Destinos de riesgo para los viajeros

Viajar es, por definición, abandonar tu zona de confort para adentrarte en territorio desconocido. Este abandono de la zona de seguridad ya puede ser considerado, por muchos, un riesgo en sí mismo.

No obstante, la pregunta que cabe hacerse a la hora de elegir un destino u otro en función de cuán seguro es este puede empezar por una autopregunta que nos responda si es ahora más seguro andar por el centro de Madrid o Barcelona que hacerlo por el centro de cualquier otro destino más exótico.

Sea como fuere, y para tratar de arrojar un poco de luz en cuanto a los destinos más peligrosos que existen en estos momentos en el mundo, vamos a tratar de ofrecerles una lista con destinos a los que, en el caso de que queramos visitarlos, debemos conocer las recomendaciones que se hacen desde distintos estamentos oficiales.

Destinos con riesgo variable

Ya sea por la situación política, pero también por los riesgos médicos y por la deficiencia de las infraestructuras que nos vamos a encontrar ya podemos realizar una primera selección de destinos cuyo riesgo es variable:

-África

Kenia

-América

Brasil y Argentina

-Asia

Irán, India, Pakistán, Kazakhsta, China, Rusia. Tailandia, Vietnam, Azerbaiyan

-Eurasia

Azerbaiyán

-Oceanía

Indonesia, Malasia y Filipinas

Destinos de riesgo alto

Un paso más allá en cuanto a posibilidades de sufrir capítulos más severos en cuanto a la atención a recibir en caso de conflicto encontramos los calificados como destinos de alto riesgo. Allí, la presencia de enfermedades infecciosas graves, la ausencia de centros médicos o medicamentos para tratarlos, así como la inestabilidad de la región los convierten en destinos solo para los más intrépidos aventureros:

-África : Algeria, Mali, Mauritania, Costa de Marfil, Ghana, Camerún, Nigeria, Gabón, República Democrática del Congo, Angola, Botsuana, Zimbabue, Mozambique, Madagascar, algunas partes de Sudáfrica, Uganda, Tanzania, Sudan , Chad y Etiopía.

-América: Bolivia, Venezuela y las Islas Georgias y Sandwich del Sur

-Asia: Uzbekistán, Turkmenistán, Tajkistán Kirguistán, Mongolia, Nepal, Bután, Bangladesh, Myamar, Cambodia, Laos y Sri Lanka

-Europa: Kosovo

-Eurasia: Georgia

-Oceanía:
Papúa Guinea , las islas Salomón y Vanuatu

Destinos de riesgo muy alto

Ya en el último escalón del riesgo, el que desaconseja por todos los medios pisar según qué zonas del planeta encontramos la clasificación de países en los que existe un riesgo muy alto de que nuestra visita acabe de la peor forma posible, ya sea por la inexistencia de seguridad, de atención sanitaria o de infecciones que se encuentran en cualquier lugar o comida y que pueden acabar con nosotros:

-África: Libia, Niger, Guinea-Bissau, Somalia, Sudán del Sur, Sierra Leona, Liberia, Eritrea, Burkina Faso, República Central Africana, Burundi y Sierra leona.

Riesgo extremo: Mali, República Centro Africana, algunas regiones del Congo, Libia, Sudán del Sur , Somalia. Darfur y la región de Borno en Nigeria

-América: Haití, Guyana

-Asia: Yemen, Siria, Libano, Irak, Afganistán y Corea del Norte.
Riesgo extremo: Yemen, Siria, Irak y Afganistán.

-Oceanía: Timor Oriental

En el lado contrario de la balanza se encuentran casi todos los destinos situados en suelo europeo, los situados en el norte de América o los países más occidentalizados de Oceanía.

Los 50 destinos más deseados por los usuarios de la web Skyscanner

Cada persona es un mundo y no todos ni apreciamos lo mismo ni buscamos lo mismo ni encontramos lo mismo a la hora de viajar. De ahí que resulte especiamente complicado elaborar rankings de destinos ideales para irse de vacaciones unos días.

Sin embargo, si en estos participa un número importante de participantes sí que es muy probable que coincidamos en muchos de los destinos que, por algún motivo u otro, interesan a la gran masa de viajeros. Máxime si se trata de publicaciones especializadas.

Los 10 destinos preferidos de los viajeros de Skyscanner

1 – Islandia: Sin duda alguna un destino al alza. Sus auroras boreales, sus paisajes medio lunares y la tranquilidad que desprenden sus territorios inhabitados convierten a este pequeño país en un destino perfecto para desconectar y disfrutar de la naturaleza en estado puro.

2 – Japón: El país del sol naciente es tan diverso y distinto para Occidente que lo convierten automáticamente en un destino de lo más atractivo. Sumergirse en la historia nipona o adentrarse en la zona más vanguardista y futurista de Tokyo son dos opciones maravillosas a hacer en este destino.

3 – Noruega: A pesar del frío y los precios son uno de los destinos preferidos para los amantes de los cruceros. Sus famosos fiordos y sus estampas naturales inigualables, tanto en verano como en invierno cambiando radicalmente de color, la convierten en una opción más que deseable.

4 – Indonesia: Este pequeño país del Sudeste asiático es una joya de la naturaleza. Allí se pueden encontrar desde las playas más bellas de la zona hasta la selva más pura. Curiosamente, todo fuera de la zona peninsular donde se encuentra Jakarta, la capital y sin embargo de lo menos interesante del país.

5 – Canadá: Un destino de lo más atractivo tanto para los amantes de la naturaleza más salvaje americana como de los amantes de la cultura americana, eso sí, desde un punto de vista y una filosofía muy alejada de la que se vive en sus vecinos del sur en Estados Unidos. Sus principales capitales, Montreal, Quebec o Toronto, entre otras, son maravillosas.

6 – Polinesia Francesa: Probablemente el lugar más paradisíaco que existe sobre la faz de la tierra. Si alguna vez han soñado con aguas transparentes, arena blanca, nada de olas y una isla con palmeras y polinesios rodeándoles mientras duermen en una caseta sobre el agua con suelo transparente desde el que observar el coral lo han hecho soñando con la Polinesia.

7 – Grecia: El país heleno es mucho más que el Acrópolis y que Atenas. Sus miles de islas perdidas por el Mediterráneo son miles de razones para lanzarse a conocer una de las culturas más antiguas de la humanidad.

8 – Nueva Zelanda: Sin duda alguna el país con más atractivos naturales del mundo. Allí en pocos kilómetros podemos encontrar playas vírgenes, acantilados, selvas, volcanes, glaciares… y todo ello acompañado de la cultura maori llegada desde la polinesia. Espectacular.

9 – Australia: Más allá de Sidney, que es todo un atractivo en sí misma, Australia es un portento de paisajes, colores y mar. Aunque es difícil verla en unos días, las principales capitales y sus playas y desiertos quitan la respiración.

10 – Italia: Tan distinta como bella, Italia tiene museos andantes como Roma, zonas tan auténticas como Napoli, naturaleza salvaje en el norte y playas y caos italiano en el sur. Recorrerla del norte al sur es una experiencia inolvidable.

Los beneficios que aporta viajar

Viajar es mucho más que ver lugares que antes no conocíamos. Desplazarnos por el mundo en busca de lo desconocido, cada vez está más claro, aporta muchísimas cosas, todas ellas beneficiosas, tal y como cada vez más investigaciones al respecto están demostrando.

Unas bondades que empiezan a sentirse desde el mismo momento en el que empezamos a buscar información sobre un destino soñado, cuando estamos mirando billetes de viaje a itinerarios por carretera o cuando buscamos hoteles o apartamentos para descansar durante nuestra próxima expedición.

Y es que viajar está especialmente recomendado para aquellas personas que están pasando por una mala racha, para aquellas que se sienten atrapadas por la rutina y para las que llevan cargas de máxima responsabilidad a sus hombros durante todo el año.

En este sentido hay informes que indican que, entre otras cosas, tomar aire y ver las cosas con cierta distancia ayudan a tomar decisiones con mucha más claridad, de la misma manera que ayuda en esta meditación previa a las decisiones importantes tomar contacto con otras zonas con otras culturas y otras maneras de tomarse la vida.

A nivel físico también parece demostrado que viajar y conocer lugares inhóspitos ayuda a la activación de ciertas zonas del cerebro que se adaptan a nuevas sensaciones como lo son los relacionados con la orientación, aquellos que se activan cuando nos comunicamos en una lengua distinta o que se perciben al incorporar nuevos sabores y olores con los que nos topamos en nuestro camino.

La oportunidad, que se acentúa muy especialmente cuando viajamos solos, de comportarnos de una manera distinta a la que se espera que actuemos, abandonar el rol que nos acompaña diariamente en nuestro trabajo y en nuestra familia proporciona también una sensación de libertad que, a fin de cuentas, provoca bienestar.

Y es que, si algo queda claro cuando visitas diferentes lugares de muy distintos países es que no solo hay una forma de vivir, una sola manera de entender lo que nos sucede, una sola manera de reaccionar ante un problema o una manera de encontrar la felicidad.

Ponerse en contacto con otras culturas, y muy especialmente con aquellas que con muy poco son capaces de generar la misma o más felicidad que en las que rigen los países de Occidente es toda una cura para la mente y para el alma que, en algunos casos más que en otros, cambia a las personas que más profundizan sobre aquello que ven cuando salen de casa.

Viajar tiene beneficios para la salud

Por último, recordar que todo esto también tiene consecuencias sobre el estado de salud de las personas, sobre todo a nivel mental, dado que esta toma de aire, ese aire fresco del que hablábamos y ese necesario cambio de contexto que todos necesitamos de tanto en tanto solo producen reacciones positivas a nivel fisiológico. De ahí que más que un disfrute, que también, viajar se haya convertido en casi una obligación, eso sí, de las más placenteras, sino la más de todas.

Las cualidades del asesor de viajes perfecto

Aunque cada vez son más los que echan manos de internet a la hora de programar su viaje todavía son muchos los futuros viajeros que precisan de atención al cliente para organizar sus vacaciones, conocer al detalle asuntos relacionados con su escapada o para pedir que, de tal día a tal día, con un presupuesto X y sabedores de lo que buscan, ponerse en manos de un agente para que haga encaje de bolillos y consiga crear las vacaciones perfectas.

Un empleo de lo más gratificante para las personas con habilidades sociales y amantes de los viajes que, eso sí, requieren de una serie de cualidades que lo convertirán en el asesor de viajes perfecto o en un trabajador más. Vamos a tratar de ayudarles a descifrar cuándo se encuentran delante uno ‘top’ y cuándo delante de uno más.

Las características que nos revelan que estamos ante el agente de viajes perfecto

Profesional

Como todo aquel que posee un empleo por alguna actividad, un buen asesor de viajes debe ser un buen profesional. Eso quiere decir ser diligente e ir con la verdad por delante, aunque esto le pueda hacer perder dinero. Para ello necesitará, por tanto, ser conocedor de las novedades en los distintos destinos mayoritarios y no dejar de estar al día en todo lo relacionado con la industria en su afán por ofrecer el mejor servicio a cada potencial cliente.

Viajero empedernido

No hay mejor asesor de viajes que un viajero empedernido. En este caso, ser cocinero antes que fraile ayuda y mucho a aconsejar en destinos, plazos de viajes, escalas y en todo tipo de detalles a la hora de explicar qué es más importante y qué no, dónde encontrar según qué tipo de atracciones en destino y todo lo que concierne a la aventura de dejar atrás la puerta de casa.

Buen vendedor

Si bien antes decíamos que un buen asesor no debe vender la moto, también es cierto es que el buen trabajador de una agencia de viajes es aquel que consigue meter el gusanillo sobre un destino que se acaba materializando en una venta. Una tarea que debe realizar mejor que los competidores. Y es que solo haciendo valer su capacidad de gran asesor conseguirá que nadie que integre su cartera piense en ir a otro lado en busca de un viaje organizado.

Empleado de empresa

Para redondear las características que debe tener todo buen asesor no podemos olvidar la que tiene que ver con su condición de asalariado. El asesor de viajes es, casi siempre, la imagen visible de una marca, una filosofía o una idea. Una serie de valores que antes le deben haber inculcado a él y que él debe saber transmitir en cada servicio marcando esa diferencia con el resto de competidores que puede significar una segunda venta en el futuro.

Si se encuentran delante de este agente de viajes, no lo duden, ni intenten encontrar nada parecido en internet. Ya lo saben: Más vale bueno conocido que malo por conocer.

Cómo disfrutar un viaje de lujo por mucho menos de lo que crees

Quien más quien menos ha soñado alguna vez con disfrutar de unas vacaciones repletas de lujo. Algo que a la mayoría solo nos los impide el tremendo gasto que implicaría cumplir nuestros sueños más imposibles, en cuanto a viajar se refiere.

Quizás por eso, la página de reseñas de viajes y gastronomía por excelencia del momento, Tripadvisor, ha elaborado su particular guía de viajes ‘Lujo por Menos’ en la que pone el acento en los nueve destinos más deseados por sus usuarios y en cómo conseguir acercarse a ese destino de la manera más económicamente posible.

Tanto es así que, según la guía, aquellos viajeros que la consulten encontrarán la manera de reducir los costes de ese viaje soñado entre un 20% y un 50%, en función de distintos parámetros en función de cada uno de estos destinos. Vamos a verlos, uno a uno.

Cuándo es más barato viajar a estos 5 caros destinos

Bali

La conocida como isla de los dioses indonesia es uno de esos destinos con los que muchos sueñan pisar alguna vez en la vida. Según ‘Lujo por menos’, tras analizar distintos cursos y los precios medios de vuelos y hoteles han llegado a la conclusión de que los mejores meses para visitarlo son mayo y junio, consiguiendo para entonces precios que suponen un ahorro respecto a la temporada alta de hasta un 52%, lo que supone un ahorro de más de 200 euros.

Islas Mauricio

La citada guía asegura que los mejores meses para viajar al paraíso africano son los que van de septiembre a enero. En términos económicos, el mejor momento sería septiembre, cuando el ahorro respecto a otros meses de temporada alta se acerca a los 250 euros. Si hablamos de hospedaje, las opciones más económicas se sitúan en el norte y en el oeste de la isla.

Botsuana

Conocido mundialmente por su enclave geográfico, que permite a sus viajeros disfrutar tanto de la fauna del Delta del Okavango como de la aridez del desierto de Kalahari no es un destino barato para los viajeros que pretenden pisarlo saliendo en avión desde Europa. Sin embargo, si viajamos a allí entre abril y octubre encontraremos un descenso en los precios de unos 200 euros.

Nueva York

Otro de esos destinos a los que todo el mundo quiere ir alguna vez en la vida. Con los precios de los hoteles por los aires parece claro que es en marzo cuando estos se relajan más. Según esta información estos caen hasta en un tercio provocando ahorros de más de 100 euros. Lo peor, que la temperatura es impredecible para entonces.

Japón

Uno de los destinos más deseados últimamente por los españoles es Japón. Viajar al lejano oriente no es barato y menos hacerlo a un destino tradicionalmente caro para nosotros. Para conseguir descuentos de lo más interesantes lo mejor es viajar en mayo, cuando el ahorro puede ascender por encima del 20% lo que se traduce en algo más de 50 euros por día.

Trucos para viajar con los suegros… y no morir en el intento

Quien más quien menos se va a enfrentar a esta situación. Ya sea con motivo de las vacaciones en el pueblo, porque vayas a pasar un fin de semana de cumpleaños a la casa familiar o porque te desplaces a una boda en la que te toque pasar un fin de semana con la familia de su pareja parece complicado que lo vayas a poder evitar.

Partiendo del hecho de que cada familia es un mundo, lo cierto es que el truco de pasarse callado casi toda la comida como ocurre en las comidas familiares y que muchos tratan de emplear deja de valer cuando se trata de pasar días con la familia política.

Dicho esto, y teniendo en cuenta lo que distintos psicólogos han recomendado a este respecto para afrontar de la mejor manera posible y sin morir en el intento unos días con tus suegros vamos a indicar una serie de pautas que a buen seguro nos hacen el viaje mucho más llevadero.

La primera pasa porque nuestra pareja ponga todo de su parte y nos haga esos días mucho más fáciles. Esta debe ser tu cómplice e indicarte en todo momento por dónde ir, por dónde no y mostrarse a tu lado respaldándote en tus comentarios. No hay nada peor que notar que tu pareja se sitúa en el bando contrario haciendo un frente común contra ti… si se da el caso, claro.

La segunda pasaría porque las decisiones que toméis en pareja sean comunicadas y esgrimidas ante la familia por la persona que está pasando el fin de semana junto a su familia. Así pues, si a ti no te apetece seguir de fiesta y quieres volver a casa o prefiere un plan antes que otro la decisión en pareja debe ser comunicado por el hijo o hija que viaja con sus padres.

Incluso aunque sientas que tienes confianza, la comunicación de una hija hablando por los dos será mucho mejor asimilada y menos malinterpretada que una que puedas lanzar tú y que admita lecturas entre líneas.

En el caso de que surjan problemas, la idea es que tanto el afectado como la pareja hablen siempre en primera persona del plural comentando que preferimos esto, que esto no nos ha gustado mucho.

No obstante, la más importante es tener una mentalidad positiva, centrarse en lo bueno y dejar pasar lo malo, además de evitar siempre las conversaciones o temas delicados, las situaciones que puedan provocar discusiones acaloradas o las situaciones de tensión en general.

Las reglas a seguir cuando viajas con tus suegros

Si conseguimos cumplir con estas reglas de oro a buen seguro que el fin de semana no solo se nos pasará de lo más rápido, sino que estaremos en disposición de disfrutarlo al máximo, sea cual sea nuestra relación con nuestros suegros.

Viajar con los suegros no debe ser un problema y si lo es, nada mejor que tirar de diplomacia, mano izquierda y, sobre todo, de nuestra pareja, quien será nuestra gran aliada en estos días con toda la familia reunida.

Todo lo que necesitas saber para apuntarte al Imserso

El Programa de Turismo del Imserso para la temporada 2017-2018 ya lleva unos días en marcha en gran parte del territorio nacional y todavía hay mucha gente que desconoce los plazos, las formas en las que apuntarse y en definitiva qué es lo que deben hacer para conseguir un viaje del conocido popularmente como Imserso.

Fue el pasado día 15 de septiembre cuando la venta de viajes del Imserso comenzó en varias regiones como lo son las de Cataluña, Asturias, Galicia, La Rioja y el País Vasco y desde el lunes 18 de septiembre en Andalucía, Cantabria, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Baleares, Canarias y Navarra.

En el resto, es decir, Aragón, Castilla y León, Extremadura, Comunidad de Madrid, Murcia, Ceuta y Melilla fue ayer cuando arrancó la campaña para que todos aquellos que cumplen con los requisitos puedan formar parte de este programa de viajes destinados a los mayores.

No obstante, y aunque lleven ya unos días en lista tras apuntarse en alguna de las regiones que comenzaron antes a gestionar la presente temporada deben saber que deberán esperar unos días hasta que reciban la notificación de que han conseguido una plaza adjudicada o, en su defecto, que están en la lista de espera.

Los primeros podrán pues reservar los billetes ofrecidos en las agencias de viaje adjudicadas para esta temporada como lo son Mundosenior y Mundiplan durante los dos primeros días laborales tras el comienzo de las ventas que podrá variar en función de la Comunidad Autónoma en la que residan. No será hasta ese tercer día hábil hasta que puedan acceder a todos los destinos disponibles para la temporada completa.

Es por eso que los adjudicatarios de una plaza Imserso para este año deben conocer también que los que deseen optar una plaza fuera de la primera ronda de adjudicaciones que va del 8 de mayo al 7 de junio podrán hacerlo en una segunda ronda que concluirá el día 26 de febrero del próximo año.

Precios del Imserso 2017-2018

Uno de los capítulos más importantes es el que hace referencia al precio de los viajes de este año del programa. Así pues, las opciones preferidas volverán a ser las del levante español de norte a sur incluyendo Murcia y Andalucía, así como las islas el turismo de interior y las dos ciudades autónomas.

En cualquiera de los destinos ofrecidos se podrán estar 5, 6, 8, 10 y 15 días en pensión completa con transporte de ida y vuelta, asistencia médica y seguro médico a partir de los 144 euros y hasta los 595 en temporada baja. En el caso de los viajes a las capitales de provincia las condiciones cambiarán pasándose a la media pensión y no estando incluido el transporte.

Requisitos Imserso

Por último, recordamos los requisitos necesarios para poder formar parte de este programa:

-Ser pensionista de jubilación

-Ser pensionista de viudedad con 55 o más años.

-Ser pensionista por otros conceptos con 60 o más años.

-Ser asegurado o beneficiario del Sistema de Seguridad Social con 65 o más años.

Todos ellos podrán ir acompañados por su pareja, por hijos con discapacidad igual o superior al 45% y siempre que se alojen en su misma habitación.

Cómo conseguir que nuestras vacaciones no sean unas más

Aunque muchos lo califican de placer, para nosotros y otros tantos placer es una necesidad. Desconectar de nuestro día a día, tomar aire fuera de nuestro entorno y abrirnos a conocer y descubrir cómo viven en otros lugares es una experiencia tan bonita como necesaria en esta vida.

A menudo, muchos de los viajeros habituales tienen la sensación de no estar sacando todo el partido posible a sus vacaciones, comparando las de un año y las de otro y viendo cómo a menudo estas se parecen en exceso a las anteriores dadas nuestras costumbres a la hora de viajar.

Algo que podemos evitar siguiendo una serie de recomendaciones encaminadas precisamente a todo lo contrario. Es decir, a conseguir que nuestras vacaciones no sean nunca unas más que recordar en un vetusto álbum de fotos.

Lo primero que debemos hacer si no lo estamos haciendo ya es empezar a cambiar de destinos y tipos de viajes. Aunque lo no crean hay mucha gente que siempre viaja al mismo lugar porque le encanta lo que allí encuentra. Si bien son los menos existen. Sin embargo, hay un perfil muy parecido a este que es el que siempre busca lo mismo. Por ejemplo, zonas de playa, pueblos de montaña o buscar un enclave para realizar la actividad deportiva que le gusta. Si queremos unas experimentar algo distintos necesitaremos vacaciones distintas. Opciones no faltan.

En este sentido es recomendable salir de nuestra zona de confort y buscar aventuras lejos de nuestras fronteras según nuestras posibilidades en las que hallar culturas y tradiciones completamente distintas. No hay nada que nos enriquezca más que aprender cómo viven o piensan en otros sitios en los que se rigen por costumbres muy distintas a las nuestras. Además de abrirnos la mente supone un balón de oxígeno como pocos en nuestro día a día.

Siguiendo esta misma línea es recomendable evitar en la medida de lo posible esos paquetes preparados que nos alejan de los locales y que nos hacen una ruta cerrada sin opción de abrirla ni un poco en aquello que más nos guste. A este respecto nuestra recomendación es moverse sin horarios y sin rumbo fijo por donde prefiramos intentando, en la medida de lo posible, integrarnos con locales. Pocas cosas llenan más un viaje que conocer gente distinta y establecer algún tipo de vínculo con ellos.

Sumérgete en la medida de lo posible en la vida local del destino

Una vez estamos tratando de integrarnos qué mejor que dejarnos llevar e ir a comer donde ellos comen, acudir a los eventos o fiestas que ellos acuden y disfrutar de la agenda cultural local como la mejor forma de inmersión.

Por suerte, todo esto es mucho más fácil desde que existe internet y está lleno de ‘tips’ de locales en los que no falta ningún detalle sobre qué hacen, cuándo lo hacen y cuánto nos puede costar movernos hasta llegar donde se construye la vida local. Si lo conseguimos nuestro viaje habrá dejado de ser uno más.

Consejos para viajar con tu mascota por ahí

En España son alrededor de 20 los millones de mascotas que nos alegran la vida. Aunque son muchos los que se quedan en casa al cuidado de algún miembro de la familia o los que ingresan en alguna residencia canina durante el tiempo de ausencia de sus mejores amigos, otros tienen la suerte de emprender el viaje junto a sus dueños.

En este caso no está de más tener en cuenta una serie de consejos que dan las asociaciones de animales a todos aquellos poseedores de una mascota que estén pensando en llevársela junto a ellos para disfrutar de esos días que estarán lejos de casa.

El primero de todos es el que pone el acento en la necesidad de portar toda la documentación del animal en regla y actualizada. Esto es la cartilla sanitaria actualizada y sellada por el veterinario si nos movemos por España y el pasaporte para animales domésticos si nos vamos a mover más allá de nuestras fronteras. Igualmente el animal debe poseer el microchip que ayudará a encontrarnos en caso de pérdida.

El segundo estaría relacionado con el chequeo médico previo al inicio del viaje al que se recomienda someter a nuestros animales. Sólo así podremos estar seguros de que estarán en perfectas condiciones durante el tiempo que estemos fuera de casa. Los veterinarios recomiendan no dar comida sólida desde dos horas antes del inicio del viaje, darle agua fría y, si es propenso a lo vómitos un antihermético. Si el viaje es largo se le puede administrar una valeriana si vemos que padece mareos o está inquieto.

Para viajar en coche o transporte público los perros pequeños pueden ir en transportín, mientras que los grandes, si van a viajar en coche, deberán ir atados al asiento trasero debidamente o en la parte trasera del coche si este permite la instalación de una rejilla de seguridad.

Es recomendable, si se viaja en automóvil cubrir la zona en la que vaya a estar con fundas protectoras para el coche ya que es posible que el animal suelte pelo o vomite en algún momento del viaje, además de tirar babas o el agua que pueda ir ingiriendo a cada rato.

Muy importante es la ventilación del automóvil. Si bien no puede sacar la cabeza por la ventana sí que debe haber una ventana siempre abierta parcialmente, incluyendo aquellas paradas en las que el animal se quede solo en el vehículo ya que de lo contrario podría asfixiarse.

Cada vez que se estacione el coche se deberá aparcar en la sombra, sobre todo en verano. Las altas temperaturas que afectan a los seres humanos aún lo hacen más en los animales de compañía cuyas temperaturas corporales son más altas. De lo contrario expondremos a nuestra mascota a grandes riesgos.

En cada parada será recomendable que este ande al menos unos cinco minutos cada dos horas. Una vez llegado a destino, a modo de premio por haber aguantado tanto tiempo en el automóvil, podremos darle un premio y unas caricias antes de empezar a disfrutar de su compañía durante nuestras vacaciones.

Consejos para viajar en pareja disfrutando al máximo

Todavía es tiempo de vacaciones y son muchas las parejas de nuevo cuño que aprovechan estas fechas y el buen tiempo habitual de este época para irse unos días a disfrutar de algún sitio nuevo con su ser amado.

Sin embargo, para muchos de ellos, lo que debería ser un motivo de alegría se convierte en una pesadilla. Y es que lo de pasar 24 horas con alguien no es algo para lo que todo el mundo esté preparado a las primeras de cambio.

En busca de esos consejos que la experiencia ha dado a muchos de los viajeros en pareja y que han ido contando vamos a contar aquí algunos de los recopilados para viajar en pareja y no morir en el intento.

Diseñar el viaje juntos

No es buena idea que uno de los dos se encargue del viaje y otro se deje llevar. Diseñar el viaje juntos se antoja como la mejor manera de evitar malentendidos. Y es que es posible que a uno le apetezca hacer una cosa y a otro no, que uno prefiera visitar una cosa que otro no iría y, claro está, tener una actitud moldeable al respecto y ceder en todo aquello que no consideremos imprescindible.

Reservar los hoteles con antelación

Aunque la aventura puede ser genial, para ahorrar disgustos, calentones y discusiones lo mejor es llevar los hoteles reservados con mucha antelación. Lo contrario, ir a buscarlos, puede generar un estrés importante cuando las cosas no salen como pensamos. Es importante que cuando este llega en un viaje nos paremos a pensar y nos dejemos ayudar por la otra parte. De lo contrario, lío a la vista.

Pactar el presupuesto

Salvo que gocéis de una economía de lo más holgada, lo mejor es hablar sobre lo que nos queremos gastar, ponerlo en negro sobre blanco y hacer una previsión de gastos a la hora de dormir, comer, gastar en compras, entrada a museos, etc. Muchas veces el descontrol presupuestario es el inicio de una buena bronca. Y es que cada bolsillo, como cada persona, es un mundo y gastar el dinero de otros es delicado.

Ni impongas tu opinión sobre la suya

Durante el viaje surgirán distintas posibilidades a la hora de decidir cuándo comer, dónde hacerlo, qué ver, a qué hora o si se debe hacer esto y dejar de hacer lo otro, ya que es imposible tenerlo todo bajo control. Igual que es importante tener voz y voto, casi lo es más escuchar a la otra parte, poner todo en una balanza cuando las opiniones sean dispares, y tomar la decisión en consenso.

Evita los reproches

Seguro que, como cuando no viajáis, se producen momento de tensión y oportunidades para reprochar actitudes que consideramos reprobables. En cualquier caso, lo mejor para que la convivencia sea lo más llevadera y el viaje lo mejor posible es evitarlos a toda cosa. Recuerda que estás de viaje, que has ido a disfrutar de tu destino… y también de la compañía de tu pareja.