Consejos para evitar que nos roben nuestra casa mientras estamos de vacaciones

Si todavía no nos hemos marchado de vacaciones este verano es posible que no tardemos en hacerlo. Sea como fuere, si vamos a gozar de unos días de asueto fuera de casa más vale que prevengamos antes de acabar curando en lo que hace referencia a proteger nuestro hogar. Y es que no son pocos los estudios que revelan que es en época estival cuando los amigos de lo ajeno hacen literalmente su agosto.

Si bien resulta imposible impedir al cien por cien que los cacos puedan aprovechar nuestra ausencia para tratar de robar nuestras pertenencias o artículos de valor, sí que podemos reducir las probabilidades al mínimo si seguimos una serie de consejos que vienen dando desde la policía desde hace un tiempo. Vamos, pues, a repasarlas.

Qué hacer para evitar que roben en casa durante las vacaciones

Lo primero de todo sería comprobar que las puertas de acceso y las ventas están completamente cerradas.

Tras esto lo ideal sería no dejar evidencias que puedan dejar entrever a las primeras de cambio que la vivienda está completamente desocupada. Dejar alguna persiana sin bajar o algunos elementos de limpieza a la vista puede hacer dudar a los ladrones.

También se recomienda no desconectar el timbre de la puerta, ya que esta es una de las maneras que estos tienen de averiguar si hay alguien o no en casa en ese momento.

Huelga decir que, si podemos, es recomendable contar con un cerrojo de seguridad o un sistema de alarma que nos informe a nosotros y a las autoridades de manera automática de si alguien ha entrado a nuestra propiedad.

En el caso de que contemos o podamos contar con un sistema de programación de luces lo recomendable sería hacerlo servir durante algunas horas centrales de la noche simulando la presencia de vida en el interior. Lo mismo lo podríamos aplicar a sistemas de radio, televisión o electrodomésticos.

Otro punto en el que pone especialmente insistencia la policía es el que tiene que ver con no informar a todos los vecinos, amigos y conocidos de que estamos fuera de casa. De la misma forma, debemos tener cuidado con aquello que mostramos en las redes sociales y que alerta a posibles cacos de que nadie ha quedado en casa.

Una vez decidido el lugar de vacaciones, informar a nuestra familia más cercana de dónde estamos y cómo nos pueden localizar en todo momento.

Es a estas personas a las que dejaremos una copia de nuestras llaves para que se pasen eventualmente durante nuestra ausencia para comprobar que todo está en orden.

Por último, remarcar que estaremos haciendo una buena acción si comunicamos a nuestros vecinos, familiares y conocidos esta serie de consejos encaminados a evitar que los amigos de lo ajeno se hagan con nuestras pertenencias aprovechando nuestras vacaciones.

No obstante, mientras todavía estemos en casa durante la temporada estival, subrayar la importancia de avisar a la policía siempre que sospechemos de alguna persona extraña que merodea el vecindario así como de ruidos raros procedentes de alguna vivienda desocupada.

Los tipos de viajeros más frecuentes II

Seguimos repasando los tipos de viajeros más habituales con los que cualquiera de nosotros se puede indentificar o acabar topando a lo largo de sus viajes con otros tantos perfiles que a buen seguro reconoces.

Perfiles de viajeros

El casero

Ese turista que sale más bien poco y que echa de menos su casa como ningún lada del mundo. De hecho, si cuando va a un hotel la cama no es tan buena como la que tiene en casa es capaz de armar un cirio. Sin duda, uno de los más molestos.

El tiquismiquis

A veces es el anterior en otra de sus facetas molestas. Este encuentra pegas a absolutamente todo. Cuando no es la temperatura es la comida de otros sitios, cuando no el idioma, cuando no los precios y cuando no que ya echa de menos algo de su ciudad.

El rutas

Cuando sale de casa solo lo hace con su furgoneta o autocaravana. Para él es su mejor inversión y no deja de invitar a la gente a que pruebe pasar un día por ahí de fiesta con su neverita siempre llena de comida y cerveza.

El envidioso

No va a sitios en los que quiera estar sino en aquellos que más puede restregar al resto. Si tú vas a un lugar y te encanta, irá después con tal de que no le adelantes en el ranking de viajeros.

El aventurero

Aquel viajero que no pierde la oportunidad para realizar actividades de riesgo cada vez que pone pie en un sitio nuevo. Más vale que seas igual si no quieres que te cambien el viaje de arriba abajo.

El buenrollero

Uno de los más codiciados. Todo le parece bien, le encanta la gente, le gusta lo que come, lo que ve… una delicia de acompañante.

El despistado

Da igual donde vaya. No se acuerda ni dónde está ni de lo que ve. Mejor no lo utilices como copiloto o le digas que te informe de cómo llegar en metro a otra parada.

El rompecorazones

Cada vez que planea un viaje piensa en poner la banderita en su particular mapa mundi del ligoteo. Todo un peligro si sales con él de fiesta cuando viajas. Especialmente si compartes habitación con él.

El guía turístico

Meses antes de viajar ya sabe más cosas de su destino que la mayoría de locales. Un incordio para los taxistas.

El fotógrafo

Adicto a la inmortalización solo conoce las ciudades por lo que ve a través del objetivo. En cualquier lado ve una foto.

El monoviajero

Viaja todos los años, pero al mismo destino. Lleva siete años seguidos sin faltar a su ciudad o país favorito.

Ha estado siete veces en República Dominicana, pero… ¡¡¡sorpresa!!! El próximo año va a Santo Domingo, a seguir un curso de merengue y bachata.

El grupero

Si no van los amigos ni se plantea coger un avión. Lo suyo es pasarlo en grande con los colegas y si no viajar es un aburrimiento.

El solitario

La némisis del anterior. Le encanta ir solo, improvisar, conocer gente de viaje y moverse con su mochila sin planificar nada.

Las ventajas que ofrecen los cursos online en comparación con los tradicionales

Ya sea por el placer de aprender o con el objetivo de optar a una promoción laboral lo cierto es que los cursos online están multiplicando enormemente las posibilidades de que cualquier persona pueda o bien retomar estudios iniciados en su momento que dejaron sin terminar, como optar a una nueva vida profesional.

Y es que, como vamos a ver a continuación, las ventajas que estos cursos en línea ofrecen en relación a los de toda la vida son enormes.

Por qué escoger un curso online


Miles de cursos

La variedad de cursos online es tan amplia que, a poco que busques, podrás encontrar un curso que se adapte perfectamente a tus necesidades. Ya esa para retomar tus estudios, para mejorar en alguna disciplina, para reforzar materias que no se te dan bien, para iniciarte en un nuevo campo o para aprender idiomas, entre otros, existen miles de cursos en línea.

Costes

A diferencia de lo que venía sucediendo con los cursos presenciales, los online no suponen un problema en lo económico. En estos, los materiales, los textos, las clases o las tutorías las tendrás a golpe de click, a cuqluier hora y sin necesidad de moverte.

Ahorro de tiempo

Gracias a estar diseñados para realizarse a distancia estos te permiten ahorrar una ingente cantidad de tiempo en desplazamientos proporcionándote más tiempo para ellos o para tus quehaceres diarios. En definitiva, para mejorar tu calidad de vida.

Horarios infinitos

Tanto si solo puedes estudiar en una franja como si rindes más en unos horarios que en otros podrás elegir cuándo estudiar en función de lo que necesites. Siempre y cuando seas constante esta infinita posibilidad de horarios solo puede ser positiva.

Flexibilidad total

En comparación con lo que ocurre con los cursos tradicionales en los que los estudiantes tienen un tiempo determinado para completar sus tareas ya que las academias tienen horarios cerrados, en los online estos podrán no solo hacerlo cuando quieran, sino sin estrechez alguna. De hecho, si por motivos laborales o de ocio deben cambiar los horarios podrán hacerlo sin problemas. Lo mismo sucederá con los exámenes.

Favorece la formación continua

Uno de los puntos fuertes de los cursos online radica en la posibilidad de permitir una formación continua en el tiempo de quienes los disfrutan. Tanto en parones por bajas como en vacaciones o en viajes podrás seguir formándote, lo que a la larga solo podrá suponer posibles mejoras laborales.

Compaginar trabajo y estudio

Otra de las ventajas enormes que estos ofrecen es la opción de compaginar trabajo y estudio. Dado que no hay horarios solo hacen falta ganas y organización para poder desarrollar ambas actividades.

Sin atrasos

En los cursos convencionales basta que llueva o nieve para que algunas clases se cancelen o se aplacen dilatándose los cursos en el tiempo en relación a lo planeado. Algo que no puede suceder en los online.

Como ven, en comparación con los cursos ordinarios los online solo suponen beneficios a aquellos que se acercan a ellos. Cuando se trata de aprender todo deben ser facilidades.

Trucos para viajar mucho gastando lo mínimo posible

En este portal lo tenemos clarísimo. Viajar forma parte de nuestras vidas y cuanto más, mucho mejor. El principal problema que se opone a pasarse la vida de un lado para otro suele ser el económico. Sin embargo, y aunque es imposible eliminar los gastos, sí que existen distintos trucos para reducirlos al máximo. Tomen buena nota.

Cómo gastar poco viajando

Antes de ponernos a detallar qué trucos podemos emplear para viajar mucho sin dejarnos el bolsillo en el intento es recomendable ir preparándose para ese viaje o viajes que estamos deseando emprender. Si conseguimos meter en una hucha 10 euros cada mes, a final de año dispondremos de 1.200 euros que nos pueden servir para realizar todo un viajazo.

Dicho esto, antes de cerrar ningún viaje debemos revisar todas las ofertas que se van vertiendo tanto en blogs especializados, grupos de Facebook o Instagram o incluso en las agencias offline de toda la vida. Cuanto más rebusquemos más barato viajaremos. De ahí que sea deseable preparar los viajes con tiempo.

Sea lo que sea lo que nos quede para gastar en cada viaje debemos diseñar un presupuesto en el que dejar claro cuánto tenemos para transporte, hoteles, comidas o regalos. Será así como sepamos si podemos estirar o acortar un viaje o agregar o reducir estancias en otras localidades.

A la hora de buscar viajar por ti mismo recurre a aplicaciones que ofrecen las mejores fechas y horarios para viajar lo más barato posible a un destino. Skyscanner, Momondo, Kayak o Trivago son algunas de las más conocidas, aunque no las únicas.

Huelga recordar que, una vez elegidos los destinos candidatos, podremos ahorrar ostensiblemente si nos informamos bien sobre cuál es el nivel de vida de cada destino. Lo que por otro lado nos ayudará a perfilar correctamente el presupuesto del viaje.

Como todo en la vida hay destinos de primera y de segunda. Los primeros son más caros y los segundos muchos baratos. Mucho más aún los que están fuera de los habituales circuitos de las tour operadoras. Si nos salimos de los catálogos de viaje podemos encontrar destinos baratísimos.

Muy especialmente si viajamos fuera de temporada. Ni falta hace recordar que si podemos viajar más allá de verano, Semana Santa o fin de año podremos aprovechar mucho más cada euro empleado en viajar. A menudo, claro está, no se puede elegir.

Si bien a veces no podemos evitar los aviones, sí que podemos evitar tomar trenes, autobuses o taxis haciendo autoestop o incluso hoteles u hostales recurriendo al woofing, couchsurfing o intercambio de viviendas. Hay vida más allá de la comodidad máxima. El aventurero siempre gasta mucho menos que el viajero.

Por ultimo, si queremos no dejarnos nada, conocer al máximo una cultura, comer en los mejores sitios sin gastar de más y vivir una experiencia completa no hay nada mejor que recurrir a los habitantes locales de un lugar para hacerlo. En términos económicos, gracias a ellos podremos ahorrar… y mucho.

Los tipos de viajeros más frecuentes

Aunque viajeros hay casi tantos como personas, lo cierto es que muchos de ellos se repiten. Tanto que se puede hablar de que, casi todos, podemos englobarnos en algunos de los perfiles más habituales de aventureros a los que gustan de disfrutar de sus días libres marchándose de vacaciones.

Así son los viajeros más comunes

El ahorrador

Esa gente que viaja mirando constantemente el dinero. Además de revisar cien mil sitios antes de decantarse por aquel al que le dejará sus amados euros, no dejan de repasar la aplicación del móvil para ver si le han cobrado o no o cuánto les queda en la cuenta. Uno de los peores acompañantes.

El gastador

La némesis de ahorrador. Cada vez que sale de casa es un festival y quiere dejar constancia de ello. Comilonas a lo grande, noches de despilfarro y compras compulsivas necesite o no lo que adquiere llevan su visa a temperaturas desorbitadas.

El planificador

Otro de esos plastas con los que es mejor no viajar si eres aventurero. En lugar de dejarse llevar por lo que le apetece en cada momento tiene pautadas tanto las visitas como el tiempo que tienen para cada una. Improvisar, que es lo mejor de los viajes, no entra en su cabeza. Hay que correr para verlo todo y no dejarse absolutamente nada de lo que pone en todas las guías.

El pasota

A quien tampoco conviene llevar a rastras es al contrario del planificador. Estos viajeros viajan porque alguien se lo ha dicho, empujados por su acompañante y lo mismo les da ir aquí que allá.

El juerguista

El alma de la fiesta de cada viaje en grupo. Ya durante el trayecto está planeando dónde se tiene que salir cada noche. Prefiere disfrutar del ocio de las ciudades que de los highlights. Los museos son para muermos y la vida son dos días. Así lo entiende él.

El deportista

No importa donde vaya. Necesita que los hoteles tengan gimnasio o, en su defecto, un parque cerca en el que salir a correr a las seis de la mañana antes de empezar a ver cosas.

El tecnológico

Cualquier aparatito que puede llegar a servir de algo de utilidad durante un viaje lo lleva. Es por eso que en cada excursión va cargado como una mula con sus cargadores, objetivos y todo lo que pueda mantenerlo conectado.

El minimalista

Vaya donde vaya y sea lo largo que sea el viaje va con equipaje de mano. Si hace falta compra ropa barata o tira de lavandería. Cualquier cosa menos esperar a que arranque la cinta de equipajes. “A mí no me perderán la maleta” es su frase preferida.

El novato

Este viajero primerizo puede llegar a ser cargante por su entusiasmo. Además, también te puede meter en algún que otro problema como consecuencia de su falta de conocimiento sobre cómo comportarse en contextos distintos a los que él maneja.

El hablador

Uno de los más cansinos. Lo suyo es dar la turra comentando todo sobre el viaje, lo que ya han visto, lo que van a ver o lo que vio en otro viaje pasado. Si quieres disfrutar de un viaje tranquilo aléjate de ellos.

Las 10 mejores aerolíneas del mundo, según los viajeros

Los viajeros habituales de largos trayectos los saben. No. No da igual viajar en una compañía que en otra. Ni la comodidad, ni los servicios, ni el trato son iguales en todas las compañías aéreas, de ahí que, o viajamos mucho o tengamos que tirar de entradas como esta.

Y es que gracias a las encuestas de satisfacción de los pasajeros de las principales aerolíneas ya podemos saber cuáles son las compañías aéreas mejor valoradas del mundo. Vamos a ello.

Las mejores compañías aéreas del mundo

Singapore Airlines

La compañía nacional del país asiático es una de las más grandes del mundo. Actualmente ofece sesenta destinos de treinta y cinco países recibiendo en casi todas sus reseñas enhorabuenas. La amabilidad de su tripulación y su buen servicio al cliente parecen lo más representativo.

Air New Zealand

Otra nacional, en este caso la neozelandese, oferta medio centenar de destinos, centrada especialmente en Oceanía y Asía, aunque también trabaje en Europa y América. Aviones nuevos, asientos cómodos y la tradicional sonrisa kiwi son algunos de los alicientes para probarlos.

Emirates

La línea aérea de los Emiratos Árabes Unidos es una de las más grandes e importantes del mundo con vuelos a más de 140 destinos de 78 países. Además de las pocas que vuela a seis continentes. Su nivel de detallismo, muy especialmente en las clases más pudientes, así como la cantidad de comida y bebida que ofrecen la coloca en esta lista.

Japan Airlines

La aerolínea nipona ofrece a sus clientes 60 destinos nacionales y otros treinta del resto del mundo. La atención al cliente y el buen hacer de los japoneses en todo lo que centren sus esfuerzos es garantía de éxito. Así lo aseguran sus reviews.

EVA Air

La taiwanesa es quizás la más desconcida de esta lista. No obstante viaja a setenta destinos del país asiático y también a otros tantos dentro del continente, Australia, Europa y Estados Unidos. Sus precios competitivos y el buen hacer de su tripulación es lo más destacado. Lo menos, parece, la comida.

Southwest Airlines

La low cost más importante y grande del planeta une 41 estados norteamericanos, además del país estadounidense con Bahamas, el Caribe y México. La posibilidad de viajar con dos bultos de hasta 23 kilos sin pagar la convierte en la aerolínea de bajo coste mejor valorada por los clientes.

Jet2.com

También es low cost esta compañía británica que, además de Reino Unido, también viaja a sesenta destinos del viejo continente. A diferencia de otros low cost esta apuesta por ofrecer más espacio que sus competidoras a sus clientes.

Qatar Airways

Otra de las aerolíneas más potentes del globo QA vuela más de 145 destinos de todos los continentes. Espacio, buena comida, buena atención al cliente y aviones nuevos la convierten en una de las mejor valoradas del mundo.

Azul

La low cost brasilera une hasta 100 destinos del país carioca. Puntual y con el trato y el espacio de las que no son bajo coste cuenta con excelentes reseñas.

Korean Air

Por último la surcoreana Korean Air también es una de las mejor valoradas. Con un centenar de destinos internacionales recibe grandes notas en puntualidad y comodidad. Otra que debe servir al resto de ejemplo.

Países que permiten viajar sin visado si tienes pasaporte español

El pasaporte español, en tanto en cuenta es pasaporte europeo, supone una serie de privilegios a la hora de viajar por la mayoría de países del mundo que no todos disfrutan.

No obstante, y dado el pasado colonial del extinto imperio ibérico, no son pocos los acuerdos que se tienen con algunas ex colonias con carácter excepcional del que no gozan otros países.

De igual forma España tiene firmados distintos convenios con reinados de todo el mundo con los que la Familia Real española mantiene una excelente relación y que también beneficia a los ciudadanos de este pais.

No obstante, si usted es un ciudadano español y esté buscando información sobre cuáles son aquellos destinos en los que no necesita ninguna visa para acceder a su territorio, le dejamos la siguiente lista en la que detallamos qué países y durante cuánto tiempo le permitirán su entrada sin necesidad de solicitar las farragosas visas de entrada. Tomen buena nota… ¡y buen viaje!:

Países a los que los españoles pueden acudir sin necesidad de visa

Países que forman parte de los tratados europeos de libre circulación de ciudadanos:

Alemania
Austria
Belgica
Bulgaria
Chipre
Dinamarca
Eslovaquia
Eslovenia
Estonia
Finlandia
Francia
Grecia
Holanda
Hungría
Irlanda
Islandia
Italia
Letonia
Liechtenstein
Lituania
Luxemburgo
Malta
Noruega
Polonia
Portugal
Reino Unido
República Checa
Rumanía
Suecia
Suiza

Países a los que los españoles pueden viajar sin necesidad de visa durante 6 meses:

Canadá

Países a los que los españoles pueden viajar sin necesidad de visa durante 183 días:

Perú

Países a los que los españoles pueden viajar sin necesidad de visa durante 180 días:

México
Panamá

Países a los que los españoles pueden viajar sin necesidad de visa durante 4 meses:

Fidji

Países a los que los españoles pueden viajar sin necesidad de visa durante 3 meses:

Antigua y Barbuda
Argentina
Bahamas
Barbados
Dominica
El Salvador
Guyana
Honduras
Hong Kong
Japón
Kenya
Kuwait
Malasia
Marruecos
Namibia
Nueva Zelanda
Senegal
Turquia3
Uruguay

Países a los que los españoles pueden viajar sin necesidad de visa durante 90 días:

Albania
Bangladesh
Bolivia
Bosnia y Herzegovina
Botswana
Brasil
Brunei
Chile
Colombia
Corea del Sur
Costa Rica
Guatemala
Malawi
Moldavia
Nicaragua1
Paraguay
Serbia
Taiwan
Ucrania
Venezuela
Zambia2

Países a los que los españoles pueden viajar sin necesidad de visa durante 1 mes:

Belice
Líbano

Países a los que los españoles pueden viajar sin necesidad de visa durante 30 días:

Egipto
Emiratos Árabes Unidos
Indonesia
Tailandia

Países a los que los españoles pueden viajar sin necesidad de visa durante 21 días:

Filipinas

Países a los que los españoles pueden viajar sin necesidad de visa durante 14 días:

Bahrain

*Algunos de los destinos señalados en esta lista, si bien no exigen visado, sí exigen el pago de una tasa de ingreso al país que oscila entre los 10 y 50 dólares americanos. Para saber cuáles son y qué importe exacto le pedirán al aterrizar en el aeropuerto de destino le aconsejamos que consulte la página web o el teléfono de la embajada o consulado de su próximo destino más cercana. Allí le solventarán cualquier duda que pueda tener

Qué no podemos olvidar antes de viajar con niños en el coche

Cada vez son más los padres que deciden marcharse de vacaciones con sus hijos. Viajar en familia es un placer y a determinadas edades perderse un solo segundo del crecimiento de tu hijo es puro pecado, de ahí que los viajes con pequeños estén cada vez más a la orden del día.

Como no es lo mismo viajar con un pequeño que sin él, y teniendo en cuenta esta tendencia de las que os hablamos, agencias como Rumbo han decidido elaborar una lista con unos consejos que tiene como finalidad ayudar a mejorar los viajes en coche con niños.

Qué llevar cuando viajamos con niños

-Portar el teléfono móvil y la tableta con series, dibujos y juegos que gusten a los niños. Huelga decir que, si no tenemos cargados en el coche, debemos portar una ‘power bank’ para asegurarnos de que estos tienen entretenimiento para lo que dure el viaje en cuestión.

-Realizar juegos o cánticos con los pequeños. A menudo algo tan tonto como envolver su juguete preferido un un sinfín de papeles y darle la sorpresa al pequeño puede tenerlo de buen humor y en actitud positiva dura muchos minutos.

-Es también recomendable portar una libreta, colorines, pegatinas e incitarles a dibujar cosas relacionadas con el viaje. Pedirles que dibujen a la familia en la playa o cómo se imaginan lo que van a encontrar cuando lleguen puede ser una estupenda idea.

-No podemos olvidarnos de llevar con nosotros un cojín o almohada para que estos descansen el mayor tiempo posible cuando se trate de viajes largos. Dormir es la mejor manera de que un viaje se haga corto.

-A la hora de comer algo portar detalles como su silla de comer, sus cubiertos, su taza o su vaso dado que no todos los bares de carretera están preparados para dar de comer a pequeños.

Además, de estas recomendaciones, desde la página web de Bebé Seguro también realizan sus recomendaciones para disfrutar de un viaje perfecto y sin percances con nuestros pequeños a bordo del automóvil:

-Acoplara a la silla de viaje sonajeros o peluches de tal manera que estos siempre estén a mano aún cuando pasen de ellos. Hacer lo mismo con el chupete.

-Contar con un termo para mantener la temperatura de la leche o los potitos, así como una nevera portátil para hacer lo propio con los productos que puedan necesitar una conservación en frío.

-A la hora de comer contar con baberos, toallitas húmedas y servilletas que nos ayuden a tenerlo todo controlado.

-No olvidarnos de llevar todos los artículos de higiene personal del niño como pañales, toallitas, cremas, talco y todo lo necesario para limpiar en caso de imprevisto.

-Comprar bolsas de plástico con cierre para guardar la ropa sucia o los elementos líquidos que se puedan darramar una vez abiertos.

-No escatimar en mudas limpias. Es recomendable portar más de las necesarias dado que pueden sufrir mareos o una descomposición por comer fuera de casa y del entorno habitual.

-No olvidar ni mantas ni parasoles ni crema solar ni gafas ni gorro para que nada pueda molestar o dañar al pequeño durante nuestro días fuera de casa y de mayor exposición a todo.

Las ciudades más violentas del mundo

Muy probablemente si te encuentras leyendo esta entrada, o seas un tipo curioso que ha accedido a ella a través de un buscador o las redes sociales o, si eres un habitual de este blog, seas un viajero empedernido.

Tanto si estás interesado en conocer los índices de criminalidad más potentes que existen en la actualidad en el planeta como si estás buscando zonas del mundo que visitar sin correr ningún riesgo te interesará la siguiente lista con las cincuenta ciudades con más violencias del mundo.

Un ranking elaborado y publicado por el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal (CCSPJP) de México y que compara el número de homicidios por cada 100.000 habitantes de las principales ciudades del mundo.

Una clasificación en la que solo se incluyen ciudades con más de 300.000 habitantes y en la que se computan tanto los homicidios voluntarios como las muertes producidas como víctima de una agresión.

Si algo resalta de esta clasificación es la triste presencia de 42 ciudades de Latino América sobre un total de media centenar, lo que deja bien a las claras el problema que se vive en muchas zonas del continente americano en relación a la viulencia.

Concretamente de estas 42 ciudades latinas que tienen el dudoso honor de ocupar un lugar especial entre los lugares más violentos del mundo destacan las 17 ciudades brasileñas, las doce mexicanas, las cinco venezolanas, las tres colombianas, las dos hondureñas y las capitales de los países de El Salvador, Guatemala y Puerto Rico.

Las 50 ciudades más violentas del mundo

Ciudad – Número de Homicidios / Habitantes / Tasa (por cada mil habitantes)

1 Los Cabos (México) / 365 / 328.245 / 111.33
2 Caracas (Venezuela) / 3.387 / 3.046.104 / 111.19
3 Acapulco (México) / 910 / 853.646 / 106.63
4 Natal (Brasil) 1.378 / 1.343.573 / 102.56
5 Tijuana (México) 1.897 / 1.882.492 / 100.77
6 La Paz (México) 259 / 305.455 / 84.79
7 Fortaleza (Brasil) 3.270 / 3.917.279 / 83.48
8 Victoria (México) 301 / 361.078 / 83.32
9 Guayana (Venezuela) 728 / 906.879 / 80.28
10 Belém (Brasil) 1.743 / 2.441.761 / 71.38
11 Vitória da Conquista (Brasil) 245 / 348.718 / 70.26
12 Culiacán (México) 671 / 957.613 / 70.10
13 St. Louis (Estados Unidos) 205 / 311.404 / 65.83
14 Maceió (Brasil) 658 / 1.029 / 63.94
15 Cape Town (Sudáfrica) 2.493 / 4.004.793 / 62.25
16 Kignston (Jamaica) 705 / 1.180.771 / 59.71
17 San Salvador (El Salvador) 1.057 / 1.789.588 / 59.06
18 Aracaju (Brasil) 560 / 951.073 / 58.88
19 Feira de Santana (Brasil) 369 / 627.477 / 58.81
20 Juárez (México) 814 / 1.448.859 / 56.16
21 Baltimore (Estados Unidos) 341 / 614.664 / 55.48
22 Recife (Brasil) 2.180 / 3.965.699 / 54.96
23 Maturín (Venezuela) 327 / 600.722 / 54.43
24 Guatemala (Guatemala) 1.705 / 3.187.293 / 53.49
25 Salvador (Brasil) 2.071 / 4.015.205 / 51.58
26 San Pedro de Sula (Honduras) 392 / 765.864 / 51.18
27 Valencia (Venezuela) 784 / 1.576.071 / 49.74
28 Cali (Colombia) 1.261 / 2.542.876 / 49.59
29 Chihuahua (México) 460 / 929.884 / 49.48
30 João Pessoa (Brasil) 554 / 1.126.613 / 49.17
31 Obregón (México) 166 / 339.000 / 48.96
32 San Juan (Puerto Rico) 169 / 347.052 / 48.70
33 Barquisimeto (Venezuela) 644 / 1.335.348 / 48.23
34 Manaos (Brasil) 1.024 / 2.130.264 / 48.07
35 Distrito Central (Honduras) 588 / 1.224.897 / 48.00
36 Tepic (México) 237 / 503.330 / 47.09
37 Palmira (Colombia) 144 / 308.669 / 46.65
38 Reynosa (México) 294 / 701.525 / 41.95
39 Porto Alegre (Brasil) 1.748 / 4.268083 / 40.96
40 Macapá (Brasil) 191 / 474.706 / 40.24
41 Nueva Orleans (Estados Unidos) 157 / 391.495 / 40.10
42 Detroit (Estados Unidos) 267 / 672.795 / 36.69
43 Mazatlán (México) / 192 / 488.281 / 39.32
44 Durban (Sudáfrica) 1.396 / 3.661.911 / 38.12
45 Campos de Goytacazes (Brasil) / 184 / 490.288 / 37.53
46 Nelson Mandela Bay (Sudáfrica) 474 / 1.263.051 / 37.53
47 Campina Grande (Brasil) 153 / 410.332 / 37.29
48 Teresina (Brasil) 315 / 850.198 / 37.05
49 Vitória (Brasil) 707 / 1.960.213 / 36.07
50 Cúcuta (Colombia) 290 / 833.743 / 34.78

Como ven, una lista que da realmente miedo y que tiene todas las de frenar incursiones de turistas en todos y cada uno de estos territorios que esperemos sirva a todos los actores implicados en esta lacra social para darse cuenta de la magnitud del problema que viven y, quién sabe, si para conseguir a través de políticas efectivas que el año que viene ya no tengamos que repetir sus nombres o, como mínimo, no con esa tasa.

No obstante, si tienen intención de visitar alguna de estas ciudades consulten el ministerio de exteriores y pidan información sobre las zonas conflictivas y los riesgos reales a los que se exponen en el caso de tener que viajar allí por una causa de fuerza mayor.

Qué debes tener en cuenta antes de contratar un seguro de viaje

Salir de la zona de confort entraña siempre un riesgo. Este puede ser remoto o más o menos previsible en función de la zona a la que vayamos a visitar o de las actividades que tengamos pensado llevar a cabo en nuestro destino. De ahí que existan tantas opciones a la hora de contratar un seguro de viaje.

Si nos fijamos en los datos que se extraen de estas vacaciones de Semana Santa vemos cómo cuatro de cada diez recurrió a un seguro de cancelación, uno de cada cuatro recurrió al suyo por pérdida de equipaje y uno de cada cinco lo hizo servir para asuntos relacionados con retrasos, overbooking y problemas a la hora de servirse de los servicios contratados.

Si tienes previsto salir de vacaciones en las próximas fechas y crees que vas a acabar necesitando un seguro, aunque solo sea para prevenir antes que curar, te damos algunas indicaciones que a buen seguro te resultarán de interés.

Qué es importante mirar antes de contratar un seguro de viaje

Cobertura en los transportes: Dado que vamos a desplazarnos y dependemos de este transporte para poder disfrutar de las vacaciones lo primero que debemos tener en cuenta es cómo cubrirnos las espaldas en este campo. De ahí que sea importante ojear si nos cubre o no un retraso en la entrega del equipaje, si nuestra cobertura se amplía del avión al transporte por tierra o ferrocarril y certificar que se adecuará al tipo de transporte que usaremos.

Coberturas médicas: Otro de los asuntos que más quebraderos de cabeza genera durante los viajes es el que tiene que ver con los seguros médicos. Y es que, más allá de las visitas a los médicos de cabecera, en el caso de necesitar recurrir a un tratamiento o a servicios odontológicos podemos llevarnos un susto. Muy especialmente si accedemos a ellos fuera de la Unión Europea.

Sobre este asunto cabe recordar que la mayoría de coberturas que ofrecen compañías de viajes o aéreas no sirven para nada en el caso de tener un asunto grave. De ahí que la recomendación sea recurrir a un seguro profesional que se haga cargo de verdad de todos los gastos que puedan surgir durante nuestra estancia lejos de casa. Si vamos a realizar actividades como esquí, buceo, montaña u otros deportes de riesgo, con más razón su cabe.

Calibrar el riesgo: Aunque es de sentido común, no está de más recordar que no cada póliza es un mundo y que esta la podemos adecuar al tiempo de nuestro viaje y a las necesidades que creamos podemos llegar a tener fuera de casa. De ahí que sea imprescindible calibrar de forma clara y real los riesgos a los que nos enfrentamos así como las consecuencias que puede tener optar por una y no por otra cobertura en función del destino y el tiempo que estemos fuera. Se trata, pues, de valorar y ponderar los riesgos reales y saber hasta dónde queremos estar cubiertos sin tener que pensar que nada nos puede arruinar el viaje.