Destinos perfectos para un retiro espiritual

Disfrutar de uno mismo, cuidar cuerpo y mente y caminar y cocinar pensando en retomar fuerzas, buscar el equilibrio y volver con fuerzas son algunos de los factores que más se están asociando al renovado turismo de retiro espiritual.

Una modalidad de turismo que parece estar consolidándose y que tiene en algunas ciudades sus grandes capitales para aquellos que mientras se estén haciendo las maletas estén pensando en vivir una experiencia que vaya más allá de la del propio viaje.

Vamos pues a repasar cuáles son estas ciudades-retiro, dónde están y qué se ofrece en cada una de ellas:

Rishikesh: Denominada como la capital mundial del yoga, esta ciudad cien por cien espiritual se encuentra en el distrito de Dehradun en el estado de Uttarakhand, en la India. Es por eso que, de un tiempo a esta parte, se ha convertido en una de esas ciudades retiro que respiran misticismo a cada paso. La presencia de distintos centros turísticos y casas de meditación, ‘Ashrams’ y de guías espirituales que ayudan a los visitantes a encontrar la paz interior la convierten en un retiro espiritual de primer orden. A todo esto hay que sumar la cantidad de actividades relacionadas con la naturaleza que se ofrecen en los distintos hoteles de la zona.

Lumbini: Situado en el corazón de la cordillera del Himalaya, concretamente en Nepal, esta localidad se ha convertido en una de las grandes capitales mundiales del retiro espiritual más auténtico. Gracias a la cultura nepalí, que salpica cada ciudad de decenas de templos hindúes, y sobretodo del más importante, Pashupatinath, ubicado a orillas del río Bagmati, al este de Katmandú, Lumbini se erige como una ciudad retiro de lo más relajante. Catalogada como una de las regiones cuna del budismo es uno de los centros de peregrinación por ser el lugar de nacimiento de Buda. Entre otros atractivos verdes se puede visitar el mismísimo lugar en el que se alumbró a Siddharta Gautama hace 2500 años.

Chiang Rai: Uno de los países más visitados de Asia, Tailandia, tiene una ciudad con un aura especial. Esa es Chiang Rai, situada en la frontera entre Myanmar y Laos. Los valles, la selva, los templos milenarios y los locales convierten la visita a este lugar en una experiencia inolvidable de por vida. Aquellos en busca de experiencias místicas, silencio y naturaleza encontrarán en este lugar el sitio perfecto para un retiro espiritual sin parangón. el Monasterio del Bosque de Bambú, el antiquísimo templo budista de Wat Phra Kaew y la cercanía del Templo Blanco, el Wat Rong Khun, también conocido como el templo de porcelana son sencillamente impresionantes.

Ciudad de Los Andes: En plena cordillera chilena se encuentra la ciudad que le da nombre a la misma. Situada a 135 kilómetros de la capital chilena se erige la que fuera fundada como Villa de Santa Rosa de los Andes. Un remanso de paz y de naturaleza extrema en la que destacan construcciones tan históricas como el Monasterio del Espíritu Santo y o la Plaza de Armas. Además de Río Colorado y Río Blanco, capitales chilenas de la paz, el otro gran atractivo es la presencia de la Reserva Nacional Río Blanco. Un lugar que corta la respiración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *