Las nuevas ciudades apuestan por las casas prefabricadas

Si algo ha traído la nueva era de la información y la comunicación es la posibilidad de que todo hijo de vecino con conexión a internet decida a la carta cómo quiere informarse, a través de qué medio, a qué hora quiere ver su programa favorito, cuándo disfrutar de una película o en qué momento comunicarse con un ser querido o hacer pública una foto, entre otras tantas cosas.

Esa nueva concepción del mundo, gracias al I+D+i que se ha producido en el sector tecnológico también se ha vivido en otros como en el inmobiliario, donde cada vez más la demanda va encaminada a la búsqueda de un hogar a la carta, en el que los inquilinos puedan decidir la distribución, los materiales y hasta el más mínimo detalle y donde la competencia por los mejores precios a cambio de las mejores calidades es una constante.

Las ciudades del futuro estarán llenas de casas prefabricadas

Es por eso que no es de extrañar que digan las estadísticas que el interés por las casas prefabricadas que son nos otra cosa que hogares adaptados al milímetro a las necesidades de cada familia y donde es esta la que tiene la última palabra sobre cada detalle permitiendo edificar al detalle esa hogar perfecto para cada demandante dentro de un presupuesto determinado.

A este nivel de personalización hay que añadirle otros asuntos no menos importantes como son los relacionados con la sostenibilidad pudiendo elegir los materiales de todos y cada uno de los elementos que componen la casa entre un interminable catálogo o la eficiencia energética apostando por aquellos que permiten el mínimo gasto y el máximo aprovechamiento de la energía.

Así pues, si unimos a la personalización, la sostenibilidad, la eficiencia energética y un precio por metro cuadrado ostensiblemente por debajo del que encontraríamos en el mismo caso en una edificación tradicional no es de extrañar que cada vez se esté ampliando el espacio reservado a este tipo de construcciones en las nuevas ciudades del futuro.

Google y su apuesta por las casas prefabricadas

Un buen ejemplo de que los hogares prefabricados son la opción del futuro es la apuesta de Google por este tipo de construcciones. Algo a lo que el gigante tecnológico llegaba después de comprobar el disparatado precio del suelo en zonas como Silicon Valley a los que se tenían que enfrentar sus empleados.

Después de mucho tiempo pensando en este asunto hace apenas unos meses se confirmaba el acuerdo al que Google había llegado con Factory, una de las empresas de construcción más importantes del sector en la zona, para construir apartamentos modulares para sus empleados.

En total, la compañía estadounidense habría decidido invertir entre 25 y 30 millones de euros, tal y como la empresa habría revelado a los medios de comunicación norteamericanos tras firmar el acuerdo con Google. Cada vez hay menos dudas de que la apuesta por las casas prefabricadas es una apuesta de futuro… y a caballo ganador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *