con nuestro compañero de viaje, ya sea a cartas o a algún juego del teléfono o repasamos anécdotas con él, notaremos que el tiempo pasa mucho más rápido. Entre comida y comida y siesta y siesta hay tiempo para mucho. Mejor hacer estos pasajes lo más divertidos posibles.

Algo que costará más si viajamos solos. Sin embargo, viajar en avión en solitario es una excelente oportunidad para conocer la persona con la que compartimos reposa brazos. En muchos casos las compañías colocan a pasajeros solitarios juntos en los aviones, por lo que si ese es nuestro caso y el de otro viajero amable tendremos la oportunidad de hacer amistades de lo más interesantes. Algo que los viajeros más asiduos ya habrán tenido el placer de experimentar.

Los destinos preferidos de los españoles por rango de edad

Un curioso e interesante estudio realizado a través del portal Trabber.es recientemente, y en el que han tenido en cuenta más de 100.000 visitas, ha servido para configurar el mapa mundi con los destinos turísticos entre los diferentes segmentos de edad de los turistas españoles.

El primero, englobado por los menores de 30 años; el segundo, que va entre los adultos de 30 y 50 años y el tercero, que agrupa a todos los mayores de 50 años. Tomando las búsquedas de los distintos usuarios de esta plataforma, la tabla de destinos más buscados por cada una de estas franjas quedaría de la siguiente manera:

Menores de 30 años:

1. Londres
2. París
3. Madrid
4. Nueva York
5. Barcelona
6. Palma de Mallorca
7. Tenerife
8. Roma
9. Bangkok
10. Sevilla

Adultos de entre 30 y 50 años:

1. Londres
2. Nueva York
3. Tenerife
4. París
5. Madrid
6. Palma de Mallorca
7. Barcelona
8. Lima
9. Roma
10. Las Palmas de Gran Canaria

Mayores de 50 años:

1. Nueva York
2. Palma de Mallorca
3. Tenerife
4. Santiago de Chile
5. Londres
6. Madrid
7. Barcelona
8. París
9. La Habana
10. Roma

Así viajan los españoles por edad

Como datos curiosos, Londres, París y Roma repiten en los tres grupos como destinos ‘top 10’, si bien entre los más jóvenes la capital del Reino Unido aparece como la más requerida, cayendo a la quinta posición en el grupo de los turistas más veteranos.

Por otro lado, en cuanto a destinos nacionales, Madrid y Barcelona también vuelven a repetirse en todos los segmentos de edad, con la capital de España situada en todos los casos más arriba que la catalana. Junto a ellas, Palma de Mallorca y Tenerife también se sitúan en todos los top 10 de búsquedas de los españoles. En este caso, vemos como a medida que la franja de edad va en aumento y ambas van subiendo siendo la sexta y la séptima preferida entre los más jóvenes, la tercera y la sexta en preferencia entre los intermedios y ya segunda y tercera favorita para los de mayor edad.

En cuanto a los destinos más allá del continente europeo, la que que no falla tampoco en ninguna de las tres listas es la conocida vulgarmente como la capital del mundo, Nueva York, siendo la cuarta opción para los más jóvenes, la segunda para la franja de adultos y la primera para los españoles viajeros de más de 50 años.

Otro punto curioso sobre el que vale la pena detenerse es el que habla de los destinos Latinoamericanos de todos los grupos de viajeros españoles analizados. En este capítulo, los Millenials parecen no tener ningún interés al no colocar ni uno solo entre sus diez destinos preferidos. Ya entre los de la Generación X aparece Lima, pero en la octava y antepenúltima posición y entre los hijos del ‘Baby Boom’ cambian las tornas situándose Santiago de Chile en la cuarta posición y La Habana en la novena.

Sin duda, todo un puñado de datos para los amantes del ‘Big Data’ que puede ser de mucha utilidad para las agencias de viajes y sus comerciales. Estos son los datos oficiosos de los viajeros españoles en todos sus rangos de edad.

Razones para dejarlo todo e irte a conocer el mundo II

Motivos para descubrir lo desconocido, admirar la belleza de cada rincón del planeta y empezar una nueva vida sobran. Para muestra, el botón que les enseñamos en el primer capítulo de ‘Razones para dejarlo todo e irte a conocer el mundo’.

Como nos quedamos con ganas de dar más empujones y más fuertes si cabe a todos aquellos que todavía están dudando su vale la pena o no armar la mochila y petate en busca de nuevas experiencias, vamos a acabar de esgrimir algunas poderosas razones para decantar de una vez la balanza de la duda en favor de la aventura de vivir.

Dicen que viajar es la única cosa que cuesta dinero que te hace más rico. Y la frase de marras tiene más razón que un santo. Además de adentrarse en los desconocido, que para muchos es sinónimo de miedo y desconfianza, viajar te aporta siempre una nueva perspectiva de las cosas. Alejarte de tu zona de confort y conocer nuevas culturas desde dentro es quizás una de las aventuras más apasionantes de la vida tanto a nivel personal como cultural.

Esto implica, por un lado, el viaje responsable y sostenible a cualquier zona del planeta, el respeto por otras formas de actuar y entender su entorno y, en definitiva, adentrar en el mundo de otros sin querer dejar nuestra huella de turistas por el camino.

Otro motivo, en este caso económico, para lanzarte a viajar por el mundo es la posibilidad de moverte por zonas donde, al cambio, con un salario europeo o unos mínimos ahorros en euros o dólares, puedes aguantar mucho tiempo dando vueltas. En el caso de que busques viajar trabajando ya sabes que empleo no cualificado sobra y que, con muy poco, es posible sobrevivir. La opción de trabajar por alojamiento y comida tampoco es nada despreciable si se quiere ahorrar al máximo y sumergirse de pleno en otras culturas.

Los viajeros habituales ya lo saben. No hay nadie con quien identificarse más que con otro viajero que ha decidido, como nosotros, cambiar de aires y pisar otras tierras como viajero, y no como turista. Todos los viajeros coincidimos en que, por más maravillas que hay en el mundo, lo más maravilloso que existe en el planeta es su gente. Tanto si son locales como colegas de viaje el ser humano marca de una manera imborrable cuando se está con la mente abierta y dispuesto a escuchar y aprender de los demás.

Nada motiva más que trabajar para seguir viajando. Por más tedioso que sea tu empleo o la labor que realices para poder seguir disfrutando de la vida en el sentido más amplio de la palabra, saber que cada hora de trabajo repercute en el disfrute que supone la nueva aventura que está por llegar o seguir disfrutando una ya empezada motiva más que nada en el mundo para un viajero.

Por último, darse cuenta de que hay más trabajos, más ciudades, más personas y en definitiva más mundo del que se nos ha dado al nacer es la grandeza de viajar. Hay tantas formas de vida como culturas en el mundo y a cuál más interesante. Acercarse a ellas y conocerlas es el primer paso para saber qué vida quieres para ti.

Viajar por Ecuador un paraiso de color

viaje playas esmeraldas

Si viajas desde España y quieres planificar unas buenas vacaciones por el extranjero, te recomendamos viajar por Ecuador, un paraíso de color sin igual que te ofrecerá alojamiento económico, la mejor gastronomía de la zona y sin dudarlo el fascinante encanto de sus gentes acompañado por los mejores destinos para disfrutar de un increíble viaje de ensueño,

Viaja por ecuador desde la Costa a los hermosos Andes, viajar por América del Sur, contrata paquetes por agencia de viajes o haz tu propia ruta de viajes con amigos a muy buen precio con la compra de billetes online en cualquier aerolínea.

Viajar en solitario por ecuador

Si tienes en mente viajar por ecuador en solitario, desde luego no puedes perderte sus costas, playas llenas de encanto que te ofrecen otro mundo en el que perderte durante semanas. Si te alojas en algún hotel cercano consulta la posibilidad de disponer de un guía turístico que pueda comentarte un poco sobre la zona y te lleve a lugares importantes para planificar al máximo el tiempo de tus vacaciones.

Las playas de aguas cristalinas y arenas finas serán la ruta perfecta para conocer durante días  las enormes extensiones de arena  y mar acompañados de fiestas junto al agua al caer el sol.

Viajar por la ruta de Playas de Esmeraldas

De las costas ecuatorianas queremos destacar en esta ocasión algunas de las playas de Esmeraldas que sin duda te enamorarán desde un primer momento, esa frase tan típica de los turistas “yo no me quiero ir de aquí” sin duda formará parte de tu repertorio diario, un incansable sentimiento  que comparten miles de turistas que han podido visitar estos impresionantes parajes de agua de tono turquesa y arena suave y fina por la que apetece caminar durante horas.

Balneario de Tonsupa

En esta ocasión nos paramos en la zona del balneario de Tonsupa, un lugar muy especial y sobre todo uno de los lugares más visitados por los turistas y los lugareños que acuden a la zona en cualquier época del año.

Tonsupa te permitirá aprovecharte de un alojamiento económico y disfrutar de un excelente jugo de coco, un gran aporte calórico para que puedas caminar entre sus olas sin agotarte hasta caer la noche.

La playa de Súa

Si buscas tranquilidad y calma, no te pierdas la visita a la playa de Súa, forma parte de las Playas de Esmeraldas, un espacio natural ideal para los amantes, los escritores, los poetas y todo aquel que busca con regocijo un paraíso en la tierra, en esta playa descubrirás grutas, el agua más calmada de todo Ecuador y la madre naturaleza en todo su esplendor, en esta zona también se encuentran hoteles a muy buen precio para que puedas pasar varias noches  en un lugar que te permitirá encontrar toda la paz que necesites tras duros días de trabajo.

Recomendaciones para un viaje por Ecuador

Infórmate sobre el tiempo en la fecha en la que tengas en mente viajar y lleva lo imprescindible para ir un poco ligera de equipaje, muchas agencias de viaje ofrecen el vuelo y el hotel a muy buen precio en el que se incluyen además otros servicios como guía turístico, excursiones o actividades al aire libre, paquetes de viaje que no deberías dejar escapar sobre todo si dispones de poco tiempo para las vacaciones, los llamados “paquetes vacacionales” aportan al viajero una mayor garantía en cuanto a viaje y alojamiento de calidad y  un sinfín de oportunidades para conocer los lugares más visitados por los turistas de todo el mundo.