Los parques “desconocidos” más bonitos de España

Alejados del ruido de las grandes ciudades los parques son un lugar perfecto para visitar cuando decidimos salir de casa en busca de un rincón tranquilo y con ganas de respirar aire fresco.

Más allá de los enormemente conocidos parques de El Retiro, Güell, María Luisa o del Botánico situados en las principales capitales españolas hay otros muchos más desconocidos que son auténticas bellezas que no requieren entrada.

Los otros parques más bonitos de España

Un ejemplo de ello es el jardín de Monforte, situado en Valencia. Construido en el siglo XIX fue diseñado por el marqués de San Juan. En su interior se pueden apreciar 33 estatuas de mármol y estanques, entre los que destaca el que tiene forma de nenúfar.

En la capital de España encontramos el parque del Museo Sorolla. Situado en el propio edificio levantado a petición del pintor y donde este pasó sus últimos años de vida cuenta con tres amplios espacios como son el inspirado en el Jardín de Troya del Alcázar de Sevilla, el inspirado en el Generalife granadino, el presidido por la fuente de las confidencias.

También en Madrid se encuentra el parque del Capricho, otra belleza que se pierde entre las múltiples atracciones turísticas de la capital. Radicado en Alameda de Osuna posee tres estilos distintos: Inglés, francés y giardino italiano. Para los amantes de la historia, recordarles que es allí donde se encuentra el búnker republicano de la Posición Jaca.

Una de las provincias más verdes como es Santiago de Compostela no podía no tener uno de los parques más verdosos de la geografía patria. Hablamos del parque de Santo Domingo de Bonaval desde donde se puede disfrutar de una de las mejores vistas de la capital compostelana. Sendas, canales, aljibes y los restos de un monasterio y su cementerio convierten este punto en un must para aquellos que vayan a pisar la capital gallega.

En Barcelona tampoco faltan puntos verdes remarcables. Uno de ellos es el de los jardines de la Tamarita. Un pequeño punto verde situado en el barrio de Sarrià – Sant Gervasi que se erige como un remanso de paz entre la actividad ruidosa de la capital catalana. Abierto al público cuenta con numerosas enredaderas, fuentes y esculturas.

En la ciudad universitaria de España por excelencia, Salamanca, encontramos otro de esos parques especiales. El huerto de Calixto y Melibea. Un pequeño jardín donde disfrutar del pozo de los deseos descrito por Fernando de Rojas en la mítica obra de La Celestina. Un lugar tan literario como mágico.

No muchos conocen que en la localidad barcelonesa de La Pobla de Lillet se encuentra un parque diseñado por el alma de la ciudad catalana Antonio Gaudí. Hablamos de los Jardines de Artigas. Una pequeña obra de arte restaurada en los años noventa que transmite tanto arte como tranquilidad.

Además de estos ejemplos son muchos más los puntos verdes que se encuentran en distintos puntos de la geografía patria. Adentrarse en un parque y dejarse llevar por sus caminos siempre es un plan perfecto estemos donde estemos.

(Visitado 5 veces, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *