Las 10 mejores ciudades de Latinoamérica para usar Tinder

Los motivos para viajar son infinitos. Para algunos, además de apreciar los monumentos y disfrutar la gastronomía, no hay mejor forma de finalizar un viaje que disfrutando de conocer, más o menos a fondo, a los locales en cada destino.

Para aquellos viajeros más cariñosos Tinder, la aplicación móvil más utilizada en el mundo para ligar, ha elaborado un ranking con las 10 ciudades del mundo donde más interacciones se producen en la red social de marras. Una lista en la que, cómo no, hay alguna sorpresa. Aquí se la dejamos para que la usen como gusten.

Las 10 ciudades latinoamericanas con más actividad en Tinder


1. Bogotá – Colombia

Una de las grandes capitales sudamericanas de la cultura es también una de las mejor catalogadas por los visitantes como con una población más atractiva. Sea o no por eso lo cierto es que no son pocos los bogotanos y los que visitan a estos que tratan de encontrar el amor por allí.

2. Guadalajara – México

En segundo lugar encontramos la capital mundial de los mariachis y el tequila. El buen tiempo que siempre suele hacer por esa ciudad puede ser una de las muchas razones que han convertido a la capital tapatía en todo un sumidero de ‘swipes’.

3. Río de Janeiro – Brasil

La ciudad que cierra el podio de las que más actividad generan en Tinder de todo el continente no es de extrañar que sea Río. Una ciudad repleta de playas, en las que se exhibe carne y bronceados es un lugar ideal para lanzarse en busca de la conquista perfecta.

4. Buenos Aires – Argentina

Cerquita de sus vecinos brasileros se halla la capital argentina. Una ciudad que nunca duerme y que, claro está, trata de tirar de la labia para conseguir ese ‘match’ que les haga disfrutar de una velada completa cualquier día de la semana a cualquier hora.

5. San Pablo – Brasil

La otra gran ciudad del país carioca destaca por ser la capital financiera del país brasileño. Eso significa que hay mucho negocio… y también que hay muchos solteros rondando en busca de una canita al aire. Su enorme vida nocturna echa el resto.

6. Córdoba – Argentina

Tras Buenos Aires en Argentina encontramos a Córdoba donde las actividades al aire libre y la simpatía de los locales parecen generar el ambiente perfecto para buscar el amor… o lo que surja. Y es que Tinder sirve para un roto y un descosido.

7. Ciudad de México – México

Más atrás de lo que cabía esperar encontramos a la antigua DF. Llena de gente de todo el mundo, de artistas y con una oferta de ocio sinigual es uno de los grandes centros neurálgicos de la búsqueda del amor por internet.

8. Valparaíso – Chile

El mar, el buen tiempo y el buen humor son cosas que sirven de acicate indiscutible para enamorarse. En Tinder opinan que también son ideales para disfrutar de un alivio momentáneo.

9. Medellín – Colombia

Entre sus montañas y el caos del centro a los locales y a los que dejan caer por allí les sobra tiempo para echar un vistazo a sus teléfonos móviles para deslizar hacia un lado u otro en busca de ese paréntesis que los alivie del ruido interminable de la ciudad paisa.

10. Santiago – Chile

Cierra el ranking la capital chilena donde entre paseo y paseo en bici parece que siempre hay tiempo para buscar el match… y disfrutarlo.

Los beneficios que aporta viajar

Viajar es mucho más que ver lugares que antes no conocíamos. Desplazarnos por el mundo en busca de lo desconocido, cada vez está más claro, aporta muchísimas cosas, todas ellas beneficiosas, tal y como cada vez más investigaciones al respecto están demostrando.

Unas bondades que empiezan a sentirse desde el mismo momento en el que empezamos a buscar información sobre un destino soñado, cuando estamos mirando billetes de viaje a itinerarios por carretera o cuando buscamos hoteles o apartamentos para descansar durante nuestra próxima expedición.

Y es que viajar está especialmente recomendado para aquellas personas que están pasando por una mala racha, para aquellas que se sienten atrapadas por la rutina y para las que llevan cargas de máxima responsabilidad a sus hombros durante todo el año.

En este sentido hay informes que indican que, entre otras cosas, tomar aire y ver las cosas con cierta distancia ayudan a tomar decisiones con mucha más claridad, de la misma manera que ayuda en esta meditación previa a las decisiones importantes tomar contacto con otras zonas con otras culturas y otras maneras de tomarse la vida.

A nivel físico también parece demostrado que viajar y conocer lugares inhóspitos ayuda a la activación de ciertas zonas del cerebro que se adaptan a nuevas sensaciones como lo son los relacionados con la orientación, aquellos que se activan cuando nos comunicamos en una lengua distinta o que se perciben al incorporar nuevos sabores y olores con los que nos topamos en nuestro camino.

La oportunidad, que se acentúa muy especialmente cuando viajamos solos, de comportarnos de una manera distinta a la que se espera que actuemos, abandonar el rol que nos acompaña diariamente en nuestro trabajo y en nuestra familia proporciona también una sensación de libertad que, a fin de cuentas, provoca bienestar.

Y es que, si algo queda claro cuando visitas diferentes lugares de muy distintos países es que no solo hay una forma de vivir, una sola manera de entender lo que nos sucede, una sola manera de reaccionar ante un problema o una manera de encontrar la felicidad.

Ponerse en contacto con otras culturas, y muy especialmente con aquellas que con muy poco son capaces de generar la misma o más felicidad que en las que rigen los países de Occidente es toda una cura para la mente y para el alma que, en algunos casos más que en otros, cambia a las personas que más profundizan sobre aquello que ven cuando salen de casa.

Viajar tiene beneficios para la salud

Por último, recordar que todo esto también tiene consecuencias sobre el estado de salud de las personas, sobre todo a nivel mental, dado que esta toma de aire, ese aire fresco del que hablábamos y ese necesario cambio de contexto que todos necesitamos de tanto en tanto solo producen reacciones positivas a nivel fisiológico. De ahí que más que un disfrute, que también, viajar se haya convertido en casi una obligación, eso sí, de las más placenteras, sino la más de todas.

Los días países con mejor relación calidad-precio para viajar en 2018

Uno de los rankings más conocidos entre los viajeros de todo el mundo, el que publica Lonely Planet bajo el nombre Best in Travel tras consultar a expertos de todo el mundo ya ha visto la luz.

Como cada vez que nos adentramos en el último trimestre del año, la intención de la guía de viajes más famosa del mundo no es otra que la de elaborar una lista con los lugares del mundo con una mejor relación calidad-precio a través de los informes que sus colaboradores de todas las zonas del mundo les envían regularmente.

Estas son las zonas del planeta más interesantes para ser visitadas en 2018

Chile: Las razones para visitar este país cuyo crisol de colores, experiencias y culturas se extiende desde los Andas al Pacífico son muchas. La posibilidad de descubrir una de las grandes capitales sudamericanas a fondo, viajar por los Andes, perderse en el desierto de Atacama o disfrutar de la naturaleza más salvaje camino de la Patagonia la convierten en el destino ideal para el año que viene. Además, será en 2018 cuando múltiples actos para conmemorar el bicentenario de su independencia.

Corea del Sur: Otro país de contrastes situado en el extremo oriente del planeta destaca por ser la capital mundial de los deportes olímpicos de invierno del próximo año. Una efemérides que supondrá el estreno de la línea de altísima velocidad que estrenarán y que cruzará al completo al país con Seúl como punto de salida. Es precisamente esta capital, futurista y tradicional a partes iguales, y su gran oferta montañosa en la zona norte, la que le convierten en un destino perfecto para los amantes de Asia.

Portugal: Sopresivamente para muchos se alza al tercer lugar de este ranking por muchos motivos. A su increíble oferta cultural propia de un imperio venido a menos se le une una oferta gastronómica y de naturaleza brutal que tiene en sus salvajes playas una de sus paradas obligatorias. Si a este le sumamos que mantienen unos de los precios más competitivos le convierten en un lugar ideal para escaparse. Muy buena debe ser la excusa que nos aleje de dejarnos caer por allí.

Yibuti: Una de las grandes perlas desconocidas de África se cuela en la cuarta posición gracias a su situación privilegiada en el planeta. En mitad del cuerno de África posee paisajes lunares, lagos salados y playas infinitas a precios tremendamente bajos y alejados del bullicio habitual de los turistas. Una maravilla escondida cuyo impedimento solo será encontrar billetes de avión y combinaciones a buen precio. Su oferta hotelera, que poco a poco se va aumentando, no será un problema.

Nueva Zelanda: En las antípodas españolas encontramos el que para muchos es el territorio planetario con más atractivos naturales del mundo. Playas vírgenes, volcanes, géisers, glaciares, acantilados infinitos, montañas nevadas todo el año y la cercanía a la siempre atractiva cultura Maori le convierten en uno de esos destinos a los que es obligatorio acudir al menos una vez en la vida.

Cómo disfrutar un viaje de lujo por mucho menos de lo que crees

Quien más quien menos ha soñado alguna vez con disfrutar de unas vacaciones repletas de lujo. Algo que a la mayoría solo nos los impide el tremendo gasto que implicaría cumplir nuestros sueños más imposibles, en cuanto a viajar se refiere.

Quizás por eso, la página de reseñas de viajes y gastronomía por excelencia del momento, Tripadvisor, ha elaborado su particular guía de viajes ‘Lujo por Menos’ en la que pone el acento en los nueve destinos más deseados por sus usuarios y en cómo conseguir acercarse a ese destino de la manera más económicamente posible.

Tanto es así que, según la guía, aquellos viajeros que la consulten encontrarán la manera de reducir los costes de ese viaje soñado entre un 20% y un 50%, en función de distintos parámetros en función de cada uno de estos destinos. Vamos a verlos, uno a uno.

Cuándo es más barato viajar a estos 5 caros destinos

Bali

La conocida como isla de los dioses indonesia es uno de esos destinos con los que muchos sueñan pisar alguna vez en la vida. Según ‘Lujo por menos’, tras analizar distintos cursos y los precios medios de vuelos y hoteles han llegado a la conclusión de que los mejores meses para visitarlo son mayo y junio, consiguiendo para entonces precios que suponen un ahorro respecto a la temporada alta de hasta un 52%, lo que supone un ahorro de más de 200 euros.

Islas Mauricio

La citada guía asegura que los mejores meses para viajar al paraíso africano son los que van de septiembre a enero. En términos económicos, el mejor momento sería septiembre, cuando el ahorro respecto a otros meses de temporada alta se acerca a los 250 euros. Si hablamos de hospedaje, las opciones más económicas se sitúan en el norte y en el oeste de la isla.

Botsuana

Conocido mundialmente por su enclave geográfico, que permite a sus viajeros disfrutar tanto de la fauna del Delta del Okavango como de la aridez del desierto de Kalahari no es un destino barato para los viajeros que pretenden pisarlo saliendo en avión desde Europa. Sin embargo, si viajamos a allí entre abril y octubre encontraremos un descenso en los precios de unos 200 euros.

Nueva York

Otro de esos destinos a los que todo el mundo quiere ir alguna vez en la vida. Con los precios de los hoteles por los aires parece claro que es en marzo cuando estos se relajan más. Según esta información estos caen hasta en un tercio provocando ahorros de más de 100 euros. Lo peor, que la temperatura es impredecible para entonces.

Japón

Uno de los destinos más deseados últimamente por los españoles es Japón. Viajar al lejano oriente no es barato y menos hacerlo a un destino tradicionalmente caro para nosotros. Para conseguir descuentos de lo más interesantes lo mejor es viajar en mayo, cuando el ahorro puede ascender por encima del 20% lo que se traduce en algo más de 50 euros por día.

Cómo conseguir que nuestras vacaciones no sean unas más

Aunque muchos lo califican de placer, para nosotros y otros tantos placer es una necesidad. Desconectar de nuestro día a día, tomar aire fuera de nuestro entorno y abrirnos a conocer y descubrir cómo viven en otros lugares es una experiencia tan bonita como necesaria en esta vida.

A menudo, muchos de los viajeros habituales tienen la sensación de no estar sacando todo el partido posible a sus vacaciones, comparando las de un año y las de otro y viendo cómo a menudo estas se parecen en exceso a las anteriores dadas nuestras costumbres a la hora de viajar.

Algo que podemos evitar siguiendo una serie de recomendaciones encaminadas precisamente a todo lo contrario. Es decir, a conseguir que nuestras vacaciones no sean nunca unas más que recordar en un vetusto álbum de fotos.

Lo primero que debemos hacer si no lo estamos haciendo ya es empezar a cambiar de destinos y tipos de viajes. Aunque lo no crean hay mucha gente que siempre viaja al mismo lugar porque le encanta lo que allí encuentra. Si bien son los menos existen. Sin embargo, hay un perfil muy parecido a este que es el que siempre busca lo mismo. Por ejemplo, zonas de playa, pueblos de montaña o buscar un enclave para realizar la actividad deportiva que le gusta. Si queremos unas experimentar algo distintos necesitaremos vacaciones distintas. Opciones no faltan.

En este sentido es recomendable salir de nuestra zona de confort y buscar aventuras lejos de nuestras fronteras según nuestras posibilidades en las que hallar culturas y tradiciones completamente distintas. No hay nada que nos enriquezca más que aprender cómo viven o piensan en otros sitios en los que se rigen por costumbres muy distintas a las nuestras. Además de abrirnos la mente supone un balón de oxígeno como pocos en nuestro día a día.

Siguiendo esta misma línea es recomendable evitar en la medida de lo posible esos paquetes preparados que nos alejan de los locales y que nos hacen una ruta cerrada sin opción de abrirla ni un poco en aquello que más nos guste. A este respecto nuestra recomendación es moverse sin horarios y sin rumbo fijo por donde prefiramos intentando, en la medida de lo posible, integrarnos con locales. Pocas cosas llenan más un viaje que conocer gente distinta y establecer algún tipo de vínculo con ellos.

Sumérgete en la medida de lo posible en la vida local del destino

Una vez estamos tratando de integrarnos qué mejor que dejarnos llevar e ir a comer donde ellos comen, acudir a los eventos o fiestas que ellos acuden y disfrutar de la agenda cultural local como la mejor forma de inmersión.

Por suerte, todo esto es mucho más fácil desde que existe internet y está lleno de ‘tips’ de locales en los que no falta ningún detalle sobre qué hacen, cuándo lo hacen y cuánto nos puede costar movernos hasta llegar donde se construye la vida local. Si lo conseguimos nuestro viaje habrá dejado de ser uno más.

Consejos para viajar en pareja disfrutando al máximo

Todavía es tiempo de vacaciones y son muchas las parejas de nuevo cuño que aprovechan estas fechas y el buen tiempo habitual de este época para irse unos días a disfrutar de algún sitio nuevo con su ser amado.

Sin embargo, para muchos de ellos, lo que debería ser un motivo de alegría se convierte en una pesadilla. Y es que lo de pasar 24 horas con alguien no es algo para lo que todo el mundo esté preparado a las primeras de cambio.

En busca de esos consejos que la experiencia ha dado a muchos de los viajeros en pareja y que han ido contando vamos a contar aquí algunos de los recopilados para viajar en pareja y no morir en el intento.

Diseñar el viaje juntos

No es buena idea que uno de los dos se encargue del viaje y otro se deje llevar. Diseñar el viaje juntos se antoja como la mejor manera de evitar malentendidos. Y es que es posible que a uno le apetezca hacer una cosa y a otro no, que uno prefiera visitar una cosa que otro no iría y, claro está, tener una actitud moldeable al respecto y ceder en todo aquello que no consideremos imprescindible.

Reservar los hoteles con antelación

Aunque la aventura puede ser genial, para ahorrar disgustos, calentones y discusiones lo mejor es llevar los hoteles reservados con mucha antelación. Lo contrario, ir a buscarlos, puede generar un estrés importante cuando las cosas no salen como pensamos. Es importante que cuando este llega en un viaje nos paremos a pensar y nos dejemos ayudar por la otra parte. De lo contrario, lío a la vista.

Pactar el presupuesto

Salvo que gocéis de una economía de lo más holgada, lo mejor es hablar sobre lo que nos queremos gastar, ponerlo en negro sobre blanco y hacer una previsión de gastos a la hora de dormir, comer, gastar en compras, entrada a museos, etc. Muchas veces el descontrol presupuestario es el inicio de una buena bronca. Y es que cada bolsillo, como cada persona, es un mundo y gastar el dinero de otros es delicado.

Ni impongas tu opinión sobre la suya

Durante el viaje surgirán distintas posibilidades a la hora de decidir cuándo comer, dónde hacerlo, qué ver, a qué hora o si se debe hacer esto y dejar de hacer lo otro, ya que es imposible tenerlo todo bajo control. Igual que es importante tener voz y voto, casi lo es más escuchar a la otra parte, poner todo en una balanza cuando las opiniones sean dispares, y tomar la decisión en consenso.

Evita los reproches

Seguro que, como cuando no viajáis, se producen momento de tensión y oportunidades para reprochar actitudes que consideramos reprobables. En cualquier caso, lo mejor para que la convivencia sea lo más llevadera y el viaje lo mejor posible es evitarlos a toda cosa. Recuerda que estás de viaje, que has ido a disfrutar de tu destino… y también de la compañía de tu pareja.

Inventos que cambiaron la forma de viajar para siempre

Para viajar, en el sentido más estricto de la palabra, hace falta muy poco. Tan solo la capacidad para poder movilizarse y encaminarse hacia un destino.

Sin embargo, a lo largo de la historia de la humanidad han sido muchos los inventos que han servido de ayuda para hacer los viajes mucho más rápidos, sencillos y llevaderos para los aventureros, tal y como vamos a tratar de mostrar en este post.

El primero de la lista, cómo no, es la mochila. Ya sea como mero recipiente portados de objetos o como casa andante en forma de ‘backpack’ lo cierto es que la mochila moderna, producida en masa a finales de los años 30, fue y sigue siendo uno de los movimientos más importantes para los viajeros de todo el mundo.

Ya mucho más reciente ha sido la expansión de la telefonía móvil al principio y más recientemente de la telefonía móvil inteligente. Gracias a estos dispositivos podemos llevar con nosotros guías de viaje, billetes de avión, reservas de hotel, comunicación directa con cualquier persona de origen o destino y hasta un GPS que hace las veces de mapa interactivo, cuando no de cámara de fotos semi profesional.

Volviendo al primer punto, si hablamos de transportar equipaje un cambio que los viajeros hemos agradecido enormemente es el que tiene que ver con la colocación de ruedas en las maletas. Al principio dos y luego cuatro y con movilidad en todas las direcciones han permitido aumentar la capacidad de carga y han impedido dolores y lesiones a distintos niveles.

En cuanto a la forma de pasar la noche uno de los más rudimentarios que sigue teniendo una auténtica legión de seguidores es la tienda de campaña. De todo tipo, forma y capacidad es una de las más económicas y aventureras de todas las que existen. Ahora, montarla y desmontarla es mucho más sencillo de lo que lo fue en los inicios.

Tenía que llegar este punto. El que hace referencia a las compañías aéreas low cost. Si bien a principios del pasado siglo lo de viajar quedaba en manos de ricos, artistas y diplomáticos ahora está ya al alcance de gran parte de la clase media de Occidente. Su existencia ha provocado que se multipliquen por mucho el número de viajeros de todo el mundo.

Previo a este ‘boom’ de aerolíneas low cost llegó la tarjeta de crédito. Ese sistema de pago en plástico que nos permite movernos por todo el mundo sin necesidad de tener que tocar dinero, cambiar divisas o contar cuánto nos queda en el bolsillo. Su aparición ha hecho mucho más sencillo moverse por todo el globo.

A nivel más mundano, pero también muy importante encontramos los adaptadores de viaje. El hecho de que no haya un sistema internacional para cargar los dispositivos y que tantos quebraderos de cabeza provocó durante un tiempo ha pasado a mejor vida gracias a estos económicos aparatitos.

Por último, qué decir de los GPS. Los tediosos y difícilmente interpretables mapas son ya historia. Ahora los sistemas de geolocalización del teléfono o del coche nos llevan donde queremos, por la vía más rápida y/o económica, advirtiéndonos del tráfico y sin posibilidad de pérdida. Viajar así, es más placer aún.

Consejos para viajar seguros a cualquier parte

Viajar es un placer y debe serlo en cualquier circunstancia. Sin embargo, en muchas ocasiones la aventura de cambiar de lugar durante nuestros días de asueto se convierte en un auténtico infierno por muy distintos motivos. Aunque muchos de ellos no están en nuestras manos, otros sí lo están. Vamos a verlo.

El primero de ellos, salvo que un viaje de trabajo nos obligue a ello, sí lo está. Se trata de escoger un destino del que estemos seguros no corremos riesgo de quedar desprotegidos por recalar en una zona de conflicto o peligrosa. Es por eso que, antes de viajar a algún destino exótico es necesario recabar información a través del Ministerio de Exteriores para que nos emitan recomendaciones sobre si es aconsejable hacerlo o no, a qué zonas y en qué tipo desplazamientos. De esta forma reduciremos notablemente los riesgos.

De la misma forma podemos visitar blogs de residentes en el país de destino y revisar las reseñas sobre las distintas zonas de cada ciudad para conocer, de antemano y de cerrar ninguna reserva, si el alojamiento se encuentra en una zona caliente o si lo está en un lugar seguro.

Una vez con esto cerrado, y sea cual sea nuestro destino, es recomendable contratar un seguro de viaje. El precio de este variará en función del destino y del tiempo que pasemos allí. Los destinos más complicados tendrán seguros mayores. Eso sí, cualquier cosa nos pueda suceder, aunque sea visitando Disneyland París y relacionada con vuelos, hoteles o pérdidas de equipaje pueden quedar cubiertas, lo que siempre es una tranquilidad. Por supuesto, las coberturas se amplían hasta el deceso.

En cuanto a los equipajes, lo recomendable es, siempre que viajemos, e independientemente del destino, hacerlo portando todas las cosas de valor tales como móviles, cartera o joyas en el equipaje de mano, ya que este es el único que del que no nos desprenderemos en ningún momento, salvo en el control de seguridad. Añadir candados y rodear de plástico film a las maletas que embarquemos también pueden ayudarnos a sentirnos más protegidos en nuestros viajes.

En relación a lo que tiene que ver con enfermedades, tanto el Ministerio de Exteriores como el de sanidad, en su versión de ‘Sanidad exterior’ nos ofrecerán información detallada sobre si necesitamos vacunarnos o tener un especial cuidado con algún tipo de contagio o animal peligroso en destinos exóticos. Muy recomendable para este tipo de aventuras más extremas.

Por último, y el que más está relacionado con el sentido común es el que nos lleva a recordar que la discreción es siempre un valor añadido en cuanto a seguridad se refiere. De esta forma, ya sea en un país pobre o en el centro de cualquier gran ciudad, no descuidar el bolso, no llevar cosas de mucho valor encima y, si se portan, al estilo de una cámara de fotos o un reloj, no ir exhibiéndolos, nos ayudarán a pasar más desapercibidos para los cacos. Sentido común y no desubicarse serían las claves.

Consejos para disfrutar de un vuelo largo de la mejor forma posible II

Gran parte de los viajes largos, dado que los trayectos son más largos de lo normal, los pasamos viajando. Es por eso que es tan importante poner el acento en todo aquello que nos ayude a que nuestra experiencia durante todo el tiempo que vayamos a pasar dentro del avión sea lo más agradable posible.

Si bien la pasada semana ya advertimos a través de cinco consejos cómo disfrutar de un vuelo largo en avión, ahora vamos a proponer otras cinco pautas que nos ayudarán a hacer lo más llevadero posible nuestro largo viaje en avión:

No te quedes sentado todo el vuelo. Todos los expertos recomiendan estirar las piernas, la espalda y mover el cuello constantemente en forma circular para que nuestro cuerpo no se resienta de tantas horas parado en la misma posición. En cuanto a los ejercicios más habituales, estos son los de levantar los dedos de los pies cuando estemos sentados o hacer círculos con nuestro cuello y andar cada hora y media dos horas por los pasillos tratando de estirar los músculos al máximo.

Las cabinas de los aviones suelen tener un ambiente muy seco, por lo que deberemos aumentar nuestra ingesta de líquidos. Todos los expertos alertan de la importancia de beber más de lo normal durante los vuelos largos. De esta forma, además, aminoraremos las consecuencias del jet lag si nuestro vuelo nos lleva destino a un lugar con un huso horario muy distintos al de nuestra partida. A modo de tip sobre este asunto, lo mejor es, en destino, esperar a que sea de noche para dormir. Así es como mejor se combate el jet lag.

Para disfrutar de un vuelo, además de todo lo dicho anteriormente, es necesario relajarse, descansar, ver películas que nos gusten, leer libros que nos apasionen o escuchar música que nos transmita. Vamos a estar mucho tiempo sin salir del habitáculo y eso nos abre la opción a hacer muchas cosas que de normal no podemos por falta de tiempo libre. Todo lo que nos llene nos hará más agradable nuestro viaje.

Muy relacionado con este punto está el que nos dice que entretenerse es la mejor manera de divertirse y matar el tiempo de espera. Así pues, además de lo citado, si jugamos a algo con nuestro compañero de viaje, ya sea a cartas o a algún juego del teléfono o repasamos anécdotas con él, notaremos que el tiempo pasa mucho más rápido. Entre comida y comida y siesta y siesta hay tiempo para mucho. Mejor hacer estos pasajes lo más divertidos posibles.

Algo que costará más si viajamos solos. Sin embargo, viajar en avión en solitario es una excelente oportunidad para conocer la persona con la que compartimos reposa brazos. En muchos casos las compañías colocan a pasajeros solitarios juntos en los aviones, por lo que si ese es nuestro caso y el de otro viajero amable tendremos la oportunidad de hacer amistades de lo más interesantes. Algo que los viajeros más asiduos ya habrán tenido el placer de experimentar.

Los destinos preferidos de los españoles por rango de edad

Un curioso e interesante estudio realizado a través del portal Trabber.es recientemente, y en el que han tenido en cuenta más de 100.000 visitas, ha servido para configurar el mapa mundi con los destinos turísticos entre los diferentes segmentos de edad de los turistas españoles.

El primero, englobado por los menores de 30 años; el segundo, que va entre los adultos de 30 y 50 años y el tercero, que agrupa a todos los mayores de 50 años. Tomando las búsquedas de los distintos usuarios de esta plataforma, la tabla de destinos más buscados por cada una de estas franjas quedaría de la siguiente manera:

Menores de 30 años:

1. Londres
2. París
3. Madrid
4. Nueva York
5. Barcelona
6. Palma de Mallorca
7. Tenerife
8. Roma
9. Bangkok
10. Sevilla

Adultos de entre 30 y 50 años:

1. Londres
2. Nueva York
3. Tenerife
4. París
5. Madrid
6. Palma de Mallorca
7. Barcelona
8. Lima
9. Roma
10. Las Palmas de Gran Canaria

Mayores de 50 años:

1. Nueva York
2. Palma de Mallorca
3. Tenerife
4. Santiago de Chile
5. Londres
6. Madrid
7. Barcelona
8. París
9. La Habana
10. Roma

Así viajan los españoles por edad

Como datos curiosos, Londres, París y Roma repiten en los tres grupos como destinos ‘top 10’, si bien entre los más jóvenes la capital del Reino Unido aparece como la más requerida, cayendo a la quinta posición en el grupo de los turistas más veteranos.

Por otro lado, en cuanto a destinos nacionales, Madrid y Barcelona también vuelven a repetirse en todos los segmentos de edad, con la capital de España situada en todos los casos más arriba que la catalana. Junto a ellas, Palma de Mallorca y Tenerife también se sitúan en todos los top 10 de búsquedas de los españoles. En este caso, vemos como a medida que la franja de edad va en aumento y ambas van subiendo siendo la sexta y la séptima preferida entre los más jóvenes, la tercera y la sexta en preferencia entre los intermedios y ya segunda y tercera favorita para los de mayor edad.

En cuanto a los destinos más allá del continente europeo, la que que no falla tampoco en ninguna de las tres listas es la conocida vulgarmente como la capital del mundo, Nueva York, siendo la cuarta opción para los más jóvenes, la segunda para la franja de adultos y la primera para los españoles viajeros de más de 50 años.

Otro punto curioso sobre el que vale la pena detenerse es el que habla de los destinos Latinoamericanos de todos los grupos de viajeros españoles analizados. En este capítulo, los Millenials parecen no tener ningún interés al no colocar ni uno solo entre sus diez destinos preferidos. Ya entre los de la Generación X aparece Lima, pero en la octava y antepenúltima posición y entre los hijos del ‘Baby Boom’ cambian las tornas situándose Santiago de Chile en la cuarta posición y La Habana en la novena.

Sin duda, todo un puñado de datos para los amantes del ‘Big Data’ que puede ser de mucha utilidad para las agencias de viajes y sus comerciales. Estos son los datos oficiosos de los viajeros españoles en todos sus rangos de edad.