Libros de viajes imprescindibles

Porque leer es un placer como viajar y nos lleva de aquí para allá sin necesidad de movernos de casa, nada mejor que sumergirse en una serie de lecturas enormemente recomendadas que, además, seguro nos empujan a reservar nuevos destinos. Si aman viajar y la literatura, tomen buena nota.

Libros viajes que hay que leer

Terráneo: Se trata de un relato visual sobre el mítico Mare Nostrum. Un homenaje al mar premiado con el Premio Internacional Edelvives al mejor álbum ilustrado de 2017. Precio: 17,50 euros.

El muchacho silvestre: Un joven escritor de Milán se busca a sí mismo aislándose a 2000 metros de altura en los Alpes, a 2.000 metros. Precio: 16 euros.

Vilacamba. El reino escondido: Dividido en tres partes: Una dedicada a la historia otra a la leyenda y una última al misterio habla de un viajea los Andes de los últimos incas. Precio: 23 euros.

Paraísos oceánicos / Viaje de Egeria: El paraíso en la tierra, es decir, la Polinesia francesa, de principios del siglo XX contados a través de relatos costumbristas. La segunda propuesta, con testimonios firmados por una mujer que peregrinó a Tierra Santa a finales del siglo IV peregrinó a Tierra Santa es otra delicia. Precio: 20 euros y 12 euros, respectivamente.

Transiberiano:
El que acabaría siendo ministro galo, Albert Thomas narra su viaje a Tomsk abordo del en el Transiberiano en 1898. Precio: 12 euros.

Cuentakilómetros:A mitad camino entre la realidad y la ficción estas crónicas viajeras por el México más onírico se antoja capital para conocer al país azteca por los ojos de un viajero. Precio: 18 euros.

Variaciones sobre Budapest: Sergi Bellver, gran conocedor de la capital magiar, viaja acompañado de personajes históricos como Marco Aurelio o los Rolling Stones por una de las ciudades más bellas e históricas del viejo continente. Precio: 12 euros.

En el reino del hielo: Perdidos en la Siberia más gélida narra el naufragio en 1881 de la expedición del USS Jeannette. Precio: 25 euros.

Sálvora: El diario de un vigilante de faro situado en 1980. Su manera de vivir en una isla desierta y un enorme mundo interior dan para gran literatura. Precio: 18,90 euros.

Espumas y plomo: Se trata de una compilación de crónicas periodísticas de principios del siglo XX de cierta altura. Precio: 15,10 euros.

Fuera del mapa: Un paseo por 48 lugares no turísticos entre los que se encuentran la capital norcoreana, de donde se cuentan auténticas curiosidades. Precio: 23 euros.

Travesía africana en un Seat 600: La aventura que supone cruzar el continente negro abordo de un coche de otro siglo, de punta a punta, y en tan solo dos meses, da para mucho. Precio: 20 euros.

Caviar, dioses y petróleo: Los siete territorios de la antigua URSS vistos desde los ojos de un castellano y leonés. Un repaso a Rusia, Irán Azerbaiyán, Turkmenistán, Kazajistán y las repúblicas autónomas de la Federación Rusa de Calmuquia y Daguestán. Precio: 21 euros

Palestina en la mesa: La parte menos conocida de Palestina, es decir, la gastronómica, a través de una radiografía de la historia y la realidad diaria en la mesa de este pueblo contada en 100 recetas. Precio: 25 euros.

Qué ropa es la mejor para viajar en avión

Si eres un viajero empedernido seguramente ya te las conozcas todas. No obstante, es habitual que hasta lo que cogemos varios aviones al año acabemos olvidando alguna de las particularidades que se llegan a vivir abordo de un avión, sobre todo cuando estos son de larga duración.

Es por eso que no está de más que recordemos cuál es la mejor ropa que se puede llevar si vamos a subirnos a un aeroplano y pasar unas horas en esta siempre claustrofóbica clase turista. En cuanto al equipaje, recuerda, menos es más.

Qué ponernos y qué no cuando viajamos en avión

Lo primero que debemos tener en cuenta es que antes de subir a un avión deberemos pasar por un detector de metales que podremos pasar con mayor comodidad si evitamos botas, botines y cinturones. Si somos capaces de evitarlo y, además, colocamos todas nuestras monedas, documentos y pulseras o pendientes en nuestra maleta o chaqueta ahorraremos tiempo y nervios.

Una vez ya en el interior de la aeronave notaremos que la temperatura desciende notablemente. Si no de inicio, sí cuando la nave se estabilice en altura. Será entonces cuando queramos echar mano de una rebequita que nos proteja del potente aire acondicionado.

La otra prenda que es recomendable portar es un calzado cómodo ya que, por un lado, nuestros pies se ensancharán como consecuencia de la presión atmosférica que vive en altura. Por otro, es muy posible que si el viaje es largo queramos deshacernos de ellos para pasear por el avión.

Una recomendación que nos lleva a otra. Si vamos a quitarnos los zapatos durante el viaje, no solo debemos portar ropa limpia, sino también en perfectas condiciones, sin jirones y que sirva para cubrir a nuestros pies de ese frío eterno que se vive allí arriba.

Es por eso que también es recomendable portar un fular, una pasmina, un chal o algo con lo que protege o nuestro cuello o nuestros pies, cuando no que haga las veces de sábana, si tenemos previsto dormitar un poco durante el tiempo que dure nuestro viaje.

Tampoco estará de más contar con un antifaz o unas gafas de sol si queremos dormir, más allá de si son horas de desayuno, almuerzo, merienda, snack o cena. Estos nos ayudarán enormemente a conciliar un sueño que puede llegar a ser capital si arribamos por la mañana temprano a nuestro destino.

Es por eso que, también, sería recomendable portar una pequeña almohadilla o reposa cuellos. Ya que, sin ellos, a menudo, dormir en un avión se convierte en una auténtica tortura, cuando no en una auténtica misión imposible.

Por último, si nuestro viaje va a ser largo, les recomendamos enormemente portar una muda con la que cambiarse al llegar a destino. Algo que nos resultará extremadamente útil tanto si tenemos previsto reunirnos con alguien en destino, como si vamos a empezar a hacernos fotos y a disfrutar de un largo día antes de ducharnos por la noche en nuestro hospedaje.

Con esto y sentido común parece más que suficiente para disfrutar al máximo de un viaje en avión.

Cosas que debemos tener en cuenta si queremos viajar en moto

Existen infinitas formas de viajar. Una de ellas es hacerlo en moto. La libertad de movimiento, disfrutar de la carretera, la comodidad para moverse y aparcar en nuestro destino y la libertad que se siente abordo de este transporte son solo algunas de las razones que llevan a millones de personas a desplazarse por el mundo a lomos de una motocicleta.

No obstante, antes de iniciar un viaje en moto, debemos tener en cuenta una serie de puntos para reducir la posibilidad de encontrar imprevistos y nos garanticen que nuestro viaje va a resultar toda una aventura de lo más segura y placentera.

Consejos para viajar en moto

Revisa que tu moto está en perfecto estado: Si bien es importante revisar el estado del vehículo en el que nos desplazamos a diario, aún lo es más cuando este va a tener que soportar una gran cantidad de kilómetros con nosotros y nuestro equipaje a cuestas. Es por eso que es necesario comprobar el estado de los neumáticos, el nivel de aceite, las luces, los frenos, el líquido refrigerante o la batería. Para ello, nada mejor que dejarse caer por nuestro taller de confianza.

Equípate de forma segura: Antes de iniciar el viaje debemos revisar nuestro equipamiento y portar un buen casco, chaqueta protectora, pantalones protectores, además de guantes y botas diseñadas para viajar.

Lleva herramientas contigo: Durante la fase de preparación del viaje asegúrate de que llevas todas las herramientas necesarias para solventar algún imprevisto menor contigo. De ahí que sea recomendable contar con unos conocimientos mínimos de mecánica para reparar un pinchazo o recolocar alguna pieza que se pueda mover durante el desplazamiento.

Lleva efectivo y tarjeta de crédito: Nunca se sabe cuándo se va a necesitar contar con algo de dinero durante un viaje. Máxime si este va a ser largo. De ahí que sea recomendable llevar tanto efectivo como tarjeta de crédito.

Lleva agua y comida encima: Si bien hay que llevarlas siempre, si vamos a viajar en verano no podemos descuidar la falta de agua y de comida. Las barritas energéticas funcionan de maravilla durante los viajes largos.

Estudia la ruta, las retenciones y las mejores horas para viajar: Antes de echarse a la carretera es importante saber qué temperatura vamos a encontrar, a qué hora anochece, cuál es la mejor ruta, consultar si existen tramos de retenciones o accidentes en nuestra ruta y cuánto podemos tardar en llegar a nuestro destino.

Informa a tus seres queridos en todo momento: Es recomendable informar a familiares o allegados sobre la hora de nuestra partida, nuestra hora inicial de llegada, nuestro destino, la ruta y también contar con un teléfono móvil cargado en todo momento para poder comunicarnos y pedir ayuda si fuera necesario.

Si seguimos todos estos consejos a rajatabla y echamos mano del sentido común estaremos en condiciones de disfrutar de un perfecto viaje en moto. Dicen los que lo prueban que repiten. Recuerden que toda precaución es poca a la hora de viajar por carretera.

Turquía: meca del trasplante capilar

injerto capilar en Turquía

Con los años Turquía se ha convertido en la meca de las intervenciones de trasplante capilar a nivel mundial y sobre todo en Europa.

El principal motivo es el precio que es mucho menor que en otros países pero también se une la calidad de las empresas más importantes. Aunque no todos los sitios son buenos, hay muchas empresas que ofrecen buenas referencias y las intervenciones se realizan en hospitales acreditados lo que da cierta seguridad a la hora de realizar una operación de éste tipo.

A la hora de contratar un servicio de injerto capilar en Turquía hay que tener en cuenta varios puntos importantes.

El primero y más importante es el hospital donde se va a realizar la operación. Hay que buscar siempre un hospital acreditado internacionalmente.

Otro punto muy importante, es el doctor que va a realizar la intervención. Es fundamental que éste doctor sea propio del hospital para que así éste último tenga control sobre la intervención y se realice un seguimiento en todo momento de la misma.

Hay que tener cuidado con las ofertas todo incluido, sobre todo que incluyan el billete de avión, ya que suelen ser empresas de viajes que lo único que les interesa es vender el billete y el hotel, y no las garantías de la empresa que realiza la operación.

No hay que buscar siempre el precio más económico. Las cosas, aún en países donde es más barato, tienen su precio porque el coste suele ser el mismo para todas las empresas, a no ser que se recorte en calidades. Es por eso, que no siempre busquemos el precio más barato sino una buena relación calidad-precio.

Hay que buscar testimonios reales de pacientes que hayan realizado la intervención con el doctor que hayamos seleccionado. No nos fiemos de testimonios falsos o creados por comerciales para engancharnos.

Otra cosa importante es que ofrezcan la posibilidad de hacer seguimiento desde España de la operación. Sobre todo ante una posible dificultad en el post operatorio o que necesitemos algún tipo de atención especial.

Algunas empresas ofrecen servicios de traducción. Esto es importante que se realice durante todo el proceso para siempre estar informados y no haya mal entendidos.

En definitiva, Turquía se ha convertido en el destino del turismo de trasplante capilar no sólo por el precio sino también por la relación de calidad lo que sí, como en todo, hay que tener cuidado a la hora de contratar el servicio pues siempre hay oportunistas donde hay oportunidad de negocio. No siempre todo es tan fantástico ni todo tan malo, hay que saber elegir bien y siempre exigiendo referencias.

Mejores destinos para viajar con niños pequeños

Comienza el mes de agosto, el mes predilecto por los españoles para cogerse vacaciones, y muchos de los que las van a empezar a disfrutar en breve se preguntan dónde pueden ir con los pequeños de la casa sin que estos se conviertan en un lastre y donde poder disfrutar tanto ellos como todos juntos de unas vacaciones perfectas.

Es por eso que con este post dedicado a los padres carentes de ideas para sus días de asueto pretende poner sobre la pista revelando cuáles son los mejores destinos para viajar con niños pequeños durante este verano. Tomen nota:

Destinos para viajar con niños este verano de 2018

Nueva York: Lo que no encuentres en Nueva York, dicen que no existe. De aquí que tanto si se trata de ir al teatro, ver musicales, comer en sitios distintos, pasear, ir en parque, visitar el mítico Prospect Park zoo repleto de animales o acudir a museos para niños como el Children’s Museum of Manhattan o la meca del chocolate como el M&Ms World, la capital del mundo es una excelente opción. Huelga decir lo que es para los padres.

Roma: Además de lo evidente, que es fácil de ver y reconocer, la capital italiana tiene un sinfín de recovecos con los que disfrutar al máximo de unas vacaciones en familia. Su zoo, con más de 1.200 especies, los lagos artificiales en Villa Borghese, el oceanográfico en Zoomarine o el parque de atracciones Rainbow MagicLand son lugares ideales para visitar con los más pequeños. Claro está, antes de volver hay que acercarse a la Fontana de Trevi a tirar la moneda para volver cuanto antes.

París: La ciudad del amor es todo un museo al aire libre. Además de por la Torre Eiffel, París se erige como un destino perfecto para ir con niños por la cercanía con Disney Land, el lugar más mágico para los niños, pero también por la presencia del Parque Playmobil, el Parque Asterix o la Ciudad de los Niños, donde no les faltarán entretenimientos varios de primer nivel que harán de este viaje un recuerdo inolvidable para todos vosotros.

Zante, en Grecia. Esta isla griega se está haciendo cada vez más famosa ya no solo por sus aguas cristalinas y sus paseos en barco que tanto gustarán a los pequeños, sino por la presencia de tortugas marinas y una gran cantidad de rutas a realizar alquilando un vehículo. Desde la montaña a Limnionas, pasando por Navagio y con parada en el monasterio de Agios Gergio Kremnao y destino final en Keri es un viaje de lo más llamativo y disfrutón para hacer con los peques.

Finlandia: Un gran desconocido para muchos padres e ideal para visitar en verano. Sus paisajes inigualables, su aire puro e incluso la posibilidad de realizar una visita a Papá Noel en pleno verano, por no mentar a las excursiones haciendo noche en cabañas en medio de la naturaleza son algunas de las alternativas que ofrece un país que cada vez atrae a más viajeros.

Consejos para aprovechar al máximo el espacio de la maleta

Hacer la maleta es un verdadero de cabeza, muy especialmente cuando no podemos llevarnos con nosotros todo lo que nos gustaría, bien por problemas de espacio o comodidad. De ahí que vayamos a centrarnos en una serie de consejos encaminados a aprovechar al máximo el espacio de la maleta.

Así debes preparar una maleta de viaje

Lo primero de todo que debes hacer es evitar optar por prendas que pesen. Además de evitar aquellas que dudes te puedas llegar a poner, si dudas entre dos con pesos distintos, no lo pienses más, opta por la que menos peso tenga. No obstante, antes de empezar a hacerla consulta la previsión meteorológicas y adecua tu vestimenta a ella. Por supuesto, las prendas más voluminosas como las de abrigo, llévalas contigo fuera de la maleta para evitar no poder agregar nada más en tu valija.

En cuanto al neceser, recuerda que si solo vas a llevar una maleta de mano no podrás introducir nada que supere los 100 mililitros. Sea este o no tu caso lo recomendable es ser práctico y optar por cepillos de dientes plegables y los tubos de pasta de dientes pequeños. Recuerda que existen champús, jabones, lacas y gominas de viaje que ocupan mucho menos. Es aconsejable llevarlo todo en una bolsa hermética transparente que evite manchar el resto de elementos de la maleta en el caso de que se abra y que te lo ponga fácil en el caso de que te conminen a sacarla en algún control.

Quizás el capítulo más interesante sea el que nos dice cómo colocar las cosas en la maleta. Dicen los expertos que lo mejor es colocar en el fondo las prendas de mayor peso, como el calzado, que se recomienda llevar en bolsas para evitar manchas con el resto de elementos, y los pantalones. Dentro del calzado también puedes meter otros objetos como los calcetines o bolsas vacías para la ropa sucia.

Antes de empezar a colocarla, recuerda que la ropa ocupa mucho menos si la enrollas. En cuanto a la posición, las prendas más delicadas como camisas y vestidos deberían ir arriba. Es muy importante aprovechar al máximo los huecos para situar elementos tales como calcetines, cables, cargadores de móviles, gafas, cinturones, ropa interior o libros.

Si crees que todavía podrías apurar un poco más alguna esquina recuerda que es muy posible que quieras realizar alguna compra durante el viaje que deberás colocar en la maleta, así que antes de cerrarla, te aconsejamos que dejes un mínimo de hueco para no tener que acabar subiéndote al avión de vuelta con dos camisetas, dos suérters y dos chaquetas para evitar el pago del sobrepeso.

Con esto y con todo parece tienes suficiente como para poder organizar, colocar y cerrar tu maleta sin problemas. Y recuerda que si resulta inevitable volver con muchas más cosas de las que fuiste, siempre puedes o pagar un nuevo bulto o enviar algo por correo. No serás ni el primero ni el último turista que lo hace.

Consejos para evitar que nos roben nuestra casa mientras estamos de vacaciones

Si todavía no nos hemos marchado de vacaciones este verano es posible que no tardemos en hacerlo. Sea como fuere, si vamos a gozar de unos días de asueto fuera de casa más vale que prevengamos antes de acabar curando en lo que hace referencia a proteger nuestro hogar. Y es que no son pocos los estudios que revelan que es en época estival cuando los amigos de lo ajeno hacen literalmente su agosto.

Si bien resulta imposible impedir al cien por cien que los cacos puedan aprovechar nuestra ausencia para tratar de robar nuestras pertenencias o artículos de valor, sí que podemos reducir las probabilidades al mínimo si seguimos una serie de consejos que vienen dando desde la policía desde hace un tiempo. Vamos, pues, a repasarlas.

Qué hacer para evitar que roben en casa durante las vacaciones

Lo primero de todo sería comprobar que las puertas de acceso y las ventas están completamente cerradas.

Tras esto lo ideal sería no dejar evidencias que puedan dejar entrever a las primeras de cambio que la vivienda está completamente desocupada. Dejar alguna persiana sin bajar o algunos elementos de limpieza a la vista puede hacer dudar a los ladrones.

También se recomienda no desconectar el timbre de la puerta, ya que esta es una de las maneras que estos tienen de averiguar si hay alguien o no en casa en ese momento.

Huelga decir que, si podemos, es recomendable contar con un cerrojo de seguridad o un sistema de alarma que nos informe a nosotros y a las autoridades de manera automática de si alguien ha entrado a nuestra propiedad.

En el caso de que contemos o podamos contar con un sistema de programación de luces lo recomendable sería hacerlo servir durante algunas horas centrales de la noche simulando la presencia de vida en el interior. Lo mismo lo podríamos aplicar a sistemas de radio, televisión o electrodomésticos.

Otro punto en el que pone especialmente insistencia la policía es el que tiene que ver con no informar a todos los vecinos, amigos y conocidos de que estamos fuera de casa. De la misma forma, debemos tener cuidado con aquello que mostramos en las redes sociales y que alerta a posibles cacos de que nadie ha quedado en casa.

Una vez decidido el lugar de vacaciones, informar a nuestra familia más cercana de dónde estamos y cómo nos pueden localizar en todo momento.

Es a estas personas a las que dejaremos una copia de nuestras llaves para que se pasen eventualmente durante nuestra ausencia para comprobar que todo está en orden.

Por último, remarcar que estaremos haciendo una buena acción si comunicamos a nuestros vecinos, familiares y conocidos esta serie de consejos encaminados a evitar que los amigos de lo ajeno se hagan con nuestras pertenencias aprovechando nuestras vacaciones.

No obstante, mientras todavía estemos en casa durante la temporada estival, subrayar la importancia de avisar a la policía siempre que sospechemos de alguna persona extraña que merodea el vecindario así como de ruidos raros procedentes de alguna vivienda desocupada.

Los tipos de viajeros más frecuentes II

Seguimos repasando los tipos de viajeros más habituales con los que cualquiera de nosotros se puede indentificar o acabar topando a lo largo de sus viajes con otros tantos perfiles que a buen seguro reconoces.

Perfiles de viajeros

El casero

Ese turista que sale más bien poco y que echa de menos su casa como ningún lada del mundo. De hecho, si cuando va a un hotel la cama no es tan buena como la que tiene en casa es capaz de armar un cirio. Sin duda, uno de los más molestos.

El tiquismiquis

A veces es el anterior en otra de sus facetas molestas. Este encuentra pegas a absolutamente todo. Cuando no es la temperatura es la comida de otros sitios, cuando no el idioma, cuando no los precios y cuando no que ya echa de menos algo de su ciudad.

El rutas

Cuando sale de casa solo lo hace con su furgoneta o autocaravana. Para él es su mejor inversión y no deja de invitar a la gente a que pruebe pasar un día por ahí de fiesta con su neverita siempre llena de comida y cerveza.

El envidioso

No va a sitios en los que quiera estar sino en aquellos que más puede restregar al resto. Si tú vas a un lugar y te encanta, irá después con tal de que no le adelantes en el ranking de viajeros.

El aventurero

Aquel viajero que no pierde la oportunidad para realizar actividades de riesgo cada vez que pone pie en un sitio nuevo. Más vale que seas igual si no quieres que te cambien el viaje de arriba abajo.

El buenrollero

Uno de los más codiciados. Todo le parece bien, le encanta la gente, le gusta lo que come, lo que ve… una delicia de acompañante.

El despistado

Da igual donde vaya. No se acuerda ni dónde está ni de lo que ve. Mejor no lo utilices como copiloto o le digas que te informe de cómo llegar en metro a otra parada.

El rompecorazones

Cada vez que planea un viaje piensa en poner la banderita en su particular mapa mundi del ligoteo. Todo un peligro si sales con él de fiesta cuando viajas. Especialmente si compartes habitación con él.

El guía turístico

Meses antes de viajar ya sabe más cosas de su destino que la mayoría de locales. Un incordio para los taxistas.

El fotógrafo

Adicto a la inmortalización solo conoce las ciudades por lo que ve a través del objetivo. En cualquier lado ve una foto.

El monoviajero

Viaja todos los años, pero al mismo destino. Lleva siete años seguidos sin faltar a su ciudad o país favorito.

Ha estado siete veces en República Dominicana, pero… ¡¡¡sorpresa!!! El próximo año va a Santo Domingo, a seguir un curso de merengue y bachata.

El grupero

Si no van los amigos ni se plantea coger un avión. Lo suyo es pasarlo en grande con los colegas y si no viajar es un aburrimiento.

El solitario

La némisis del anterior. Le encanta ir solo, improvisar, conocer gente de viaje y moverse con su mochila sin planificar nada.

Las ventajas que ofrecen los cursos online en comparación con los tradicionales

Ya sea por el placer de aprender o con el objetivo de optar a una promoción laboral lo cierto es que los cursos online están multiplicando enormemente las posibilidades de que cualquier persona pueda o bien retomar estudios iniciados en su momento que dejaron sin terminar, como optar a una nueva vida profesional.

Y es que, como vamos a ver a continuación, las ventajas que estos cursos en línea ofrecen en relación a los de toda la vida son enormes.

Por qué escoger un curso online


Miles de cursos

La variedad de cursos online es tan amplia que, a poco que busques, podrás encontrar un curso que se adapte perfectamente a tus necesidades. Ya esa para retomar tus estudios, para mejorar en alguna disciplina, para reforzar materias que no se te dan bien, para iniciarte en un nuevo campo o para aprender idiomas, entre otros, existen miles de cursos en línea.

Costes

A diferencia de lo que venía sucediendo con los cursos presenciales, los online no suponen un problema en lo económico. En estos, los materiales, los textos, las clases o las tutorías las tendrás a golpe de click, a cuqluier hora y sin necesidad de moverte.

Ahorro de tiempo

Gracias a estar diseñados para realizarse a distancia estos te permiten ahorrar una ingente cantidad de tiempo en desplazamientos proporcionándote más tiempo para ellos o para tus quehaceres diarios. En definitiva, para mejorar tu calidad de vida.

Horarios infinitos

Tanto si solo puedes estudiar en una franja como si rindes más en unos horarios que en otros podrás elegir cuándo estudiar en función de lo que necesites. Siempre y cuando seas constante esta infinita posibilidad de horarios solo puede ser positiva.

Flexibilidad total

En comparación con lo que ocurre con los cursos tradicionales en los que los estudiantes tienen un tiempo determinado para completar sus tareas ya que las academias tienen horarios cerrados, en los online estos podrán no solo hacerlo cuando quieran, sino sin estrechez alguna. De hecho, si por motivos laborales o de ocio deben cambiar los horarios podrán hacerlo sin problemas. Lo mismo sucederá con los exámenes.

Favorece la formación continua

Uno de los puntos fuertes de los cursos online radica en la posibilidad de permitir una formación continua en el tiempo de quienes los disfrutan. Tanto en parones por bajas como en vacaciones o en viajes podrás seguir formándote, lo que a la larga solo podrá suponer posibles mejoras laborales.

Compaginar trabajo y estudio

Otra de las ventajas enormes que estos ofrecen es la opción de compaginar trabajo y estudio. Dado que no hay horarios solo hacen falta ganas y organización para poder desarrollar ambas actividades.

Sin atrasos

En los cursos convencionales basta que llueva o nieve para que algunas clases se cancelen o se aplacen dilatándose los cursos en el tiempo en relación a lo planeado. Algo que no puede suceder en los online.

Como ven, en comparación con los cursos ordinarios los online solo suponen beneficios a aquellos que se acercan a ellos. Cuando se trata de aprender todo deben ser facilidades.

Trucos para viajar mucho gastando lo mínimo posible

En este portal lo tenemos clarísimo. Viajar forma parte de nuestras vidas y cuanto más, mucho mejor. El principal problema que se opone a pasarse la vida de un lado para otro suele ser el económico. Sin embargo, y aunque es imposible eliminar los gastos, sí que existen distintos trucos para reducirlos al máximo. Tomen buena nota.

Cómo gastar poco viajando

Antes de ponernos a detallar qué trucos podemos emplear para viajar mucho sin dejarnos el bolsillo en el intento es recomendable ir preparándose para ese viaje o viajes que estamos deseando emprender. Si conseguimos meter en una hucha 10 euros cada mes, a final de año dispondremos de 1.200 euros que nos pueden servir para realizar todo un viajazo.

Dicho esto, antes de cerrar ningún viaje debemos revisar todas las ofertas que se van vertiendo tanto en blogs especializados, grupos de Facebook o Instagram o incluso en las agencias offline de toda la vida. Cuanto más rebusquemos más barato viajaremos. De ahí que sea deseable preparar los viajes con tiempo.

Sea lo que sea lo que nos quede para gastar en cada viaje debemos diseñar un presupuesto en el que dejar claro cuánto tenemos para transporte, hoteles, comidas o regalos. Será así como sepamos si podemos estirar o acortar un viaje o agregar o reducir estancias en otras localidades.

A la hora de buscar viajar por ti mismo recurre a aplicaciones que ofrecen las mejores fechas y horarios para viajar lo más barato posible a un destino. Skyscanner, Momondo, Kayak o Trivago son algunas de las más conocidas, aunque no las únicas.

Huelga recordar que, una vez elegidos los destinos candidatos, podremos ahorrar ostensiblemente si nos informamos bien sobre cuál es el nivel de vida de cada destino. Lo que por otro lado nos ayudará a perfilar correctamente el presupuesto del viaje.

Como todo en la vida hay destinos de primera y de segunda. Los primeros son más caros y los segundos muchos baratos. Mucho más aún los que están fuera de los habituales circuitos de las tour operadoras. Si nos salimos de los catálogos de viaje podemos encontrar destinos baratísimos.

Muy especialmente si viajamos fuera de temporada. Ni falta hace recordar que si podemos viajar más allá de verano, Semana Santa o fin de año podremos aprovechar mucho más cada euro empleado en viajar. A menudo, claro está, no se puede elegir.

Si bien a veces no podemos evitar los aviones, sí que podemos evitar tomar trenes, autobuses o taxis haciendo autoestop o incluso hoteles u hostales recurriendo al woofing, couchsurfing o intercambio de viviendas. Hay vida más allá de la comodidad máxima. El aventurero siempre gasta mucho menos que el viajero.

Por ultimo, si queremos no dejarnos nada, conocer al máximo una cultura, comer en los mejores sitios sin gastar de más y vivir una experiencia completa no hay nada mejor que recurrir a los habitantes locales de un lugar para hacerlo. En términos económicos, gracias a ellos podremos ahorrar… y mucho.