Trucos para viajar barato… casi gratis

Se lo hemos comentado en alguna ocasión. Pocas verdades más palmarias hay que la que dice que viajar es la única cosa que cuesta dinero que te hace más rico. No por ser incontestable, es menos cierto que viajar exige, como mínimo, algo de ahorro para poder emprender una aventura lejos de casa. No obstante, y dado que existen multitud de formas de viajar, las hay también que reducen al máximo los costes como vamos a tratar de ver en este post. Tomen nota, y vayan buscando fecha.

Lo primero que hay que remarcar es que la llegada de internet ha supuesto toda una revolución para el sector turístico, los comparadores de vuelos y hoteles, así como los distintos perfiles en las redes sociales que advierten de chollos han convertido viajar en algo mucho más barato. Un ‘tip’ obligatorio que deben conocer nuestros lectores es que, a la hora de buscar un vuelo, es recomendable borrar las cookies para evitar que nuestro rastro pasado buscando precios mande un aviso a estos buscadores y nos lo encarezcan.

En este sentido, y sabedores de que para aterrizar en algunos destinos no podremos evitar tener que utilizar el avión, son muchas las webs que se dedican a publicar tarifas error en billetes de avión con descuentos de más del cincuenta por ciento, como por ejemplo exprimeviajes. Eso sí, si queremos viajar a precio de coste, deberemos acoplarnos a las fechas a las que está adscrita esta ‘tarfa error’.

Es también interesante visitar distintos fotos en los que tantear opiniones sobre precios, mayoristas, compañías de avión, traslados, hoteles y excursiones, entre otras cosas, de gente que ya haya realizado antes la aventura que nos traemos entre manos. De esta forma podemos reducir notablemente los gastos.

Para los más valientes, recomendamos la posibilidad de abrirse un perfil en portales como couchsurfing, que permite intercambiar ‘sofás’ en cualquier ciudad del mundo con generosos huéspedes que no cobran nada por alojar a viajeros en su casa, o a portales relacionados con intercambio de casas para viajar, con intercambio de trabajo por alojamiento o similares. Todo sobre nos puede hacer viajar a coste cero por todo el mundo.

Es importante también viajar en momentos menos concurridos que la mayoría. Ya sabemos que será más difícil encontrar una tarifa error o una oferta si viajamos en verano, y también un sofá en couchsurfing o incluso un coche que nos recoja para llevarnos haciendo autostop entre ciudades. Comprar con antelación de un mes y medio para vuelos nacionales y continentales y de tres meses para intercontinentales, parece estar demostrado que reduce notablemente los precios.

Para aquellos que decidan enrolarse en un crucero, deben saber que estas compañías también suelen ofrecer auténticas gangas unas dos semanas antes de que salgan los mismos y las acecha la opción de vender los camarotes que no han vendido antes, a precios que pueden rondar la mitad o menos de lo que los vendían días antes.

Una vez nos hemos decidido por hacer un crucero, si queremos ahorrar al máximo deberemos evitar apuntarnos a las excursiones organizadas y patear por nuestra cuenta.

En cuanto a la comida, una de las claves para encontrar los lugares más baratos está en los fotos estilo tripadvisor en los que cribar por precios aquellos lugares poco conocidos, repletos de locales, y que sirven comida por muy poco dinero. Así es difícil fallar.

Por último, es también importante poner el acento en las argucias que los más valientes emplean para viajar gratis como es la de realizar reservas de avión con escalas imposibles en busca de retrasos y cancelaciones que supongan un reembolso del billete o una indemnización suculenta que nos alivie la inversión viajera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *