Consejos para viajar con perros

Seguro que muchos de los que nos leen tienen perro. Algunos viajarán con él y otros no lo harán porque a día de hoy, y aunque cada vez hay más opciones, no son muchas las facilidades que nos ponen.

Si tienes pensado contar con tu mejor amigo para tu próxima aventura aquí te dejamos algunos de los mejores consejos para que puedas viajar junto a tu mascota.

Viajar con perros

-Si viajas en coche el perro debe contar con algún tipo de sujeción homologada y no de cualquier manera. Recuerda que en caso de accidente si este está atado de cualquier manera resultará muy complicado o imposible soltarlo, por no hablar de los daños que este puede sufrir si viaja en automóvil de cualquier manera.

-Huelga decir que lo peor que podemos hacer, por muy pequeño que sea nuestro perro, es portarlo en brazos o suelto por el coche. Esto, además de ser un peligro para el conductor, podría provocar su muerte en caso de colisión fuerte.

-Considera la opción de contar con otros sistemas de seguridad como las redes de protección o los obstáculos flexibles que lo separen de la zona de conducción para mejorar su seguridad y la tuya durante la conducción.

-A la hora de atarlo es recomendable usar un arnés de doble enganche, muy especialmente si es de una raza mediana o grande. Atarlo por el cuello es de lo más peligroso, así como también lo son las cuerdas férreas o las que van sueltas dando cuerda.

-Si tienes transportín, úsalo. Esta es la mejor medida que puedes tomar para disfrutar del viaje y que este no interfiera en la conducción y cuente a su vez con un parapeto ante cualquier posible contingente. Si lo usas ten presente que cada cierto tiempo de conducción, igual que tú tienes que estirar las piernas él también necesita andar.

-En el caso de contar con un 4×4 con gran maletero descubierto o una pick up cerrada lo mejor es colocar al perro en horizontal con un separador de plástico o de red separándolo del resto de la cabina.

-No podemos olvidar colocarle un bebedero para que el animal pueda hidratarse constantemente ya que los viajes suelen generar cierto estrés que les lleva a necesitar una mayor ingesta de líquidos.

-De la misma forma, debemos tener presente que el animal no debe comer desde unas horas antes de iniciar del viaje si no queremos que una indigestión o el mareo le provoque vómitos. Si puedes, espera a llegar al destino para volver a darle de comer. En caso de viajes muy largos se recomienda el uso de barritas para que este se mantenga alimentado hasta el destino.

-Si vas a viajar en avión o tren deberás usar el transportín. En el caso del tren podrás tenerlo entretenido con juguetes y tocándolo cada poco tiempo. Así mismo también le podrás dar agua y comida si el trayecto es largo. Antes de hacerlo viajar en transportín por primera vez pruébalo metiéndolo en la jaula durante periodos de diez minutos sacándolo a pasear entre sesión y sesión a modo de entrenamiento.

Consejos para viajar con tu mascota por ahí

En España son alrededor de 20 los millones de mascotas que nos alegran la vida. Aunque son muchos los que se quedan en casa al cuidado de algún miembro de la familia o los que ingresan en alguna residencia canina durante el tiempo de ausencia de sus mejores amigos, otros tienen la suerte de emprender el viaje junto a sus dueños.

En este caso no está de más tener en cuenta una serie de consejos que dan las asociaciones de animales a todos aquellos poseedores de una mascota que estén pensando en llevársela junto a ellos para disfrutar de esos días que estarán lejos de casa.

El primero de todos es el que pone el acento en la necesidad de portar toda la documentación del animal en regla y actualizada. Esto es la cartilla sanitaria actualizada y sellada por el veterinario si nos movemos por España y el pasaporte para animales domésticos si nos vamos a mover más allá de nuestras fronteras. Igualmente el animal debe poseer el microchip que ayudará a encontrarnos en caso de pérdida.

El segundo estaría relacionado con el chequeo médico previo al inicio del viaje al que se recomienda someter a nuestros animales. Sólo así podremos estar seguros de que estarán en perfectas condiciones durante el tiempo que estemos fuera de casa. Los veterinarios recomiendan no dar comida sólida desde dos horas antes del inicio del viaje, darle agua fría y, si es propenso a lo vómitos un antihermético. Si el viaje es largo se le puede administrar una valeriana si vemos que padece mareos o está inquieto.

Para viajar en coche o transporte público los perros pequeños pueden ir en transportín, mientras que los grandes, si van a viajar en coche, deberán ir atados al asiento trasero debidamente o en la parte trasera del coche si este permite la instalación de una rejilla de seguridad.

Es recomendable, si se viaja en automóvil cubrir la zona en la que vaya a estar con fundas protectoras para el coche ya que es posible que el animal suelte pelo o vomite en algún momento del viaje, además de tirar babas o el agua que pueda ir ingiriendo a cada rato.

Muy importante es la ventilación del automóvil. Si bien no puede sacar la cabeza por la ventana sí que debe haber una ventana siempre abierta parcialmente, incluyendo aquellas paradas en las que el animal se quede solo en el vehículo ya que de lo contrario podría asfixiarse.

Cada vez que se estacione el coche se deberá aparcar en la sombra, sobre todo en verano. Las altas temperaturas que afectan a los seres humanos aún lo hacen más en los animales de compañía cuyas temperaturas corporales son más altas. De lo contrario expondremos a nuestra mascota a grandes riesgos.

En cada parada será recomendable que este ande al menos unos cinco minutos cada dos horas. Una vez llegado a destino, a modo de premio por haber aguantado tanto tiempo en el automóvil, podremos darle un premio y unas caricias antes de empezar a disfrutar de su compañía durante nuestras vacaciones.