Un destino para cada mes en este 2018 II

Tal y como hiciéramos la semana pasada en esta segunda parte de “Un destino para cada mes de este 2018” vamos a afrontar los mejores lugares del mundo en los que dejarse caer, en este caso, en el segundo semestre del año que apenas estamos iniciando todavía.

Un destino para cada mes en este 2018 II

Julio: Los amantes de fútbol ya lo saben. Será en julio cuando arranque una nueva edición de la Copa Mundial de Fútbol que durante este mes se celebra en toda la Federación rusa. Aunque San Petersburgo es la otra gran capital, bella como pocas, en este caso nuestra recomendación es Moscú, la capital del país. Y es que la enorme cantidad de vuelos baratos desde distintos aeropuertos de España que enlazan nuestra geografía con la capital rusa que ofrece la aerolínea Aeroflot no se deberían desperdiciar… y menos con un Mundial a la vuelta de la esquina en el que todo parece disparado de precio.

Agosto: Si hay un país bello y con una enorme cultura en las islas británicas que pocos conocen a fondo ese es Escocia. En este caso no nos vamos a fijar en la histórica ciudad de Edimburgo o sus alrededores sino en una isla. Concretamente en la isla de Skye, la más grande de las Hébridas interiores. Lo hacemos por su particular enclave, por las formaciones rocosas que quitan la respiración, por sus cascadas, sus ríos y faros que se alzan en acantilados de fotografía. En verano, aunque que rebequita, es cuando más se disfruta de este sinigual paraje.

Septiembre: Siempre es un buen momento para visitar una gran ciudad como lo es Buenos Aires. Sin embargo, si no tenemos una fecha exacta para hacerlo esta bien puede ser septiembre de 2018, cuando la ciudad concentrará actividades culturales de muy distintos tipos. Por un lado encontramos el programa Art Basel, por otro los Juegos Olímpicos juveniles y por otro la semana dedicada a las artes que corre a manos de la increíble Cecilia Alemani y que convertirá a la capital argentina en la capital cultural del momento.

Octubre: En esta clasificación no podían faltar los destinos más exóticos y eso nos lleva inevitablemente a Bután, uno de los países más impresionantes y desconocidos del mundo. Concretamente nos vamos a Laya, a casi 4.000 metros de altitud, y donde en octubre ocurre el Royal Highlander Festival dedicado a las culturas de los pueblos del Himalaya. Sus increíbles rutas y senderos completan una oferta inolvidable.

Noviembre: Otras islas europeas, en este caso las islas Feroe, asociadas al Reino de Dinamarca, son un destino al alza. Si amamos las fotografías, las auroras boreales y queremos no llegar a congelarnos del todo en Islandia es, claramente, la mejor opción. Con cada vez más turistas quienes las visitan las definen como un lugar mágico.

Diciembre: Para despedir el año no hay nada mejor que hacerlo al sol y con temperaturas elevadas. Es por eso que hemos seleccionado la localidad de Byron Bay, al este de Australia. Un paraíso para los surferos y los amantes de la cultura hippy en la que disfrutar de un fin de año en bañador. No hay mejor manera de despedir 2018 que así.

Un destino para cada mes en este 2018

Uno de los propósitos de año nuevo que muchos viajeros se han hecho durante los primeros pasos en este nuevo curso es el de viajar más.

Si bien muchos ya tienen claro cuál va a ser su próximo destino otros tantos se preguntan dónde pueden ir y cuándo es el mejor momento. Si todavía dudas sobre cuál va a ser tu próxima parada o qué encontrar en cada uno de los meses de este 2018 que conviertan un lugar en mucho más atractivo que el resto presta atención a las siguientes recomendaciones.

Los mejores destinos, mes a mes, para este 2018

Enero: Qué mejor manera de empezar el año que acercándose a la suavidad climática que ofrece de paraísos mediterráneos como La Valetta en Malta. Si todavía no conocen esta pequeña pero interesantísima isla a partir de este primer mes del año, cuando La Valetta estrena su condición de capital Europea de la Cultura, es el momento para hacerlo. Playa y cultura, difícil de mejorar.

Febrero: Será entre los días 9 y 25 del segundo mes del año cuando Pyeongchang en Corea del Sur se convierta en la capital mundial del deporte. Si eres un amante del invierno, la nieve o de las ciudades menos conocidas del siempre apasionante mundo asiático no dudes en acudir a la próxima sede los Juegos Olímpicos de Invierno. Pura naturaleza pintada de blanco y tremendamente bien conectada con Seúl para completar un viaje ideal.

Marzo: Dicen los locales que el mejor mes para visitar Tokyo es a finales del primer trimestre de cada año. Cuando la primavera asoma y los cerezos en flor comienzan a florecer la capital japonesa se engalana con una de sus estampas más impresionantes. Vanguardia, tecnología, cultura, una de las mejores gastronomías del mundo y mucha diversión son otros atractivos de Tokyo.

Abril: El frío empieza a ser historia y eso nos acerca a la zona norte del continente europeo. Allí encontramos Tallin, capital de Estonia que destaca por ofrecer un casco antiguo digno de mención, unas vistas al Báltico de ensueño y todo ello a un precio tremendamente asequible para los viajeros patrios. Mejor ir ahora que dentro de unos años, cuando se convierta en una ciudad colapsada de turistas.

Mayo: Este quinto mes del año Londres, capital financiera de esta zona del mundo, se convertirá también en la capital mundial de las bodas reales. Y es que será entonces cuando se produzca en enlace entre el Príncipe Harry y Meghan Markle en Buckingham Palace. El evento social del año engalanará las calles con todo tipo de detalles dejando Londres más bella que nunca.

Junio: Estados Unidos es gigante y pocos conocen la enorme belleza que alberga un enclave tan particular como El Cañón del Antílope. Enclavado entre Arizona y Utah es también conocido como El Pequeño Gran Cañón siendo uno de los lugares sagrados para los amantes de la naturaleza y la fotografía del país norteamericano. Por su luz y por no estar tan masificado como los meses venideros junio se antoja la época ideal para visitarlo.

7 destinos de moda para 2018

Cada año hay unos cuantos destinos que salen del anonimato para convertirse en centros neurálgicos de viajeros en busca de descubrir las bondades que ofrecen enclaves alejados de los tradicionales destinos.

Si quieres descubrir auténticas joyas poco turísticas con las que disfrutar de un estupendo viaje durante este 2018 que muy pronto saltarán a la fama toma buena nota y apunta estos siete destinos turísticos que en nada darán mucho que hablar.

Siete lugares que descubrir antes que nadie en 2018

Si te gustan las ciudades del norte de Europa pero no acudes a ellas por el miedo a que tu economía salte por los aires tu destino es la bella Tallin. La capital de Estonia es una de las ciudades con más encanto de Europa del este. De un tiempo a esta parte es mucho más fácil aterrizar en su aeropuerto gracias a las buenas conexiones que ofrecen varias líneas low cost. Además, dormir allí es también bastante económico.

A diferencia de lo que ocurre con su vecina Marrakesh, a la que los vuelos de bajo coste han convertido en todo un destino de lo más recurrente, la amurallada Essaouira ofrece un sinfín de callejuelas y lugares en los que disfrutar de la gastronomía local a preciosa tremendamente bajos. Si eres un amante del kitesurf y de su gente es tu destino.

Algo más lejos, al otro lado del océano, en Chile, encontramos destinos a los que no les queda nada para abarrotarse. Lugares como el desierto de Atacama, los pueblitos del este los Andes y las localidades pegadas al océano Pacífico son una auténtica maravilla a precios mucho más bajos que la cara Santiago a la que también se puede aprovechar para visitar.

En dirección contraria, en Asia, y más concretamente en Corea del Sur, encontramos la ciudad del futuro como es Seoullo 7017 y la gélida y bonita localidad de Pyeongchang que este mismo año se convertirá en uno de los focos mundiales como consecuencia de ser la sede de los Juegos Olímpicos de invierno.

De nuevo por aquí cerca, en Italia, donde todos conocemos las grandes capitales,se erige Matera, una ciudad con muchísimo encanto en la que abundan las casas de piedra y de colores. Cuevas, iglesias y monasterios subterráneos con más de 9.000 años son algunos de los encantos de una ciudad que en nada estará ofertada en las principales agencias de viaje.

Para los amantes del los pasajes alpinos, pero saliéndose del sota, caballo y rey de siempre, encontramos el Parque Nacional Triglav, en Eslovenia. Las vistas que quitan la respiración, los preciosos senderos en los que perderse por las faldas de los Alpes y preciosos refugios con encanto son algunos de los grandes reclamos de esta zona del planeta.

Uno de los enclaves naturales más impactantes de Europa que pocos conocen es la Calzada del gigante de Irlanda del Norte. A pocos pasos de Belfast, la capital del país, se erigen unos de los enclaves rocosos más llamativos del viejo continente. Esta extraña formación con miles de columnas es simplemente sinigual.

Los lugares más fríos del mundo

Los hay quien les gusta el calor y el verano y quienes prefieren el gélido invierno y las estampas más blancas. Para estos amantes de los abrigos, los guantes y las bufandas va este post en el que haremos un repaso a los lugares más fríos del planeta.

Los territorios más gélidos del planeta

Oymyakon: El territorio más frío del mundo habitado se encuentra en el país más grande del mundo en extensión, Rusia. Al extremo norte del país se encuentra Oymyakon, una localidad que posee el récord mundial de temperaturas gélidas registrando -72 ºC. Su invierno extremo de nueve meses le convierten en la nevera del planeta tierra.

Snag
: No muy lejos de los rusos se encuentran los habitantes de esta zona de Canadá pegada al Polo Norte conocida como el Ártico canadiense. Allí, cada invierno, sus temperaturas oscilan entre los -15 ºC y los -50 ºC. En el territorio de Yukon, donde se encuentra Snag, llegaron a ver cómo el mercurio se situaba en los -63 ºC.

Alaska: Son tantas las zonas del país norteamericano con temperaturas que rozan lo inhumano que no vale la pena señalar a ninguna en concreto. Allí se cuentan por cientos de kilómetros cuadrados que sufren temperaturas extremas. El récord nacional se eleva hasta llos -62 ºC padecidos en el gélido invierno de 1971.

Rovaniemi
: Ya a este lado del mundo, en Europa, y más concretamente en Finlandia, encontramos el territorio más frío de por aquí cerca. Este se encuadra en Laponia, la residencia de Papa Noel, donde durante más de 200 días al año hay nieve. La ciudad de Rvaniemi suele registrar anualmente temperaturas que superan los -40 ºC.

Finnmark: Muy cerca de allí, en la región de Laponia Noruega sucede lo mismo cada año. Temperaturas que se mueven en los -40 ºC. En el país noruego, además de Finnmark, hay más territorios que arriban a este nivel extremo de frío como lo son Troms y Trøndelag. Sus auroras boreales, aseguran algunos de sus pocos viajeros, justifican el frío con el que tienen que lidiar por allí.

Groenlandia:
Como sucedía en Alaska, aquí podríamos hablar de un país en el que cuesta encontrar una zona que no sufra un frío extremo. Tanto como que la mayor parte de su territorio ve como cada invierno se superan por mucho los -40 ºC. Dicen los que han ido que sus paisajes sin comparación en el resto de la tierra bien vale la aventura.

Geyseres:
Si hablamos de auroras boreales espectaculares tenemos que hacerlo de Islandia. Allí son varios los territorios que alcanzan con facilidad los -30 ºC. Dicen los que van que los salvajes paisajes que allí se pueden ver y disfrutar bien valen el viaje y padecer algunas de las temperaturas más extremas del globo

El zud: Aunque muchos no lo crean Mongolia es uno de los países más fríos del planeta. Su tremenda estepa, sus increíbles montañas y su cercanía a Rusia hacen de este llamativo país uno de los más gélidos al estar habituados a inviernos en los que se superan los -30 ºC.