Todo lo que necesitas saber para apuntarte al Imserso

El Programa de Turismo del Imserso para la temporada 2017-2018 ya lleva unos días en marcha en gran parte del territorio nacional y todavía hay mucha gente que desconoce los plazos, las formas en las que apuntarse y en definitiva qué es lo que deben hacer para conseguir un viaje del conocido popularmente como Imserso.

Fue el pasado día 15 de septiembre cuando la venta de viajes del Imserso comenzó en varias regiones como lo son las de Cataluña, Asturias, Galicia, La Rioja y el País Vasco y desde el lunes 18 de septiembre en Andalucía, Cantabria, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Baleares, Canarias y Navarra.

En el resto, es decir, Aragón, Castilla y León, Extremadura, Comunidad de Madrid, Murcia, Ceuta y Melilla fue ayer cuando arrancó la campaña para que todos aquellos que cumplen con los requisitos puedan formar parte de este programa de viajes destinados a los mayores.

No obstante, y aunque lleven ya unos días en lista tras apuntarse en alguna de las regiones que comenzaron antes a gestionar la presente temporada deben saber que deberán esperar unos días hasta que reciban la notificación de que han conseguido una plaza adjudicada o, en su defecto, que están en la lista de espera.

Los primeros podrán pues reservar los billetes ofrecidos en las agencias de viaje adjudicadas para esta temporada como lo son Mundosenior y Mundiplan durante los dos primeros días laborales tras el comienzo de las ventas que podrá variar en función de la Comunidad Autónoma en la que residan. No será hasta ese tercer día hábil hasta que puedan acceder a todos los destinos disponibles para la temporada completa.

Es por eso que los adjudicatarios de una plaza Imserso para este año deben conocer también que los que deseen optar una plaza fuera de la primera ronda de adjudicaciones que va del 8 de mayo al 7 de junio podrán hacerlo en una segunda ronda que concluirá el día 26 de febrero del próximo año.

Precios del Imserso 2017-2018

Uno de los capítulos más importantes es el que hace referencia al precio de los viajes de este año del programa. Así pues, las opciones preferidas volverán a ser las del levante español de norte a sur incluyendo Murcia y Andalucía, así como las islas el turismo de interior y las dos ciudades autónomas.

En cualquiera de los destinos ofrecidos se podrán estar 5, 6, 8, 10 y 15 días en pensión completa con transporte de ida y vuelta, asistencia médica y seguro médico a partir de los 144 euros y hasta los 595 en temporada baja. En el caso de los viajes a las capitales de provincia las condiciones cambiarán pasándose a la media pensión y no estando incluido el transporte.

Requisitos Imserso

Por último, recordamos los requisitos necesarios para poder formar parte de este programa:

-Ser pensionista de jubilación

-Ser pensionista de viudedad con 55 o más años.

-Ser pensionista por otros conceptos con 60 o más años.

-Ser asegurado o beneficiario del Sistema de Seguridad Social con 65 o más años.

Todos ellos podrán ir acompañados por su pareja, por hijos con discapacidad igual o superior al 45% y siempre que se alojen en su misma habitación.

Las nuevas ciudades apuestan por las casas prefabricadas

Si algo ha traído la nueva era de la información y la comunicación es la posibilidad de que todo hijo de vecino con conexión a internet decida a la carta cómo quiere informarse, a través de qué medio, a qué hora quiere ver su programa favorito, cuándo disfrutar de una película o en qué momento comunicarse con un ser querido o hacer pública una foto, entre otras tantas cosas.

Esa nueva concepción del mundo, gracias al I+D+i que se ha producido en el sector tecnológico también se ha vivido en otros como en el inmobiliario, donde cada vez más la demanda va encaminada a la búsqueda de un hogar a la carta, en el que los inquilinos puedan decidir la distribución, los materiales y hasta el más mínimo detalle y donde la competencia por los mejores precios a cambio de las mejores calidades es una constante.

Las ciudades del futuro estarán llenas de casas prefabricadas

Es por eso que no es de extrañar que digan las estadísticas que el interés por las casas prefabricadas que son nos otra cosa que hogares adaptados al milímetro a las necesidades de cada familia y donde es esta la que tiene la última palabra sobre cada detalle permitiendo edificar al detalle esa hogar perfecto para cada demandante dentro de un presupuesto determinado.

A este nivel de personalización hay que añadirle otros asuntos no menos importantes como son los relacionados con la sostenibilidad pudiendo elegir los materiales de todos y cada uno de los elementos que componen la casa entre un interminable catálogo o la eficiencia energética apostando por aquellos que permiten el mínimo gasto y el máximo aprovechamiento de la energía.

Así pues, si unimos a la personalización, la sostenibilidad, la eficiencia energética y un precio por metro cuadrado ostensiblemente por debajo del que encontraríamos en el mismo caso en una edificación tradicional no es de extrañar que cada vez se esté ampliando el espacio reservado a este tipo de construcciones en las nuevas ciudades del futuro.

Google y su apuesta por las casas prefabricadas

Un buen ejemplo de que los hogares prefabricados son la opción del futuro es la apuesta de Google por este tipo de construcciones. Algo a lo que el gigante tecnológico llegaba después de comprobar el disparatado precio del suelo en zonas como Silicon Valley a los que se tenían que enfrentar sus empleados.

Después de mucho tiempo pensando en este asunto hace apenas unos meses se confirmaba el acuerdo al que Google había llegado con Factory, una de las empresas de construcción más importantes del sector en la zona, para construir apartamentos modulares para sus empleados.

En total, la compañía estadounidense habría decidido invertir entre 25 y 30 millones de euros, tal y como la empresa habría revelado a los medios de comunicación norteamericanos tras firmar el acuerdo con Google. Cada vez hay menos dudas de que la apuesta por las casas prefabricadas es una apuesta de futuro… y a caballo ganador.

Ciudades sostenibles: Control del tráfico, bajas emisiones o Iluminación LED, entre otros asuntos

En 2050 dos de cada tres ciudadanos del mundo vivirá en una ciudad. A partir de ahí la necesidad para organizar los núcleos urbanos de la mejor manera posible para conseguir la mejor de las convivencias respetando un entorno masificado se antoja capital.

Eso por eso que no son pocas las ciudades que, sabedoras de esta realidad, han comenzado ya a ponerse manos a la obra en la conversión de sus núcleos urbanos en lugares sostenibles desde el punto de vista energético, tecnológico y ecológico.

Y es que, sólo fijándonos en el tráfico de las ciudades vemos como decisiones que ya se han llevado a cabo en distintas poblaciones como las de un ahorro del 40% en el coste total del transporte llevan a la reducción de emisiones a las atmósfera del 80%. La conversión al gas que se está produciendo en muchos países de Asia y Latinoamérica puede marcar el camino, pero no parece vaya a ser el fin en las futuras ciudades sostenibles.

La apuesta por el transporte público -que poco a poco debe ir alejándose de la combustión por la gasolina virando al sector eléctrico-, las mejoras para el uso de bicicletas en los centros urbanos, las ayudas a los automóviles eléctricos y ecológicos y la inversión en nuevas energías para el transporte deben pues jugar un papel fundamental en esta conversión a la sostenibilidad.

Si hablamos de ciudades sostenibles hay que hacerlo de la misma forma de ciudades energéticamente sostenibles. En este campo son cada vez más las ciudades que se han dado cuenta de la necesidad de sustituir las vetustas, ineficientes y malgastadoras bombillas incandescentes por las bombillas de iluminación LED, cuya transformación energética en luz es mucho más eficiente, cuya vida es mucho más larga y cuyo mantenimiento es mucho mejor y, por ende, más barato.

En este sentido, afirmaciones como las que ha realizado la Agencia Europea de Medio Ambiente asegurando que la reducción de la velocidad y la restricción del tráfico en el centro de las ciudades ayuda a reducir las emisiones más contaminantes que amenazan a los entornos urbanos son capitales.

Según el ente comunitario acciones como la limitación de la velocidad a 80km/h en las vías rápidas suponen una ayuda en la bajada de los niveles de óxidos de nitrógeno en los motores diésel y las partículas en suspensión tremendamente llamativas. Ahí están los estudios que lo certifican y que, una vez más, conminan a tomar cartas en el asunto tras el abandono de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de París.

Toda inversión en sostenibilidad es, al mismo tiempo, en futuro. Tanto para el planeta el planeta como para todas las especies que vivimos en él, incluyendo, claro está a la especia humana. El viraje de las ciudades hacia entornos sostenibles es inevitable y aquellos que lo están sabiendo ver con antelación, elaborando políticas de sinergias y reducción de emisiones y construyendo pensando en esas nuevas ciudades de bajas emisiones, con especial protagonismo del transporte público y de automóviles eléctricos están marcando el camino. El único camino.

Cómo conseguir que nuestras vacaciones no sean unas más

Aunque muchos lo califican de placer, para nosotros y otros tantos placer es una necesidad. Desconectar de nuestro día a día, tomar aire fuera de nuestro entorno y abrirnos a conocer y descubrir cómo viven en otros lugares es una experiencia tan bonita como necesaria en esta vida.

A menudo, muchos de los viajeros habituales tienen la sensación de no estar sacando todo el partido posible a sus vacaciones, comparando las de un año y las de otro y viendo cómo a menudo estas se parecen en exceso a las anteriores dadas nuestras costumbres a la hora de viajar.

Algo que podemos evitar siguiendo una serie de recomendaciones encaminadas precisamente a todo lo contrario. Es decir, a conseguir que nuestras vacaciones no sean nunca unas más que recordar en un vetusto álbum de fotos.

Lo primero que debemos hacer si no lo estamos haciendo ya es empezar a cambiar de destinos y tipos de viajes. Aunque lo no crean hay mucha gente que siempre viaja al mismo lugar porque le encanta lo que allí encuentra. Si bien son los menos existen. Sin embargo, hay un perfil muy parecido a este que es el que siempre busca lo mismo. Por ejemplo, zonas de playa, pueblos de montaña o buscar un enclave para realizar la actividad deportiva que le gusta. Si queremos unas experimentar algo distintos necesitaremos vacaciones distintas. Opciones no faltan.

En este sentido es recomendable salir de nuestra zona de confort y buscar aventuras lejos de nuestras fronteras según nuestras posibilidades en las que hallar culturas y tradiciones completamente distintas. No hay nada que nos enriquezca más que aprender cómo viven o piensan en otros sitios en los que se rigen por costumbres muy distintas a las nuestras. Además de abrirnos la mente supone un balón de oxígeno como pocos en nuestro día a día.

Siguiendo esta misma línea es recomendable evitar en la medida de lo posible esos paquetes preparados que nos alejan de los locales y que nos hacen una ruta cerrada sin opción de abrirla ni un poco en aquello que más nos guste. A este respecto nuestra recomendación es moverse sin horarios y sin rumbo fijo por donde prefiramos intentando, en la medida de lo posible, integrarnos con locales. Pocas cosas llenan más un viaje que conocer gente distinta y establecer algún tipo de vínculo con ellos.

Sumérgete en la medida de lo posible en la vida local del destino

Una vez estamos tratando de integrarnos qué mejor que dejarnos llevar e ir a comer donde ellos comen, acudir a los eventos o fiestas que ellos acuden y disfrutar de la agenda cultural local como la mejor forma de inmersión.

Por suerte, todo esto es mucho más fácil desde que existe internet y está lleno de ‘tips’ de locales en los que no falta ningún detalle sobre qué hacen, cuándo lo hacen y cuánto nos puede costar movernos hasta llegar donde se construye la vida local. Si lo conseguimos nuestro viaje habrá dejado de ser uno más.