Consejos para viajar seguros a cualquier parte

Viajar es un placer y debe serlo en cualquier circunstancia. Sin embargo, en muchas ocasiones la aventura de cambiar de lugar durante nuestros días de asueto se convierte en un auténtico infierno por muy distintos motivos. Aunque muchos de ellos no están en nuestras manos, otros sí lo están. Vamos a verlo.

El primero de ellos, salvo que un viaje de trabajo nos obligue a ello, sí lo está. Se trata de escoger un destino del que estemos seguros no corremos riesgo de quedar desprotegidos por recalar en una zona de conflicto o peligrosa. Es por eso que, antes de viajar a algún destino exótico es necesario recabar información a través del Ministerio de Exteriores para que nos emitan recomendaciones sobre si es aconsejable hacerlo o no, a qué zonas y en qué tipo desplazamientos. De esta forma reduciremos notablemente los riesgos.

De la misma forma podemos visitar blogs de residentes en el país de destino y revisar las reseñas sobre las distintas zonas de cada ciudad para conocer, de antemano y de cerrar ninguna reserva, si el alojamiento se encuentra en una zona caliente o si lo está en un lugar seguro.

Una vez con esto cerrado, y sea cual sea nuestro destino, es recomendable contratar un seguro de viaje. El precio de este variará en función del destino y del tiempo que pasemos allí. Los destinos más complicados tendrán seguros mayores. Eso sí, cualquier cosa nos pueda suceder, aunque sea visitando Disneyland París y relacionada con vuelos, hoteles o pérdidas de equipaje pueden quedar cubiertas, lo que siempre es una tranquilidad. Por supuesto, las coberturas se amplían hasta el deceso.

En cuanto a los equipajes, lo recomendable es, siempre que viajemos, e independientemente del destino, hacerlo portando todas las cosas de valor tales como móviles, cartera o joyas en el equipaje de mano, ya que este es el único que del que no nos desprenderemos en ningún momento, salvo en el control de seguridad. Añadir candados y rodear de plástico film a las maletas que embarquemos también pueden ayudarnos a sentirnos más protegidos en nuestros viajes.

En relación a lo que tiene que ver con enfermedades, tanto el Ministerio de Exteriores como el de sanidad, en su versión de ‘Sanidad exterior’ nos ofrecerán información detallada sobre si necesitamos vacunarnos o tener un especial cuidado con algún tipo de contagio o animal peligroso en destinos exóticos. Muy recomendable para este tipo de aventuras más extremas.

Por último, y el que más está relacionado con el sentido común es el que nos lleva a recordar que la discreción es siempre un valor añadido en cuanto a seguridad se refiere. De esta forma, ya sea en un país pobre o en el centro de cualquier gran ciudad, no descuidar el bolso, no llevar cosas de mucho valor encima y, si se portan, al estilo de una cámara de fotos o un reloj, no ir exhibiéndolos, nos ayudarán a pasar más desapercibidos para los cacos. Sentido común y no desubicarse serían las claves.

(Visitado 28 veces, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *