Consejos para viajar con tu mascota por ahí

En España son alrededor de 20 los millones de mascotas que nos alegran la vida. Aunque son muchos los que se quedan en casa al cuidado de algún miembro de la familia o los que ingresan en alguna residencia canina durante el tiempo de ausencia de sus mejores amigos, otros tienen la suerte de emprender el viaje junto a sus dueños.

En este caso no está de más tener en cuenta una serie de consejos que dan las asociaciones de animales a todos aquellos poseedores de una mascota que estén pensando en llevársela junto a ellos para disfrutar de esos días que estarán lejos de casa.

El primero de todos es el que pone el acento en la necesidad de portar toda la documentación del animal en regla y actualizada. Esto es la cartilla sanitaria actualizada y sellada por el veterinario si nos movemos por España y el pasaporte para animales domésticos si nos vamos a mover más allá de nuestras fronteras. Igualmente el animal debe poseer el microchip que ayudará a encontrarnos en caso de pérdida.

El segundo estaría relacionado con el chequeo médico previo al inicio del viaje al que se recomienda someter a nuestros animales. Sólo así podremos estar seguros de que estarán en perfectas condiciones durante el tiempo que estemos fuera de casa. Los veterinarios recomiendan no dar comida sólida desde dos horas antes del inicio del viaje, darle agua fría y, si es propenso a lo vómitos un antihermético. Si el viaje es largo se le puede administrar una valeriana si vemos que padece mareos o está inquieto.

Para viajar en coche o transporte público los perros pequeños pueden ir en transportín, mientras que los grandes, si van a viajar en coche, deberán ir atados al asiento trasero debidamente o en la parte trasera del coche si este permite la instalación de una rejilla de seguridad.

Es recomendable, si se viaja en automóvil cubrir la zona en la que vaya a estar con fundas protectoras para el coche ya que es posible que el animal suelte pelo o vomite en algún momento del viaje, además de tirar babas o el agua que pueda ir ingiriendo a cada rato.

Muy importante es la ventilación del automóvil. Si bien no puede sacar la cabeza por la ventana sí que debe haber una ventana siempre abierta parcialmente, incluyendo aquellas paradas en las que el animal se quede solo en el vehículo ya que de lo contrario podría asfixiarse.

Cada vez que se estacione el coche se deberá aparcar en la sombra, sobre todo en verano. Las altas temperaturas que afectan a los seres humanos aún lo hacen más en los animales de compañía cuyas temperaturas corporales son más altas. De lo contrario expondremos a nuestra mascota a grandes riesgos.

En cada parada será recomendable que este ande al menos unos cinco minutos cada dos horas. Una vez llegado a destino, a modo de premio por haber aguantado tanto tiempo en el automóvil, podremos darle un premio y unas caricias antes de empezar a disfrutar de su compañía durante nuestras vacaciones.

Viajes a las localizaciones de las películas y series más famosas

Suelen advertir los expertos en el sector turístico que el consumidor de viajes es cada vez menos turista y más viajero. En este sentido se ha puesto el acento en la realidad de que cada vez son más las personas que realizan un viaje evitando museos y lugares de interés moviéndose por otro tipo de intereses como los relacionados con eventos musicales, deportivos o por la gastronomía.

Uno de los que cada vez parece estar ganando más adeptos es el relacionado con los viajes y la visita a lugares de interés cinematográfico. Así pues, cada vez son más las agencias que ofrecen entre las opciones de viaje posibles la opción de visitar los escenarios donde se han rodado algunas de las películas y series más famosas.

Juego de tronos: Una de las mejores series de la historia y más seguidas en todo el mundo destaca por haberse rodado en un sinfín de escenarios. La agencia Frikitrip es la que más y mejor controla los desplazamientos con guía a estas localizaciones tanto en España, con visitas a Sevilla, Peñíscola o Girona, como en Irlanda y otros países. Ver Mereen, Bravos, Kingslanding o Invernalia es posible para los más fans de la saga de Game Of Thrones.

El señor de los anillos: Una de las trilogías más vistas de la historia del cine es también la que más lejos pilla a los viajeros amantes de la saga en España. Nada más y nada menos que en Nueva Zelanda, por lo que no es de extrañar que quien mejor controla este tema sea Nueva Zelanda Viajes. Estos organizan un itinerario que permite a los viajeros pisar localizaciones tan importantes como Isengard, Lothlórien, Mordor o Hobbiton.

Dr. Who: Los más freaks también tienen su particular visita al epicentro de la serie. La ofrece de nuevo Frikitrip cuando anualmente, del 12 al 15 de agosto, recorre las principales localizaciones de Londres y Cardiff donde se ha grabado la afamada serie inglesa. Si tienen intención de sumarse a la Doctor Who Experience, que tiene lugar en Cardiff dense prisa porque el 9 de septiembre será el último día que puedan hacerlo.

Harry Potter: Otro de los viajes más anhelados por los amantes de los libros y las películas de otra gran saga es el que te puede llevar a visitar los escenarios principales de Harry Potter. Son muchas las agencias que ofrecen circuitos en internet. En la red también es fácil encontrar itinerarios para visitar por cuenta propia pisando la callejón Diagon, el Caldero Chorreante o el mítico andén 9.

El ministerio del tiempo: Una de las series más exitosas del momento también tiene particular tour por la capital de España. Bajo el nombre de “El Madrid del Ministerio del Tiempo” se ofrece un itinerario por las calles de Madrid recorriendo las calles, plazas y en definitiva las localizaciones públicas en las que se ha rodado la aclamada serie española.

Nueva York: Hablar de Nueva York es hacerlo de un escenario al completo. Son tantas las series y las películas que se han rodado allí que Viator.com ofrece visitas a localizaciones que encontramos en Sexo en Nueva York, Friends, Cómo conocí a vuestra madre, Spider-Man y mucho más.

Los destinos turísticos soñados por los españoles

Hace muy poco un estudio realizado por la agencia de viajes Rumbo revelaba cuáles eran los ocho viajes que los españoles desearían hacer antes morirse. Vamos a ver cuáles son:

1. Machu Picchu
Recorrer el camino inca hasta la cina de Machu Picchu es una experiencia brutal que se extiende a lo largo de 48 kilómetros que desembocan en la ciudad sagrada. Según el citado estudio uno de cada cuatro españoles estaría deseoso de hacerlo. Un experiencia que se puede llevar a cabo por unos mil euros contando vuelos y estancia.

2. Gran Cañón y Las Vegas
Prácticamente la mitad de los españoles ha soñado alguna vez con visitar el Gran Cañón del Colorado. Una de las maravillas del mundo que, además, pilla muy cerca de otra de las ciudades más famosas del mundo como es Las Vegas, la ciudad del pecado. Vuelos, hotel y desplazamiento en coche puede salir por entre 900 y 1000 euros.

3. Las pirámides de Egipto
Otra de las maravillas de la naturaleza son las Pirámides de Egipto. En este caso, el porcentaje de españoles que desea visitarlas antes de morir se sitúa en el 37%. Es recomendable no acudir en verano. A partir de 400 euros se puede disfrutar de vuelos y 3 noches de estancia.

4. Venecia
Un porcentaje casi calcado de españoles desea fervientemente visitar la ciudad de los canales y pasear por ellos. Con 10 millones de turistas anuales es una de las más visitadas del mundo, siendo febrero, en pleno carnaval, cuando se disparan las cifras de turistas. Por unos 200 euros puedes disfrutar de un fin de semana por allí.

5.la Gran Muralla China
Algo más lejos queda la Gran Muralla China. Nada más y nada menos que 21.196 kilómetros que se pueden ver desde el espacio y que está en la lista de deseos de un tercio de los españoles. Mayo sería la época del año ideal para visitarla pudiendo hacer cinco noches de hotel y vuelos por poco más de 500 euros.

6. Maldivas
Uno de los archipiélagos más bellos del mundo es el formado por 1200 islas de aguas cristalinas. Los amantes de la tranquilidad, del agua transparente y del submarinismo lo tienen como fetiche. En España, tres de cada diez no quieren irse de este mundo sin pasar por allí. Entre noviembre y abril, una semana allí puede salir por menos de mil euros.

7. Ver auroras boreales
Casi la mitad de los españoles tiene en su lista de deseos ver auroras boreales. Aunque son muchos los países donde se pueden ver es Noruega, y durante el mes de noviembre, donde más turistas se agolpan en su búsqueda. Tres noches de hotel y vuelos por esas fechas nos puede salir por unos 300 euros.

8. Subir al Empire State Building
La capital del mundo en general y el Empire State Building en concreto son uno de los edificios más importantes y visitados del mundo. Nada más y nada menos que uno de cada cuatro españoles sueña con subirlos y hacerse fotos desde las alturas. Por menos de mil euros se puede pasar una semana, vuelos incluidos, durante casi todo el año.

Los destinos más populares para viajar de todo el mundo I

Cada día son millones los viajeros que se mueven por todo el mundo buscando relajarse, vivir nuevas experiencias, conocer nuevos sitios o disfrutar de la compañía de su aventura. En este post vamos a contaros cuáles son los destinos más populares de todo el mundo escogidos por los viajeros y por qué. ¡Cogemos el avión!.

Bali (Indonesia): Para muchos las playas de arena blanca más bonitas del mundo. La presencia del Parque Nacional de Bali Occidental, los más de 10.000 templos o las actividades que se pueden realizar en esta isla tienen la culpa.
Tanah Lot, Jatiluwih o Tegalalang son otros de los lugares a visitar… y quién sabe si para casarse.

Londres (Reino Unido): Una de las grandes capitales del mundo. Localizaciones como el Big Ben, los famosos mercadillos de Camden o más recientemente la nario de London Eye son solo algunos de los millones de rincones con encanto de una ciudad con tanta historia como vanguardia.

París (Francia): Conocida como la ciudad de la luz, del amor o de la literatura es un museo en sí misma. Allí podemos disfrutar de dos interés turístico de Europa como lo son la Torre Eiffel y la Catedral de Notre Dame. Junto a ellos está el imperdible Museo del Louvre, barrios como Marais o y el latino, y todo con una gastronomía brutal.

Roma (Italia): La ciudad eterna es pura historia. Localizaciones como el Coliseo, el Panteón, el puente Sant Angelo, la Plaza España y la presencia del Vaticano le han convertido en una de las ciudades más visitadas del mundo. Su deliciosa comida completa una oferta perfecta para visitarla de vez en cuando.

Nueva York (Estados Unidos): Considerada como la capital del mundo por su carácter universal desprende encanto a cada esquina, siendo reconocible por ser el plató de muchas de las películas más importantes. Los paseos por Central Park, la famosa Estatua de la Libertad, los rascacielos míticos como el Empire State Building, el Puente de Brooklyn, barrios como Little Italy o China Town forman la esencia de esta cosmopolita ciudad.

Creta (Grecia): Su gran atracción son las playas y la historia que ha acompañado a esta ciudad desde su creación. La ciudad de Zeus, llamada en el pasado ‘isla de los olivos’ tiene una belleza tan particular como extasiante. Disfrutar del sol y un baño en las playas de Elafonisis y Kechodassos es un placer incomparable.

Barcelona (España): La capital catalana es la ciudad de la arquitectura de Gaudí. Sus ramblas, sus bares su ambiente cosmopolita y las localizaciones de la Sagrada Familia, el Mercado de la Boquería, los barrios Gótic del Raval, o de Gràcia, son parada obligatoria. Ojo con su gastronomía. Tremenda.

Siem Reap (Camboya): Allí se encuentran los mejores amaneceres del mundo. Por si esto no fuera suficiente también se hallan los templos de Angkor Wat y de Banteay Srei, pegados a la selva y que cuentan la historia de una civilización enorme cuyas ruinas se conservan perfectamente.

Praga (República Checa): Como si se tratase de un cuento, la capital checa te traslada a la burguesía europea de hace más de un siglo ahora tomada por un ambiente bohemio que la convierte en especial. La plaza Wenceslao, el puente de Carlos, las callejuelas de Staré Mesto y sus cervecerías son simplemente hipnóticas.

Phuket (Tailandia): La entrada a Asia para la mayoría de viajeros tiene en esta ciudad una de las playas más bonitas del mundo como lo son las de Patong y Karon Beach. Además de estas es también una parada obligatoria la visita al Gran Buda blanco. Su tremendo ocio nocturno y el lujo de sus hoteles ponen el resto.

Trucos para viajar barato… casi gratis

Se lo hemos comentado en alguna ocasión. Pocas verdades más palmarias hay que la que dice que viajar es la única cosa que cuesta dinero que te hace más rico. No por ser incontestable, es menos cierto que viajar exige, como mínimo, algo de ahorro para poder emprender una aventura lejos de casa. No obstante, y dado que existen multitud de formas de viajar, las hay también que reducen al máximo los costes como vamos a tratar de ver en este post. Tomen nota, y vayan buscando fecha.

Lo primero que hay que remarcar es que la llegada de internet ha supuesto toda una revolución para el sector turístico, los comparadores de vuelos y hoteles, así como los distintos perfiles en las redes sociales que advierten de chollos han convertido viajar en algo mucho más barato. Un ‘tip’ obligatorio que deben conocer nuestros lectores es que, a la hora de buscar un vuelo, es recomendable borrar las cookies para evitar que nuestro rastro pasado buscando precios mande un aviso a estos buscadores y nos lo encarezcan.

En este sentido, y sabedores de que para aterrizar en algunos destinos no podremos evitar tener que utilizar el avión, son muchas las webs que se dedican a publicar tarifas error en billetes de avión con descuentos de más del cincuenta por ciento, como por ejemplo exprimeviajes. Eso sí, si queremos viajar a precio de coste, deberemos acoplarnos a las fechas a las que está adscrita esta ‘tarfa error’.

Es también interesante visitar distintos fotos en los que tantear opiniones sobre precios, mayoristas, compañías de avión, traslados, hoteles y excursiones, entre otras cosas, de gente que ya haya realizado antes la aventura que nos traemos entre manos. De esta forma podemos reducir notablemente los gastos.

Para los más valientes, recomendamos la posibilidad de abrirse un perfil en portales como couchsurfing, que permite intercambiar ‘sofás’ en cualquier ciudad del mundo con generosos huéspedes que no cobran nada por alojar a viajeros en su casa, o a portales relacionados con intercambio de casas para viajar, con intercambio de trabajo por alojamiento o similares. Todo sobre nos puede hacer viajar a coste cero por todo el mundo.

Es importante también viajar en momentos menos concurridos que la mayoría. Ya sabemos que será más difícil encontrar una tarifa error o una oferta si viajamos en verano, y también un sofá en couchsurfing o incluso un coche que nos recoja para llevarnos haciendo autostop entre ciudades. Comprar con antelación de un mes y medio para vuelos nacionales y continentales y de tres meses para intercontinentales, parece estar demostrado que reduce notablemente los precios.

Para aquellos que decidan enrolarse en un crucero, deben saber que estas compañías también suelen ofrecer auténticas gangas unas dos semanas antes de que salgan los mismos y las acecha la opción de vender los camarotes que no han vendido antes, a precios que pueden rondar la mitad o menos de lo que los vendían días antes.

Una vez nos hemos decidido por hacer un crucero, si queremos ahorrar al máximo deberemos evitar apuntarnos a las excursiones organizadas y patear por nuestra cuenta.

En cuanto a la comida, una de las claves para encontrar los lugares más baratos está en los fotos estilo tripadvisor en los que cribar por precios aquellos lugares poco conocidos, repletos de locales, y que sirven comida por muy poco dinero. Así es difícil fallar.

Por último, es también importante poner el acento en las argucias que los más valientes emplean para viajar gratis como es la de realizar reservas de avión con escalas imposibles en busca de retrasos y cancelaciones que supongan un reembolso del billete o una indemnización suculenta que nos alivie la inversión viajera.

Las 10 ciudades que más sorprenden a los viajeros II

Tal y como comentamos la semana pasada son muchas las ciudades que son eclipsadas por otras debido a su historia o cercanía pero que son auténticas joyas que merecen ser visitadas por todo viajero que se precie.

Vamos a repasar algunos de esos ‘otros’ destinos cargados de magia y sorpresas para los turistas que decidan desviarse de su camino para conocer más allá de lo ofrecido en las principales rutas turísticas.

Sao Paulo: Eclipsada, en este caso, por Río de Janeiro, destaca por ser el mayor centro de negocios de toda América Latina. Con una sobrepoblación que descomumal es un foco de contrastes de lo más interesante de todo el país carioca. A nivel estético, a través de sus distintos distritos es capaz de fundir el estilo colonial con los rascacielos más modernos. Y es que sus primeras construcciones datan de 1554. Centro de llegada de inmigrantes de todo el planeta posee un color especial debido a la mezcla de culturas, religiones y, quizás lo más gustoso para el viajero, tradiciones gastronómicas.

Carmen de Patagones: Al sur del sur de la provincia de la capital argentina encontramos esta agradable e inesperada sorpresa. Lo es por la conservación de su casco viejo en la barranca del río Negro, donde los vestigios coloniales se agolpan entre sus museos, bares y casas. Si puedes pasar por allí es obligatorio disfrutar de la ciudad desde el río o desde Viedma, la capital de Río Negro. Vale mucho la pena.

Ciudad del Cabo: Conocida por ser la capital cultural de Sudáfrica es quizás la ciudad más europea de todo el continente negro. No obstante los habituales y sorprendentes contrastes que se producen en este país tienen en esta ciudad una parada preciadísima. Su bello distrito portuario, su casco histórico y comercial y, de nuevo, su más que interesante oferta gastronómica la convierten en un ‘must’ para los viajeros a Sudáfrica.

Bendigo: Una de las ciudades quizás menos conocidas para los de acá arriba del continente australiano. Aunque ahora ha perdido toda su grandeza fue una de las capitales del periodo victoriana en Australia. Desde aquel momento se convirtió en un punto de recepción de inmigrantes de primer orden, con la riqueza cultura que esto supone siempre a estos territorios. Las nuevas edificaciones, la gran comunidad china y su legado con el paso de los años y sus calles arboladas son una belleza.

Dubai: Para muchos una muestra indecente de la opulencia de Medio Oriente y para otros mucho más que ostentación y excentricidad árabe. Lo cierto es que Dubai, una vez te adentras en el arroyo Dubai Creek y arribas a su casco antiguo, es mucho más que rascacielos y deportivos aparcados. Aunque la historia no es su fuerte, los vestigios de lo que fue del barrio Bastakiya de finales del siglo XIX, con patios interiores transformados en ocio, así como la antiquísima Fortaleza Al Fahidi de 1787) se unen a los focos como principales puntos de interés de este destino cada vez más importante a nivel mundial.

Las 10 ciudades que más sorprenden a los viajeros

No las ciudades más famosas son siempre las más bonitas. Existen muchas otras que, quizás porque el viajero no espera gran cosa, sorprenden a todos sus visitantes. Vamos aquí a ver algún de ejemplo de algunas de ellas, de dentro y fuera de nuestras fronteras.

Zamora: Con poco más de 65.000 habitantes destaca por su tranquilidad y por poseer uno de los mejores patrimonios románicos de la península que sus habitantes disfrutan a diario en el casco viejo de la ciudad. Asimismo, Zamora también posee edificaciones modernas que han renovado una ciudad que, eso sí, destaca por su casco antiguo. Este, calificado como conjunto histórico-artístico desde 1973, está rodeado de preciosas murallas que dibujan a lo largo una ciudad que se alza sobre una meseta rocosa conocida como la ‘Peña tajada’ bañada por del río Duero. Perfecta para conocer andando cuenta con numerosas historias con protagonistas tan ilustres como el Rey Alfonso VI o el Cid Campeador.

Teruel: Esta localidad aragones es mucho más que sus famosos amantes. Autodenominada como capital mundial de la arquitectura Mudéjar se antoja como una mezcla perfecta del románico y del gótico mezclados por una apasionante influencia musulmana en su arquitectura como sucede en sus famosas torres y en la techumbre de la Catedral, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Dejarse llevar por sus encantadoras calles y por su excelente jamón es suficiente para salir enamorado de ella.

Budapest: Probablemente la ciudad más bella de Europa, al menos de entre las menos ‘mainstream’ con permiso de Praga. La capital húngara, también conocida como ‘La Perla del Danubio’ es un lugar mágico que no se formó como la conocemos hoy en día hasta el siglo XIX uniéndose en ese momento las ciudades de Buda, donde se manejó la realeza, y de Pest, donde encontramos el distrito económico. Los enormes puentes que las unen a través del Danubio, Patrimonio de la Humanidad, su único barrio del Castillo de Buda, la avenida Andrássy, la Plaza de los Héroes y el Metropolitano del Milenio, son paradas obligatorias.

Vitoria: La ciudad menos conocida de Euskadi es otro de esos lugares que merecen una visita obligatoria. Punto estratégico tanto militar como comercial y cultural desde siempre tiene la suerte de ofrecer un casco viejo tremendamente llamativo por su conservación y su encanto que es rodeado por un histórico muro del siglo XI y sus torres de vigilancia. La arquitectura renacentista del siglo XV y su parte más moderna, unido a una gastronomía que nos pedirá quedarnos más tiempo la convierten en una joya del norte de España.

Washington DC: La capital estadounidense es quizás una de las ciudades más denostadas tanto por los propios norteamericanos como por los visitantes que curzan el Atlántico. Competir con Nueva York o Los Ángeles no solo es complicado si no que debe ser harina de otro costal. Washington, además de ofrecer todo lo que ofrecen los centros político y económicos posee muchos lugares de interés cultural y remansos de paz preciosos a orillas del río Potomac. Sus catedrales y sus museos la convierten en una ‘must’ para los que anden por la costa este estadounidense.

Razones para dejarlo todo e irte a conocer el mundo II

Motivos para descubrir lo desconocido, admirar la belleza de cada rincón del planeta y empezar una nueva vida sobran. Para muestra, el botón que les enseñamos en el primer capítulo de ‘Razones para dejarlo todo e irte a conocer el mundo’.

Como nos quedamos con ganas de dar más empujones y más fuertes si cabe a todos aquellos que todavía están dudando su vale la pena o no armar la mochila y petate en busca de nuevas experiencias, vamos a acabar de esgrimir algunas poderosas razones para decantar de una vez la balanza de la duda en favor de la aventura de vivir.

Dicen que viajar es la única cosa que cuesta dinero que te hace más rico. Y la frase de marras tiene más razón que un santo. Además de adentrarse en los desconocido, que para muchos es sinónimo de miedo y desconfianza, viajar te aporta siempre una nueva perspectiva de las cosas. Alejarte de tu zona de confort y conocer nuevas culturas desde dentro es quizás una de las aventuras más apasionantes de la vida tanto a nivel personal como cultural.

Esto implica, por un lado, el viaje responsable y sostenible a cualquier zona del planeta, el respeto por otras formas de actuar y entender su entorno y, en definitiva, adentrar en el mundo de otros sin querer dejar nuestra huella de turistas por el camino.

Otro motivo, en este caso económico, para lanzarte a viajar por el mundo es la posibilidad de moverte por zonas donde, al cambio, con un salario europeo o unos mínimos ahorros en euros o dólares, puedes aguantar mucho tiempo dando vueltas. En el caso de que busques viajar trabajando ya sabes que empleo no cualificado sobra y que, con muy poco, es posible sobrevivir. La opción de trabajar por alojamiento y comida tampoco es nada despreciable si se quiere ahorrar al máximo y sumergirse de pleno en otras culturas.

Los viajeros habituales ya lo saben. No hay nadie con quien identificarse más que con otro viajero que ha decidido, como nosotros, cambiar de aires y pisar otras tierras como viajero, y no como turista. Todos los viajeros coincidimos en que, por más maravillas que hay en el mundo, lo más maravilloso que existe en el planeta es su gente. Tanto si son locales como colegas de viaje el ser humano marca de una manera imborrable cuando se está con la mente abierta y dispuesto a escuchar y aprender de los demás.

Nada motiva más que trabajar para seguir viajando. Por más tedioso que sea tu empleo o la labor que realices para poder seguir disfrutando de la vida en el sentido más amplio de la palabra, saber que cada hora de trabajo repercute en el disfrute que supone la nueva aventura que está por llegar o seguir disfrutando una ya empezada motiva más que nada en el mundo para un viajero.

Por último, darse cuenta de que hay más trabajos, más ciudades, más personas y en definitiva más mundo del que se nos ha dado al nacer es la grandeza de viajar. Hay tantas formas de vida como culturas en el mundo y a cuál más interesante. Acercarse a ellas y conocerlas es el primer paso para saber qué vida quieres para ti.

Destinos perfectos para un retiro espiritual

Disfrutar de uno mismo, cuidar cuerpo y mente y caminar y cocinar pensando en retomar fuerzas, buscar el equilibrio y volver con fuerzas son algunos de los factores que más se están asociando al renovado turismo de retiro espiritual.

Una modalidad de turismo que parece estar consolidándose y que tiene en algunas ciudades sus grandes capitales para aquellos que mientras se estén haciendo las maletas estén pensando en vivir una experiencia que vaya más allá de la del propio viaje.

Vamos pues a repasar cuáles son estas ciudades-retiro, dónde están y qué se ofrece en cada una de ellas:

Rishikesh: Denominada como la capital mundial del yoga, esta ciudad cien por cien espiritual se encuentra en el distrito de Dehradun en el estado de Uttarakhand, en la India. Es por eso que, de un tiempo a esta parte, se ha convertido en una de esas ciudades retiro que respiran misticismo a cada paso. La presencia de distintos centros turísticos y casas de meditación, ‘Ashrams’ y de guías espirituales que ayudan a los visitantes a encontrar la paz interior la convierten en un retiro espiritual de primer orden. A todo esto hay que sumar la cantidad de actividades relacionadas con la naturaleza que se ofrecen en los distintos hoteles de la zona.

Lumbini: Situado en el corazón de la cordillera del Himalaya, concretamente en Nepal, esta localidad se ha convertido en una de las grandes capitales mundiales del retiro espiritual más auténtico. Gracias a la cultura nepalí, que salpica cada ciudad de decenas de templos hindúes, y sobretodo del más importante, Pashupatinath, ubicado a orillas del río Bagmati, al este de Katmandú, Lumbini se erige como una ciudad retiro de lo más relajante. Catalogada como una de las regiones cuna del budismo es uno de los centros de peregrinación por ser el lugar de nacimiento de Buda. Entre otros atractivos verdes se puede visitar el mismísimo lugar en el que se alumbró a Siddharta Gautama hace 2500 años.

Chiang Rai: Uno de los países más visitados de Asia, Tailandia, tiene una ciudad con un aura especial. Esa es Chiang Rai, situada en la frontera entre Myanmar y Laos. Los valles, la selva, los templos milenarios y los locales convierten la visita a este lugar en una experiencia inolvidable de por vida. Aquellos en busca de experiencias místicas, silencio y naturaleza encontrarán en este lugar el sitio perfecto para un retiro espiritual sin parangón. el Monasterio del Bosque de Bambú, el antiquísimo templo budista de Wat Phra Kaew y la cercanía del Templo Blanco, el Wat Rong Khun, también conocido como el templo de porcelana son sencillamente impresionantes.

Ciudad de Los Andes: En plena cordillera chilena se encuentra la ciudad que le da nombre a la misma. Situada a 135 kilómetros de la capital chilena se erige la que fuera fundada como Villa de Santa Rosa de los Andes. Un remanso de paz y de naturaleza extrema en la que destacan construcciones tan históricas como el Monasterio del Espíritu Santo y o la Plaza de Armas. Además de Río Colorado y Río Blanco, capitales chilenas de la paz, el otro gran atractivo es la presencia de la Reserva Nacional Río Blanco. Un lugar que corta la respiración.

Razones para dejarlo todo e irte a conocer el mundo I

Dicen muchos psicólogos que el ser humano está programado genéticamente para no abandonar, salvo que la persona haya vivido en un entorno especialmente abierto a los cambios o haya trabajado duramente en su desprogramación, su zona de confort.

Algo que, sin embargo, está detrás de los casos de mayor éxito empresarial, y a menudo también vital. Y es que jugar a conservar lo que se tiene puede resultar de gran interés si se tiene mucho que perder, pero claramente contraproducente en el resto de los casos.

Sea como fuere, no hay mejor manera de ser feliz y sentirse vivo que conociendo en la medida de los posible todo el planeta, sus gentes, sus culturas y tradiciones y sus parajes naturales que quitan el hipo a través de los viajes. Y es que pocas cosas hacen más feliz al ser humano que disfrutar de unos días de asueto conociendo el globo.

Si estás pensando en cambiar tu estilo de vida y necesitas un empujón para hacerlo de forma definitiva, vamos a tratar de ofrecértelo a través de este decálogo para que, una vez acabes de leerlo, te pongas manos a la obra con la maleta.

1- Vive donde quieras, cuando quieras

Nada ni nadie te ha de retener si no quieres. Las personas que han decidido irse a conocer el mundo saben que cuando este es el único plan no hay fechas de entrada ni salida a una ciudad o un país. Sólo tus deseos determinan la duración de cada parada y la profundidad que deseas socavar durante tu estancia. Esa libertad de la que no goza el resto de personas es una de las sensaciones más maravillosas de la vida.

2- Disfruta de la temperatura que prefieras

Casi todo el mundo prefiere el calor o los climas templados a los más gélidos. Un lujo al alcance de aquellas personas que han decidido tomar el petate y echar millas es que, si lo desean, pueden vivir todo el año en la estación deseada. Sólo necesitas organizarte par despedirte para siempre de las chaquetas.

3- Trabajar para vivir, y no al revés

Vivir viajando, salvo que se sea rico, no nos llevará a poder abandonar el trabajo. Lo que sí podremos hacer, en función del coste vital de cada lugar en el que nos encontremos, es decidir cuánto trabajamos y de qué hacerlo. El que busca y pregunta, dicen que encuentra. La idea es trabajar lo justo para poder seguir viajando y disfrutando de cada parada.

4- Viajar, no turistear

Cuando uno viaja como turista con los días contados no ve las cosas de igual forma que cuando sabe que tiene tiempo para profundizar, conocer rincones no turísticos y departir con nativos de esa zona. La diferencia entre el turista y el viajero, es pues total.

5- Redescubre qué te gusta

La aventura indeterminada no es fácil. Tener que buscarse la vida en cada zona del mundo no es sencillo. Sin embargo, existen numerosas comunidades de ‘nómadas digitales’ que son imprescindibles si se quiere viajar sin billete de vuelta: El chat de NomadList, el grupo de Facebook Digital Nomad Girls, el portal de empleo remoto Remoters.net y el site de trabajo por el mundo Workaway deberás tenerlos marcados en rojo.